10 regiones registran mayor exceso de mortalidad que en la primera ola
  1. España
Datos del INE

10 regiones registran mayor exceso de mortalidad que en la primera ola

Más de 12.000 fallecimientos del exceso de mortalidad en la segunda ola no se vinculan directamente al coronavirus, aunque la crisis sanitaria originada por la pandemia puede explicar en gran medida la cifra

placeholder Foto: Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria, en Santa Cruz de Tenerife (EFE)
Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria, en Santa Cruz de Tenerife (EFE)

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publica hoy la cifra total de fallecidos por semanales hasta el 28 de noviembre. Desde marzo, han muerto en España por todas las causas 369.090 personas, un 25% más que la media de los cinco años anteriores para el mismo periodo. En la primera ola del coronavirus tanto el INE como el sistema de Monitorización de la Mortalidad (MoMo) del Instituto Carlos III de Salud notificaron 44.500 muertes no esperadas. La cifra oficial de fallecidos por coronavirus para esas fechas es de 29.538, un 66% del exceso de mortalidad registrado por ambos organismos.

En la segunda ola, el número de muertes no esperadas según las tendencias de años previos, supera los a 27.700 según el INE y a algo más de 23.000 según el MoMo. Era de esperar que la diferencia del exceso de mortalidad y la cifra oficial de fallecidos se redujese a medida que la capacidad diganóstica ha ido mejorando, ya que el Ministerio únicamente cuenta a quienes han muerto con una PCR positiva. La brecha se ha reducido en 10 puntos porcentuales, pero sigue siendo elevada. Mientras que el Ministerio de Sanidad contabiliza 15.513 fallecidos por coronavirus desde el 28 de junio, han muerto en españa casi 28.000 personas más de las que cabría esperar en un escenario normal. Más de 12.000 fallecimientos del exceso de mortalidad no se vinculan directamente al coronavirus, aunque la crisis sanitaria originada por la pandemia puede explicar en gran medida la cifra.

En total, el número de muertes no esperadas este año asciende a 67.709 personas según el MoMo y más de 73.000 según el INE, de las cuales 45.511 están confirmadas por coronavirus, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad.

Aunque en los primeros meses tuvieron lugar la mayor parte de las muertes, la mayoría de las comunidades autónomas registran ahora mayor mortalidad que entonces. En concreto, Galicia, Andalucía, Baleares, Murcia, Asturias, Canarias, Aragón, la Comunidad Valenciana, Ceuta y Melilla tienen desde finales de junio un número mayor de muertes que las que se produjeron al inicio de la pandemia.

Hay que tener en cuenta que el periodo de la segunda ola ya es más prolongado que el de la primera. Pero esta medida permite distinguir dónde fueron especialmente duros los primeros meses. Y, con todo, los niveles de exceso de mortalidad registrados en Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña y Madrid en las semanas de abril no han vuelto a repetirse.

Si se observa el número de fallecidos no esperados por cada 100.000 habitantes en cada semana del año, pueden verse estas diferencias entre los distintos territorios. Los peores datos se vivieron en la semana 14 en Castilla-La Mancha, cuando el exceso de mortalidad, que incluye todas las causas de fallecimiento, se llevó a 70 de cada 100.000 habitantes.

A diferencia de lo sucedido en los primeros meses, en esta segunda ola, la mortalidad ha crecido en todos los grupos de edad. El mayor incremento de muertes se ha dado en el grupo de aquellos que tienen entre 75 y 79 años: en los momentos más duros de la pandemia el fallecieron un 40% más de personas de esta edad que en el mismo periodo del año anterior. También durante los primeros meses el porcentaje de fallecidos entre la población de cinco a 29 años incluso se redujo respecto a 2019. Desde junio, las cifras son peores también para ellos.

Instituto Nacional de Estadística (INE) Ministerio de Sanidad Mortalidad Coronavirus Pandemia