Las CCAA podrán limitar los viajes de las familias en Navidad y reducir las reuniones
  1. España
empeora la situación

Las CCAA podrán limitar los viajes de las familias en Navidad y reducir las reuniones

Los últimos datos han llevado al Gobierno a plantear un endurecimiento de las medidas para evitar un repunte en los contagios y así lo ha acordado con las CCAA en el Consejo Interterritorial

Foto: El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)
El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)

El empeoramiento de la situación en los últimos días ha llevado al Gobierno a enmendar el plan que aprobó hace dos semanas y endurecer las restricciones para Navidad. El Ministerio de Sanidad ha propuesto este miércoles a las comunidades autónomas modificar las medidas adoptadas hace dos semanas con el objetivo de evitar un aumento de los contagios durante esas fechas. Así, ha acordado con las regiones que puedan ampliar las limitaciones en algunos ámbitos, entre ellos que puedan prohibir los viajes para ver a familiares o allegados.

Ya en la mañana de este miércoles el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, abrió la puerta a esa posibilidad en su intervención en la sesión de control. "Si hay que endurecer el plan de Navidad no les quepa duda de que el Gobierno de España propondrá a los gobiernos autonómicos endurecer ese plan de Navidad. Porque no podemos relajarnos, no podemos bajar la guardia", dijo desde la tribuna del Congreso.

Las palabras del mandatario no fueron improvisadas. El Ministerio de Sanidad redactó una propuesta que ha presentado finalmente a las comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS). Ese documento, que ha sido aprobado, da poder a las autonomías para que endurezcan las cuatro medidas adoptadas para Navidad (los cierres perimetrales, la limitación del número de personas en las reuniones, el toque de queda y los eventos multitudinarios) dependiendo de su situación epidemiológica.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el vicepresidente regional, Ignacio Aguado. (EFE)

La propuesta que ha salido adelante (necesitaba el voto favorable de la mayoría de las comunidades y ciudades autónomas), da potestad a los Gobiernos autonómicos para llegar a prohibir los viajes para reunirse con familiares o allegados entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, periodo de tiempo en el que las comunidades están obligadas a establecer un cierre perimetral de sus territorios. También pueden rebajar el límite de 10 personas en las reuniones a seis y adelantar el toque de queda, que el acuerdo del 2 de diciembre fijó a las 01:30 h.

En los últimos días, la situación ha empeorado. Los contagios están aumentando en algunas comunidades y la incidencia acumulada (casos por 100.000 habitantes) a 14 días a nivel nacional lleva cuatro días seguidos subiendo, después de un mes de bajada. Sanidad ha notificado este miércoles 11.078 casos y 195 muertes con una incidencia por encima de 200.

"Se mantiene el plan de Navidad que acordamos conjuntamente. Pero a la vista de la evolución de la pandemia, se ha permitido ser más estrictos a quienes lo consideren oportuno. Se mantiene el plan, pero quienes tengan que ser más estrictos lo pueden hacer con el acuerdo adoptado", ha expuesto el titular del ramo, Salvador Illa, en rueda de prensa, que ha vinculado el empeoramiento a la relajación de las medidas en las últimas semanas.

Las CCAA, dispuestas

Algunas comunidades ya se habían ido pronunciando a lo largo de la mañana sobre la posibilidad de endurecer las medidas ante la evolución de la epidemia en los últimos días. El 'vicepresident' en funciones catalán, Pere Aragonès, ha asegurado esta mañana que a su ejecutivo no le "temblará el pulso" si hay que "dar un paso atrás". Además, el Govern ha pospuesto el rereso a las aulas tras el Día de Reyes al 11 de enero en lugar del 8 para separarlo un poco más de las fiestas. En la Comunidad de Madrid se ha avanzado que el próximo viernes se anunciarán nuevas medidas sobre movilidad en algunas zonas básicas de salud.

El Gobierno extremeño ha abierto también la puerta a revocar su plan navideño, que se inició esta misma semana, si la incidencia acumulada superara los 250 contagios por cada 100.000 personas en la región. Esto implicaría que el toque de queda volviera a medianoche sin excepción y que las reuniones pasaran a un máximo de seis. En la región vecina, Andalucía, el consejero del ramo, Jesús Aguirre, ha transmitido que no han percibido un impacto negativo en las últimas fechas, pero que tomarán medidas "si las cifras se alteran más de la cuenta".

En la Comunitat Valenciana, la vicepresidenta, Mónica Oltra, ha defendido más restricciones y ha pedido "hacer un último esfuerzo antes de la vacuna". Murcia, por su parte, ha dejado la puerta a nuevas restricciones, aunque esperan que "no haga falta". Algo similar ha comunicado el lehendakari, Íñigo Urkullu, que ha apuntado que "todo está en revisión" y en Galicia se recomienda que los encuentros familiares solo incluyan una única unidad familiar. La Rioja ha ampliado su cierre perimetral hasta el 15 de enero, aunque autorizará los desplazamientos fuera de la región entre el 23 y el 26 de diciembre y el 30 de diciembre y el 2 de enero para las reuniones de familiares y allegados.

Test de antígeno y de autodiagnóstico

Illa también se ha pronunciado sobre dos temas relativos a la realización de los test de coronavirus. El Consejo se ha pronunciado en contra de que se receten test de autodiagnóstico de anticuerpos argumentando que el covid es una enfermedad de la que es obligatorio comunicar su positivo. El ministro ha justificado que no se prescriban estas pruebas, que se venden en farmacias, porque "pueden llevar a engaño" y porque son de "difícil interpretación".

No ha abordado el foro la posibilidad de que se realicen test de antígeno en las farmacias, una iniciativa que han trasladado hasta el momento Madrid y Murcia, según ha señalado Illa, que ha explicado que esta semana no se ha debatido en el CISNS, pero que han mantenido reuniones bilaterales con estas regiones para estudiar los planes propuestos. "Algunas pueden encajar, pero no hay una decisión final al respecto", ha asegurado el titular de Sanidad, que ha incidido en que "debemos tener cuidado con estos planes" porque la estrategia de diagnóstico nacional "funciona bien".

El Gobierno madrileño lleva semanas abogando por la realización de estos test de antígeno en las farmacias, asegurando que permitiría acercarse más a los ciudadanos,

Coronavirus
El redactor recomienda