Más allá del covid: así cambió la mortalidad en la primera ola
  1. España
covid-19: LOS DATOS DE LA SEMANA

Más allá del covid: así cambió la mortalidad en la primera ola

Hubo más fallecidos por diabetes o hipertensión, pero menos por accidente de tráfico o suicidio

placeholder Foto: Imagen: El Confidencial Diseño.
Imagen: El Confidencial Diseño.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó este jueves un avance de la estadística de defunciones según la causa de muerte. En circunstancias normales, no habríamos conocido esta información hasta finales del próximo año, pero dada la situación y el interés informativo provocado por el coronavirus, el organismo ha acelerado la recopilación de los datos de los cinco primeros meses de 2020 para arrojar luz a las consecuencias de la pandemia. Hay que señalar que son datos provisionales, pero no se espera que varíen mucho cuando se publiquen los definitivos.

En los cinco primeros meses del año murieron 231.014 personas, 43.537 más que en el mismo período del año anterior. Aunque la primera muerte por covid-19 se produjo en febrero, no se conoció hasta marzo, por lo que el INE no recoge fallecimientos por esa enfermedad en los dos primeros meses del año.

El INE suma 18.557 fallecidos más entre marzo y abril a las cifras de Sanidad

Según la información procedente de los certificados de defunción, el INE contabiliza entre marzo y mayo 32.652 fallecimientos por covid-19 y otros 13.032 por covid-19 sospechoso, según la clasificación de la Organización Mundial de la Salud. La cifra de muertes por coronavirus hasta mayo sería de 45.684 personas. Esa cifra supone el 96,9% del exceso de mortalidad detectado en esos tres meses (el 69,3% si solo se tienen en cuenta las muertes con covid-19 confirmadas).

Además, hay contabilizadas otras 4.218 muertes en las que el covid-19 no fue la causa principal, pero sí un factor de comorbilidad. La cifra total de muertes directa e indirectamente causadas por la pandemia podría ser de 50.000, muy por encima de los 28.985 que contabiliza el Ministerio de Sanidad en sus estadísticas para el periodo analizado.

"Yo sería mucho más precavido", dijo el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, sobre la cifra de muertes sospechosas publicada por el INE. "Es verdad que algunos de ellos habrán fallecido por coronavirus aunque no se hayan identificado. Posiblemente una parte importante, no tenemos seguridad. Pero también es posible que unos cuantos de ellos hayan fallecido por otras razones".

Así cambió la mortalidad

Pero más allá de las muertes provocadas por coronavirus, el grupo de enfermedades infecciosas, en el que se incluye la covid-19, no es el único cuya mortalidad ha visto un incremento respecto a los cinco años previos desde marzo hasta mayo. Entre las enfermedades que más defunciones han provocado respecto a lo habitual se encuentran las también las endocrinas, nutricionales y metabólicas (+32%), las del sistema genitourinario (+21,6%) y las del sistema nervioso (+18,6%). Y otras causas de mortalidad, en cambio, han descendido, especialmente las externas (-17,5%) y aquellas ocurridas en periodo perinatal (-42%).

Las cifras del INE permiten llegar a un nivel mayor de detalle. Teniendo en cuenta las enfermedades que provocan mayor número de muertes en nuestro país, la diabetes mellitus ha sido el principal motivo de defunción para 3.264 personas: un 34% más que en el mismo periodo del año pasado. El coronavirus, no obstante, ha podido estar presente como factor indirecto. También han crecido los fallecimientos por hipertensión, otra de las patologías que, junto a la diabetes, se han considerado de mayor riesgo cuando además se desarrollaba el covid-19.

La siguiente tabla muestra el detalle de la variación de todas las causas de muerte que provocaron al menos 100 fallecimientos durante el periodo analizado. Como era de esperar, las víctimas mortales de accidentes de tráfico se redujeron cerca de un 60% entre marzo y mayo, cuando todo el país estaba confinado. También durante esos meses descendieron las muertes por paro cardíaco (-29%), por septicemia (-25%) o los suicidios (-20%).

Más de un tercio, fuera de los hospitales

Los datos publicados por el INE permiten también conocer dónde se produjo cada fallecimiento: en hospitales, domicilios particulares, residencias sociosanitarias u otros. De las 45.684 muertes con covid-19 confirmado o sospechoso, 17.240 (un 37,7%) se produjeron fuera de centros hospitalarios, lo que da una idea de la saturación que sufrieron los hospitales en primavera. Hay diferencias notables entre comunidades. En Navarra, más del 50% de las muertes entre y marzo y mayo no fueron en hospitales. En el extremo opuesto están Canarias y Baleares, que no llegaron al 20%.

La proporción de muertes fuera de hospitales es mucho mayor si solo se tienen en cuenta las muertes sospechosas: el 69,6% se produjeron fuera de los hospitales. La mayoría en las residencias: 7.082 muertes, un 54,3%.

La cifra total de muertos en residencias en la primera ola, con diagnóstico confirmado y sin él, es de 13.746. Ese número no recoge a los ancianos que fueron trasladados y que murieron en los hospitales. Aún hoy, el Gobierno no ha publicado oficialmente datos sobre muertos de residentes en centros sociosanitarios. El 8 de mayo comunicó al Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) que habían fallecido 17.231 residentes, según la correspondencia entre Sanidad y ese organismo a la que tuvo acceso El Confidencial. Un recuento elaborado por la Secretaría de Estado de Derechos Sociales elevó la cifra a 20.268 hasta el 23 de junio, según publicó 'El País' hace un mes.

Coronavirus Mortalidad Pandemia Instituto Nacional de Estadística (INE) OMS
El redactor recomienda