Los MIR que no se presentan este año: "No merece la pena especializarse así"
  1. España
MENOS ROTACIONES, PEOR FORMACIÓN

Los MIR que no se presentan este año: "No merece la pena especializarse así"

Aspirantes al examen lo posponen para cuando la pandemia acabe tras ver cómo ha empeorado el sistema de formación con sus colegas este año

placeholder Foto: Manifestación de los MIR el pasado verano. (EFE)
Manifestación de los MIR el pasado verano. (EFE)

María se iba a presentar este año al examen MIR para conseguir, por fin, la plaza como doctora comunitaria que se le escapó el pasado enero. Pero a medida que se acerca el examen, tiene más claro que esta convocatoria tampoco será la suya. "Mis compañeros que sí cogieron plaza están perdiendo mucha formación porque solo están haciendo covid. Además la medicina de familia ha desaparecido completamente", cuenta al teléfono esta doctora murciana de 27 años. "No sé qué haré, pero desde luego no estoy estudiando y me estoy planteando irme al extranjero".

El caso de María no es aislado: la experiencia de los residentes a los que les ha tocado hacer su especialidad en medio de la pandemia está contagiando a los aspirantes, que se replantean si 2021 es un buen año para iniciar su formación en hospitales o centros de salud.

"La base del MIR (médico interno residente) es que vas rotando por los distintos departamentos para aprender de todas las áreas de tu especialidad. Pero esto ahora ha saltado por los aires y ya no tiene sentido", cuenta David, otro aspirante de 25 años de Andalucía que también pospondrá su examen para 2022 porque las cuentas no le salen. "Si hago el examen este año, que cae en marzo, me incorporaría en junio. Y aun siendo optimistas y suponiendo que en noviembre llegamos a un 70% u 80% de población vacunada, todos esos meses ya los he perdido".

Foto: Dos técnicos de ambulancias trasladan a un paciente en el Hospital del Mar de Barcelona. (EFE)

Sea cual sea la especialidad elegida, a lo largo de 4 o 5 años un MIR pasa por distintos departamentos en periodos de dos semanas a un mes para aprender cómo funcionan. Pero con la llegada de la pandemia, muchas de estas rotaciones se cancelaron para atender únicamente casos de covid. "Nos ha afectado a todos, todo el mundo ha perdido formación este año y es especialmente grave para las habilidades prácticas: no puedes aprender a operar un apéndice con un libro, la experiencia en medicina es fundamental", denuncia Kike Cunyat, portavoz en la Comunidad Valenciana de AME -Asociación Mir España- y residente de tercer año en el hospital Doctor Peset.

"No puedes aprender a operar un apéndice con un libro, la experiencia es fundamental"

La falta de rotaciones es especialmente grave en especialidades como la traumatología. "Hay muchas partes que tienen que aprender a operar, muchas rotaciones. Pero si te destinan a covid, por ejemplo, un mes puede que pierdas dos rotaciones. Y si hablásemos de un solo mes no sería tan grave, pero llevamos así desde marzo", explica Cunyat, que ha perdido tres meses de consultas externas de su especialidad, endocrinología, que suponen el 90% de la actividad de este servicio. "Los que están mandando al hospital Zendal, por ejemplo, están interrumpiendo todas estas rotaciones y solo aprenden covid, que no es complejo de tratar con lo que ya se sabe".

También los ginecólogos de Valencia, por ejemplo, están estos días perdiendo la rotación que les corresponde en los paritorios porque los han movido a la planta de covid. "Están quitando formación para cubrir puestos estructurales. Y encima no nos consideran como tal, sino como alumnos en prácticas", añade el especialista en formación.

Se da la circunstancia de que ahora mismo hay médicos que todavía no se han sacado la especialidad ganando bastante más que un MIR, que al menos la está cursando. En septiembre, el Gobierno dio permiso a las comunidades para contratar a médicos que se hubiesen quedado sin plaza o a extracomunitarios que estén tramitando la convalidación del título como médicos adjuntos.

"Si no puedo tener la formación y el salario encima es menor que lo que ganaría en cualquier otro sitio, porque es poco más que el salario mínimo, no me compensa. Prefiero ponerme a trabajar de cualquier cosa", explica David. "Además, sé de muchos compañeros que se han contagiado porque no los tratan bien: están amontonados, en habitaciones de descanso sin ventilar… Es la suma de muchos factores".

"Te sacan de tu formación para llevarte a 1ª línea, con más guardias, horas y responsabilidad"

"Te sacan de tu formación para llevarte a primera línea, con más guardias, más horas, más responsabilidad y sin nada que compense", considera María, uno de esos casos que no cogió plaza este año pero que sí está trabajando como doctora en el servicio de urgencias extrahospitalarias en un hospital de Murcia por la falta de médicos.

