Los que se vacunen de covid-19 tendrán un certificado de vacunación
  1. España
CON INFORMACIÓN DE LA DOSIS

Los que se vacunen de covid-19 tendrán un certificado de vacunación

Existirán 50 puntos de vacunación distribuidos por todo el país y la estrategia hace hincapié en que se producirán actualizaciones periódicas sobre el suministro de vacunas disponibles

placeholder Foto: Existirá un certificado de vacunación específico. (EFE)
Existirá un certificado de vacunación específico. (EFE)

Las personas vacunadas de coronavirus tendrán acceso a una "tarjeta o certificado" de vacunación que incluirá sus datos de identificación, así como información del fármaco administrado. Así, consta en la 'Estrategia de vacunación frente a covid-19 en España', disponible en la web del Ministerio de Sanidad, que indica que "es importante asegurar" que todas las personas vacunadas tengan acceso a esa tarjeta o certificado.

Además de los datos de identificación de la persona vacunada, esa tarjeta incluirá el tipo de vacuna administrada y el número de lote, así como la fecha de administración de la primera dosis y la de la segunda, si procede. También deberá recoger el modo de contacto para consulta con el paciente en caso de sospecha de reacción adversa al fármaco. Cuando sea posible, indica el documento, la comunidad autónoma emitirá la tarjeta de forma automática y cuando no lo sea, se buscarán otras alternativas.

Foto: Una vacuna en una imagen de archivo. (Reuters)

La estrategia también recuerda que en las fases iniciales de la campaña el número de dosis será muy limitado y con vacunas que precisan condiciones de almacenamiento no disponibles en los centros de vacunación, como por ejemplo el almacenamiento a -80º, en el caso de la vacuna de Biotech/Pfizer. Por ello, según el documento, deberá establecerse un procedimiento de vacunación con cita confirmada -"vacunación nominal"-, incluso cuando tenga lugar en entornos cerrados, como por ejemplo residencias, "de manera que se garantice que no se deteriora ninguna dosis".

En el caso de centros donde se desplacen equipos de vacunación, la estrategia estima "conveniente" establecer procedimientos específicos para facilitar la vacunación de aquellas personas que inicialmente no hubiesen concertado cita o que se hubiesen incorporado al centro con posterioridad. Este procedimiento de vacunación con cita confirmada deberá mantenerse "al menos mientras persistan las condiciones de almacenamiento independientemente de la disponibilidad de dosis".

El documento señala que la comunicación y coordinación entre las autoridades y las farmacéuticas es "esencial" para que la distribución de las dosis sea de forma "eficaz y ordenada", con lo que es necesario establecer flujos de comunicación "claros y previamente definidos". Así, las farmacéuticas comunicarán a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) y al Ministerio de Sanidad las dosis disponibles a medida que se autorizan los distintos tipos de vacuna.

El Ministerio hace una propuesta de asignación de dosis, que se acordará en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y las comunidades se pondrán en contacto con las compañías farmacéuticas para informarles de los distintos puntos de distribución. Existirán 50 puntos de vacunación distribuidos por todo el país. La estrategia hace hincapié en que se producirán actualizaciones periódicas sobre el suministro de vacunas disponibles y las asignaciones específicas de vacunas a las distintas comunidades.

placeholder El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)
El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)

Registro para los que no se vacunen

Además, según anunció la semana pasada el ministro de Sanidad, Salvador Illa, una vez aprobada esta vacuna se va a comenzar a administrar en España el próximo domingo 27 de diciembre. En la primera etapa se ofrecerá la vacunación de manera priorizada a los residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en residencias de personas mayores y de atención a grandes dependientes.

Posteriormente, se vacunará al personal de primera línea en el ámbito sanitario y sociosanitario; al resto de profesionales sanitarios y sociosanitario; y personas consideradas como grandes dependientes (grado III de dependencia, es decir, con necesidad de intensas medidas de apoyo) que no estén actualmente institucionalizadas.

De igual manera, la vacuna contra el coronavirus va a ser voluntaria, si bien se van a registrar, en el Registro de Vacunación, a las personas que se nieguen a ponérsela con el fin de conocer las posibles razones de reticencia en diferentes grupos de población.

Coronavirus Vacunación Ministerio de Sanidad
El redactor recomienda