Los gráficos que explican cómo ha cambiado la población en España tras un año de pandemia
  1. España
primer año que cae desde 2016

Los gráficos que explican cómo ha cambiado la población en España tras un año de pandemia

Es el primer año que cae la población desde 2016: a 1 de enero de 2021 viven en España 47.344.649 personas

placeholder Foto: Las Palmas de Gran Canaria. (EFE)
Las Palmas de Gran Canaria. (EFE)

La población empadronada en España descendió durante 2020 en 106.146 personas, el 0,2%, y se situó a 1 de enero de 2021 en 47.344.649 habitantes, primer año que cae desde 2016, en coincidencia con la pandemia de coronavirus.

Según el padrón continuo difundido este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el descenso de la cifra neta de españoles fue del 0,2%, en 79.815 personas, hasta 41.936.827 en total, mientras que la población extranjera se redujo el 0,5%, en 26.331 personas, hasta 5.407.822.

A 1 de enero de 2020 la población de España era de 47.450.795 habitantes, tras haber ascendido en los cuatro años anteriores especialmente gracias a la inmigración. Del total de habitantes censados este 2021, el 88,6% tiene nacionalidad española y el 11,4%, extranjera (5.407.822). Esta última cifra es una décima menos que en el año anterior y representa el primer retroceso después de tres años al alza.

Las cifras que se publican este martes son un avance provisional. Las definitivas, una vez finalice el procedimiento para su obtención, y tras el informe favorable del Consejo de Empadronamiento, se elevarán al Gobierno antes de fin de año, para su aprobación mediante real decreto, que será publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Así, durante el año 2020 el número neto de españoles se ha reducido en 79.815 personas (un -0,2%) y el de extranjeros ha disminuido en 26.331 (un -0,5%). Entre estos últimos, los pertenecientes a la Unión Europea (UE-27) bajan en 37.870 (un -2,3%), mientras que los no comunitarios crecen en 11.539 personas (un 0,3%).

Por sexos, el 49% del total de inscritos en el padrón son hombres y el 51% mujeres. Entre los españoles hay más mujeres (51,1%), mientras que entre los extranjeros hay más hombres (50,1%). Por lugar de nacimiento, el 84,6% de la población ha nacido en España y el 15,4% en el extranjero. Por nacionalidad, el 94,3% de los españoles ha nacido en España, frente al 9,7% de los extranjeros.

Guadalajara, la que más crece

Las comunidades autónomas más pobladas a 1 de enero de 2021 son Andalucía, Cataluña y Comunidad de Madrid. Por su parte, las que tienen menos población son La Rioja, Cantabria y Comunidad Foral de Navarra.

En el último año, la población empadronada ha disminuido en la mayoría de comunidades autónomas y solo ha aumentado en cinco de ellas. Comunidad de Madrid (34.297 personas menos), Cataluña (23.551 menos) y Castilla y León (13.637 menos) experimentan los mayores descensos de población en términos absolutos entre el 1 de enero de 2020 y el 1 de enero de 2021, mientras que los mayores aumentos de población se producen en Región de Murcia (6.687 personas más), Castilla-La Mancha (2.571 más) y Cantabria (1.403 más).

El INE contabiliza 106.000 personas menos en el año de la pandemia

En términos relativos, los mayores descensos de población se registran, junto con las ciudades autónomas de Melilla (-1,0%) y Ceuta (-0,8%), en Principado de Asturias (-0,7%), Castilla y León (-0,6%), Comunidad de Madrid y Extremadura (ambas con un -0,5%). Por el contrario, Región de Murcia (0,4%) y Cantabria (0,2%) presentan los mayores aumentos.

Sin embargo, los datos disponibles hasta ahora no arrojan ninguna relación con las provincias donde el covid ha dejado una mortalidad más alta. Al menos a nivel de provincia, no se observa una relación fuerte entre la variación de la población y la tasa de mortalidad por coronavirus. Soria, la provincia con peores datos de mortalidad por cada 100.000 habitantes, ha decrecido un -25%, cerca de la media española.

Y en cambio, Zamora, la provincia que más habitantes ha perdido, tiene una tasa de fallecidos por Covid bastante por encima de la media nacional, aunque no es la peor.

La variación de la población, no obstante, se ve afectada por multitud de factores y no solo por la mortalidad de la enfermedad que más muertes ha causado este año. La mortalidad por otras causas, la natalidad o los cambios de residencia de una provincia a otra son los principales factores que alteran estas cifras.

El desplazamiento desde municipios más grandes a otros más pequeños en la región vecina de Madrid podría explicar este incremento, pero para analizar si la pandemia ha causado un éxodo de la ciudad al pueblo habrá que esperar a contar con datos definitivos y más detallados.

La edad media ha aumentado cuatro años

Por edades, el 15,1% de la población tiene menos de 16 años, el 35,5% entre 16 y 44 años, el 29,7% tiene entre 45 y 64, y el 19,7% 65 o más años. Por nacionalidad, las diferencias más acusadas en el porcentaje de edad entre españoles y extranjeros se dan en el grupo de 16 a 44 años. Así, el 33,1% de los españoles se encuentra en este grupo de edad, frente al 53,9% de los extranjeros.

La edad media de la población inscrita en el padrón es de 43,8 años. En lo que va de siglo XXI, la edad media ha aumentado cuatro años. La de los españoles es de 44,7 años y la de los extranjeros de 36,6 años (la de los ciudadanos de países pertenecientes a la Unión Europea es de 38,9 años). Las edades medias más altas entre las nacionalidades predominantes se dan en los ciudadanos británicos (53,6 años), alemanes (49,4) y franceses (42,8). Por el contrario, las más bajas corresponden a los ciudadanos hondureños (30,3 años), pakistaníes (31,2) y marroquíes (31,7).

Británicos y colombianos, extranjeros que más crecen

Los extranjeros inscritos en el Padrón Continuo pertenecientes a la UE-27 suman 1.580.066. Dentro de estos, los más numerosos son los rumanos (639.261), los italianos (256.115) y los búlgaros (117.267). Entre los extranjeros no comunitarios, destacan los ciudadanos marroquíes (869.661), los colombianos (290.053) y los británicos (280.022).

Entre las principales nacionalidades, los mayores aumentos durante 2020 se dan entre los ciudadanos de Reino Unido (17.137 más), Colombia (17.003 más) y Venezuela (8.505 más) y los mayores descensos, entre los de Rumanía (-28.117), Bolivia (-7.944) y Ecuador (-7.771).

En términos relativos, y entre las nacionalidades con mayor número de extranjeros, los mayores incrementos de población se registran entre los ciudadanos de Reino Unido (6,5%), Colombia (6,2%) y Honduras (5,7%). Por su parte, Bolivia (-8,6%), Ecuador (-5,9%) y Rumanía (-4,2%) presentan los mayores descensos.

Por grupos de países, los más numerosos son los ciudadanos de la UE-27, que representan el 29,2% del total de extranjeros. Le siguen los de África (22,1%).

Pandemia Población Coronavirus