La carrera por vacunar acelera para aplacar el envite de la cuarta ola
  1. España
Coronavirus: datos de la semana

La carrera por vacunar acelera para aplacar el envite de la cuarta ola

La última semana se pusieron más de dos millones de vacunas, pero la incidencia del virus continúa creciendo en España

placeholder Foto: Imagen: El Confidencial.
Imagen: El Confidencial.

Queda cada vez menos para que el número de personas inmunizadas contra el coronavirus en España (3,2 millones) supere la cifra oficial de contagiados desde que empezó la pandemia. En los próximos días, veremos cómo esto sucede, pero no cantemos victoria: aunque no deja de ser positivo, este cálculo no es muy preciso. En realidad, ha habido bastantes más contagios que los 3,4 millones que figuran en los informes diarios de Sanidad porque, especialmente durante la primera ola, la capacidad diagnóstica fue escasa.

Hasta el 11 de mayo de 2020, España contabilizaba 227.436 contagios, un 0,5% de la población, mientras que el primer informe de seroprevalencia elevó este porcentaje al 5% para esas fechas, por lo que solo hasta entonces habría ya más de dos millones de españoles que lo habían pasado. Así, la cifra real de infectados en total estaría ahora más cerca de los seis millones que de los 3,4 que figuran en los informes de Sanidad.

La Unión Europea apuesta por Pfizer para garantizar el calendario de vacunación

No obstante, la cantidad de personas que ya han recibido al menos una de las dos dosis de las vacunas disponibles, 11,8 millones, sí supera con creces tanto la cifra oficial de casos como la estimada (más real) a partir de los datos de seroprevalencia.

El ritmo de vacunación ha visto su mayor incremento esta última semana, cuando se superaron los dos millones de pinchazos. De media, España está vacunando a más de 290.000 personas cada día, como muestra el gráfico de portada de El Confidencial. Desde que se inició la vacunación, la tendencia a nivel nacional ha ido siempre al alza. En el último mes, solo la suspensión temporal de AstraZeneca y la Semana Santa han frenado ligeramente el número de dosis semanales.

Aunque el último revés de Janssen en las previsiones podría poner en jaque los objetivos planteados por el Gobierno, los últimos datos de esta semana apuntan que el ritmo actual al menos se mantendrá e incluso podría mejorar, aunque el incremento respecto a la anterior quede por debajo de lo deseable. Hasta el miércoles, esta semana se han puesto cerca de 33.000 vacunas más que en el mismo periodo de la semana anterior. El adelanto de la llegada de vacunas de Pfizer-BioNTech en el segundo trimestre debe ayudar a mantener el ritmo.

Foto: Una caja con viales de la vacuna contra el covid-19 de Janssen. (EFE)

Por edades, en España, ya el 97,3% de los mayores de 80 años ha recibido al menos una dosis y un 56,1% ha completado la pauta de vacunación. En Andalucía, este porcentaje alcanza ya el 68,5%, y en Extremadura y Murcia, está cerca del 67%. La tasa de población inmunizada de 70 a 79 años, el segundo grupo de edad más vulnerable tras los mayores de 80, continúa siendo escasa en pleno auge de contagios: solo un 3,1% ha recibido dos dosis. Elevar el ritmo de vacunación en esta franja es prioritario para aminorar el envite mortal de la cuarta ola.

Tras tocar suelo de la tercera ola a mediados de marzo con una incidencia a 14 días de 127,8 casos por 100.000 habitantes, España no ha parado de acumular más incidencia. A diferencia de la tercera ola, cuando la tendencia de crecimiento fue generalizada entre todas las regiones, esta ya conocida como cuarta ola presenta una distribución dispar.

El último informe de Sanidad sitúa Navarra como la región con peores datos de incidencia en la Península, con 436 casos por cada 100.000 habitantes. La siguen País Vasco y Madrid, en ese orden, ambas por encima de los 300 casos. Precisamente la ministra de Sanidad, Carolina Darias, se marcaba ese límite como objetivo a no sobrepasar en la cuarta ola a nivel nacional.

La incidencia de España superó esta semana los 200 casos por cada 100.000 habitantes, aunque los incrementos en los últimos días son menos pronunciados, lo que apunta que la tendencia al alza de contagios podría estar comenzando a frenar. La incidencia en las comunidades autónomas con peores datos crece, pero a un ritmo menos alarmante del que se ha visto en otras ocasiones. La Comunidad Valenciana se mantiene como la única con menos de 50 casos por cada 100.000 habitantes.

Vacunación Coronavirus Pandemia
El redactor recomienda