Tutores ocupados o contagiados

Los MIR fueron a la huelga el julio pasado precisamente para denunciar alguna de estas cuestiones y por convertirse en una parte estructural de muchos hospitales a pesar de sus condiciones precarias. En Madrid, por ejemplo, representan el 37% de la plantilla de los hospitales.

"Todo son consultas telefónicas, así que te sientas al lado de tu tutor a escuchar y poco más"

Claudia, doctora de Yecla de 25 años, está actualmente haciendo su primer año de residencia en un centro de salud. "Desde que empecé en octubre he visto más bien poco, porque todo son consultas telefónicas así que te sientas al lado de tu tutor a escuchar y poco más", explica. "Además, hay patologías que prácticamente no estamos viendo porque no se están pudiendo atender. No vemos diabetes, hipertensión...".

Normalmente el examen para acceder al MIR se celebra el último fin de semana de enero o el primero de febrero, pero la actual situación lo ha postergado hasta finales de marzo. Por eso, previsiblemente los 7.989 médicos que lo aprueben este año se incorporarán a las plantillas en junio. "Eso es una putada, porque es cuando los adjuntos cogen vacaciones. Si empiezas así, estás perdido", dice María, que ha decidido seguir formándose con cursos por su cuenta.

placeholder Los MIR llevan meses pidiendo un convenio propio. (EFE)
Los MIR llevan meses pidiendo un convenio propio. (EFE)

Además, según explican quienes están haciendo el MIR de año, la saturación hospitalaria también está afectando a sus tutores: muchos son derivados a otros departamentos, no tienen tiempo para tutorizarles o directamente han estado de baja por contagios. Tampoco los 'resis mayores', quienes tradicionalmente se encargan de enseñar a los residentes de primer año cómo funciona un hospital, están pudiendo dedicarse a esta labor. "Yo a mi resi de primer año apenas lo conozco porque le han mandado a medicina interna y yo ahora estoy en consultas externas", confirma Cunyat.

El sistema MIR, que es obligatorio para especializarse en la sanidad pública desde 1984, es un caso excepcional dentro del sistema sanitario español. Si bien la relación de los MIR es laboral, su trabajo tiene un carácter formativo, por lo que, en teoría, deben ser supervisados por un profesional a medida que adquieren cada vez mayores responsabilidades, pero esto no se está cumpliendo con la pandemia.

"Los tutores de los MIR no pueden estar tan pendientes de ayudarlos en su formación por la saturación del sistema", denunciaba otro aspirante a MIR en una carta abierta publicada en varios portales sanitarios. "Viendo todo este panorama y que lo que predomina es el egoísmo por parte de la población y la desidia y la mala fe por parte de unas administraciones que nos quieren sumisos y explotados, considero que lo mejor es pensar en uno mismo y en los míos, ser egoísta y empezar la residencia en mayo de 2022, cuando la situación pandémica ya esté teóricamente más controlada. ¿Que faltan médicos? No es mi problema. Haberlos tratado mejor y no se habrían ido", continúa.

"¿Que faltan médicos? No es mi problema. Haberlos tratado mejor y no se habrían ido"

Pero lo más grave, dicen los MIR y aspirantes a serlo, es que todo lo que se está dejando de lado por el covid está generando un tapón para el que no habrá ni manos ni médicos con una óptima formación para hacerle frente cuando llegue el momento. "Las listas de espera están aumentando muchísimo y van a hacer falta muchísimos más médicos y bien formados, pero vamos a tener residentes que no lo van a estar".

La solución no es fácil para los cerca de 28.000 médicos en este programa que hay ahora mismo en España ni, previsiblemente, para los que entrarán en los próximos meses. Son tantas las rotaciones perdidas en algunos casos que, sobre todo en los últimos años, no tendrán tiempo de recuperarlas en otros huecos antes de graduarse. Además, no todo el mundo está dispuesto a alargar esos meses cuando acaben oficialmente, si es que el covid ya no sigue presente. "En mi hospital, por ejemplo, hay mucha división: algunos quieren acabar en plazo para ser reconocidos cuanto antes y otros no quieren tener la responsabilidad de un especialista sin esas carencias en la formación. Por eso creo que habrá que individualizar cada caso", apunta Cunyat. "Además, ampliarlo sin más no es una opción porque muchos llevan ya en precario cuatro años y la gente ni puede ni quiere seguir así".

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Pandemia Médicos
El redactor recomienda