Moncloa alerta de que la normalidad no se retomará hasta el fin de semana por el hielo
  1. España
BORRASCA FILOMENA

Moncloa alerta de que la normalidad no se retomará hasta el fin de semana por el hielo

"Costará recuperar la normalidad", advierten desde el Gobierno, porque "quedan días complicados hasta que amaine la ola de frío que azotará esta semana". Se mantiene la alerta

placeholder Foto: La nieve que deja a su paso la borrasca Filomena en las calles de Zaragoza. (EFE)
La nieve que deja a su paso la borrasca Filomena en las calles de Zaragoza. (EFE)

De la nieve al hielo, con temperaturas bajo cero en numerosas provincias durante los próximos días. El Gobierno prevé que la normalidad en los lugares más afectados por el temporal no se pueda retomar hasta el fin de semana, cuando amaine la ola de frío. En estos momentos, la prioridad son las infraestructuras críticas, servicios esenciales y suministro de bienes básicos, que se están tratando de seguir asegurando con el desembolsamiento de camiones ―800 de un total de 1.300 desde ayer―, la recuperación de la actividad del transporte aéreo y ferroviario, previsiblemente a partir de esta tarde, y el despeje de los accesos a centros hospitalarios, de distribución de alimentación ―como Mercamadrid―, de infraestructuras eléctricas o de correos y telégrafos. Pese a ello, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha reconocido este mediodía que "costará recuperar la normalidad" porque "quedan días complicados hasta que amaine la ola de frío que azotará esta semana".

Este lunes se inició la primera jornada de frío intenso, con temperaturas hasta 11 bajo cero en varias provincias. La previsión para mañana es que estas temperaturas lleguen a alcanzar los 13 bajo cero. "Tenemos días difíciles por delante, donde el Sistema Nacional de Protección Civil está alerta", ha reiterado Grande-Marlaska, en rueda de prensa junto a los ministros de Defensa y Transportes, Margarita Robles y José Luis Ábalos, al término de la reunión del Comité Estatal de Coordinación y Dirección del sistema nacional de Protección Civil (CECOD) presidido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Foto: Estación de Sol nevada. (Sergio Beleña)

Desde este domingo se han comenzado a organizar convoyes para asegurar el abastecimiento de las vacunas contra el coronavirus, medicamentos y alimentos. Convoyes guiados por las fuerzas de seguridad y la Unidad Militar de Emergencias (UME) centrados en el suministro de productos esenciales en las provincias afectadas, iniciando así el "desembolsamiento de camiones" que permanecían retenidos en áreas de servicio por el temporal. De los 13.000 camiones retenidos, 8.000 ya han podido reanudar su marcha, mientras que los cargamentos de vacunas que tenían prevista su llegada esta pasada madrugada ―un total de 350.000 dosis― lo han hecho con normalidad en los aeropuertos de Vitoria y Barcelona para posteriormente distribuirlos por carretera con la ayuda de las fuerzas de seguridad.

"La situación se está complicando por las capas de hielo", ha advertido la Margarita Robles para insistir en los riesgos que implica la utilización del transporte particular que se desaconseja para cualquier actividad que sea mínimamente evitable. Un total de 138 carreteras siguen cortadas ―en su práctica totalidad secundarias― y en más de 320 es necesario el uso de cadenas. Asimismo, persisten los cortes de luz en una decena de zonas.

Ante esta situación, el ministro Ábalos ha informado que todos los dispositivos de emergencia "se mantienen en la misma situación de alerta" ante la ola de frío intenso y nieve que dejará paso al hielo, con el objetivo prioritario de garantizar el abastecimiento y asegurar el suministro de bienes esenciales y el funcionamiento de infraestructuras críticas. Los ejes de transporte que todavía permanecen cerrados se irán abriendo de forma paulatina, así, esta mañana, han comenzado ya a despegar los primeros vuelos de Barajas y se han restablecido algunas líneas de Cercanías.

El hielo, según ha abundado el responsable de Transportes, "es un elemento de riesgo para la movilidad incluso mayor que la propia nieve". Las llamadas a la precaución y la prudencia siguen repitiéndose ante una situación que permanece complicada. "Filomena ha barrido una buena parte de España con una fiereza inusitada y es la antesala de una ola de frío intenso", se avanzaba ya desde el Gobierno el pasado sábado, calificando esta borrasca de "la mayor en décadas y una magnitud que supera cualquier registro histórico conocido".

placeholder Operarios trabajan para retirar nieve y mejorar la circulación en la Puerta del Sol en Madrid, este sábado. (EFE)
Operarios trabajan para retirar nieve y mejorar la circulación en la Puerta del Sol en Madrid, este sábado. (EFE)

El Gobierno estudia ya ayudas para paliar los daños. La posibilidad de pedir la declaración de zona catastrófica para la capital ha producido un choque entre la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid con el Ejecutivo, que si bien no lo descarta se defiende que para tomar esta decisión “hace falta tener una dimensión real del impacto de los daños, qué se ha visto afectado y cómo se han producido esos daños”. Así lo afirmaba este lunes el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, menos de 24 horas después de que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, considerase que “no hay daños importantes a bienes públicos ni privados” que justificasen la declaración de Madrid como zona catastrófica.

El responsable de Transportes ha aprovechado su intervención para que las consecuencias de este fenómeno metereológico, sin precedentes desde mediados del siglo pasado, conlleven una enseñanza para el futuro: "Que las administraciones se doten de más recursos para atender estas emergencias extraordinarias". La titular de Defensa, por su parte, ha criticado la utilización política de los efectos causados por este temporal, algo que tildó de inaceptable, por lo que animó a que todas las administraciones "trabajen conjuntamente, unidas, sin hacer una utilización política con finalidad partidista".

Nieve Temporal
El redactor recomienda