Sánchez pide a los militantes que eviten "polémicas artificiales" tras el apoyo de Bildu
  1. España
CARTA A LAS BASES DEL PARTIDO

Sánchez pide a los militantes que eviten "polémicas artificiales" tras el apoyo de Bildu

"La atención se desvía hacia asuntos del pasado, como la lucha antiterrorista, que nada tienen que ver con los Presupuestos ni figuran desde hace años entre los problemas de España"

Foto: Sánchez pide a los militantes que eviten "polémicas artificiales" tras el apoyo de Bildu
Sánchez pide a los militantes que eviten "polémicas artificiales" tras el apoyo de Bildu

Pedro Sánchez quiere cerrar la polémica interna, "artificial", generada después de que varios barones alzasen la voz contra el apoyo de Bildu a los Presupuestos. Para ello ha escrito una carta a la militancia, la misma que lo devolvió a la secretaría general de su partido, precisamente en contra de una buena parte de los barones críticos y dirigentes históricos. "Los Presupuestos son tan indispensables y su orientación es tan indiscutible que los adversarios del Gobierno progresista evitan hablar de ellos y desvían la atención hacia polémicas artificiales y noticias inventadas", sostiene en su misiva enviada este jueves a la militancia.

[Lea aquí la carta completa enviada por Pedro Sánchez a la militancia del PSOE]

Sin mencionar a ningún partido concreto, sí arremete, en referencia a las reacciones por el apoyo de Bildu, contra el hecho de que "la atención se desvía hacia asuntos del pasado, como la lucha antiterrorista, que nada tienen que ver con los Presupuestos ni figuran por fortuna desde hace años entre los problemas de España y los españoles". Mensaje a la oposición, pero también a los barones que habrían coincidido con las formaciones contrarias al Ejecutivo en enarbolar este argumentario. Sánchez llega a tildar esta actitud de "populismo reaccionario" y, como ya hizo en la última sesión de control al Gobierno después de que ETA se hiciese protagonista del debate, lo vincula con el 'trumpismo' "que aplica el populismo reaccionario que se extendió en años pasados en el mundo occidental y que acaba de recibir una estrepitosa derrota en Estados Unidos".

El populismo reaccionario, continúa exponiendo, "crea en primer lugar 'fake news', noticias falsas que presenta como hechos para desacreditar a sus adversarios. A continuación, se sirve de estas falsedades para fomentar la polarización y la división social. Y, en tercer lugar, jamás acepta su derrota, aunque eso ponga en riesgo las instituciones democráticas". Un proceso, dice, que "lo hemos visto hace muy poco en Estados Unidos y lo vemos desde hace meses en España", para asociarlo a aquellas formaciones de la oposición que negarían "la legitimidad a los resultados electorales". Un hecho que relaciona con la resistencia del PP a pactar renovaciones pendientes, pues indica que estas formaciones negacionistas de la legitimidad del Ejecutivo "se escamotean sus consecuencias, sea en el ámbito del Poder Judicial, en el Tribunal Constitucional o en cualesquiera de los demás órganos constitucionales".

El líder de los socialistas pone las cartas boca arriba sobre su política de alianzas, basada en defender apoyos transversales: "Contamos con un respaldo parlamentario que engloba, desde luego, a la alianza con Unidas Podemos, con quienes suscribimos un acuerdo de coalición progresista; pero que pretende extenderse cuanto sea posible y no excluye a nadie porque todos los apoyos son precisos en un momento en que debemos unirnos para proteger vidas y empleos y para recuperar nuestra economía". Los barones habían reprochado que se pretendiese pactar antes con ERC y Bildu que con Ciudadanos. Alguno, como Guillermo Fernández Vara, incluso puso énfasis en que Unidas Podemos es quien le marca el paso a Sánchez. “Nos marca la agenda y nos está llevando una esquina del tablero político que está muy fuera del sitio habitual de las grandes mayorías del PSOE”, protestó.

Frente a estos argumentos, Sánchez vuelve a hacer hincapié en la necesidad de incorporar a los Presupuestos a partidos de distintas ideologías y sumar el mayor número de apoyos posibles. "Necesitamos unos Presupuestos que nazcan de una unión tan amplia como sea posible. Porque nadie podrá sobreponerse a esta adversidad desentendiéndose de los demás; porque necesitamos el mayor respaldo posible para encarar la mayor crisis de nuestras vidas", sostiene.

En la propia misiva, el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno justifica sus motivos, según traslada a los suyos, porque "nuestra obligación como socialistas es explicar sin cesar el alcance histórico de estos presupuestos. Reiterar una vez y otra que nuestro país necesita salir adelante con el concurso de todos. Que no hay excusa que justifique desentenderse de este esfuerzo y menos aún oponerse a él".

El secretario general de los socialistas remata su carta con una declaración de intenciones y mensaje indirecto a las voces críticas defendiendo su estrategia de Gobierno: "Entre declinar responsabilidades y ser responsables, los socialistas elegimos ser responsables. Entre desentenderse de los demás y fortalecer nuestros servicios públicos, el PSOE elige lo segundo. Entre los privilegios y la justicia, elegimos la justicia. Sabemos que en esa posición coincidimos con una amplísima mayoría social".

Pedro Sánchez Bildu Presupuestos Generales del Estado