Cs prepara el terreno para romper con Sánchez si elige a ERC en los Presupuestos
  1. España
ESCENIFICA LA INCOMPATIBILIDAD ABSOLUTA

Cs prepara el terreno para romper con Sánchez si elige a ERC en los Presupuestos

Tras la insistencia para pactar las cuentas y un ofrecimiento continuo, Cs repliega su estrategia y pone encima de la mesa condiciones que son inasumibles para Podemos y ERC

Foto: La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en el Congreso. (EFE)
La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en el Congreso. (EFE)

Después de semanas con mano tendida casi sin condiciones, con el único objetivo de socavar la influencia de Podemos y los independentistas en los Presupuestos de 2021, Ciudadanos ha decidido cambiar su rumbo estratégico y escenificar la incompatibilidad total entre su partido y ERC en la negociación de las cuentas públicas. “Sánchez pretende seguir con las conversaciones dobles y eso no puede ser. O ellos o nosotros”, zanjan fuentes de la cúpula. Inés Arrimadas se encargó personalmente de lanzar el giro después de reunir su ejecutiva permanente.

La semana pasada, fuentes de la dirección desvinculaban la polémica lingüística que desató la ley Celaá (el castellano se suprime como lengua vehicular en la enseñanza y dejará de figurar como lengua oficial del Estado en la reforma educativa) de la negociación presupuestaria. Entendían que levantarse de la mesa por ese motivo era “seguir el juego” a ERC y que supondría una victoria para Podemos. Pero en solo unos días, las cosas han cambiado. Y además de pedir la dimisión de la ministra de Educación y anunciar que recurrirán ante el Tribunal Constitucional, el partido defiende ahora que esa enmienda debe retirarse para apoyar los Presupuestos.

Dirigentes de Ciudadanos reconocían hace días que la bandera lingüística es una cuestión clave, que forma parte del ADN del partido, y advertían de que no podían titubear con esa cuestión. Menos aún a las puertas de la precampaña catalana y con formaciones como PP y Vox crecidas. A la cuestión de la ley Celaá, Arrimadas sumó también una nueva condición que ataca directamente la vía ERC para los Presupuestos: un compromiso por escrito del Gobierno de que no permitirá un referéndum de secesión. A pesar de haber mantenido ya una reunión de trabajo con el Ejecutivo, hasta ahora Ciudadanos no había puesto encima de la mesa ninguna de estas cuestiones.

Foto: La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas. (Pedro Ruiz)

El comité ejecutivo entendió que había que comunicar las líneas que no pueden traspasarse o estaría en riesgo la esencia del partido. La dificultad sigue siendo mantener la postura de Estado iniciada con la pandemia (apoyar al Gobierno en las cosas esenciales que afectan a la salud y arrancar medidas positivas, como hicieron con la prórroga del estado de alarma al alargar los ERTE) y, al mismo tiempo, hacer una oposición inequívoca contra los socios de la investidura de Sánchez. Y por eso, en Ciudadanos se decidieron a preparar el terreno por si finalmente, y como todo apunta en estos momentos, el Ejecutivo decide seguir conquistando el apoyo de los independentistas.

Dicho de otra manera: Ciudadanos asegura que se mantendrá en la mesa de negociación y tenderá la mano por si Sánchez opta “por la vía moderada”, pero sabiendo que en ningún caso la negociación a dos bandas puede persistir mucho más, y menos aún la votación final. En los Presupuestos, estará ERC o Ciudadanos, pero no estarán ambos. Y después de la insistencia de los naranjas para pactar las cuentas y el ofrecimiento continuo, Ciudadanos repliega ahora parte de su estrategia y pone encima de la mesa condiciones que directamente excluyen a ERC, y dentro del Gobierno, a Podemos. La enmienda que margina el castellano y un compromiso de defensa de la unidad nacional.

Foto: Gobierno y Ciudadanos se sientan a negociar los Presupuestos. (EFE)

En el fondo, algunas fuentes del partido reconocen que lo “más apropiado” para su estrategia sería arrancar medidas económicas (como el plan de ayudas a fondo perdido para los autónomos o medidas de conciliación cuando las familias deban quedarse en casa si sus hijos deben guardar cuarentena) y votar no a las cuentas públicas si se mantienen al lado del Gobierno los partidos nacionalistas e independentistas. Sería una posición política más cómoda, aunque hay dirigentes que sí alertan del desgaste de los giros y de la incapacidad de capitalizar los éxitos que puedan lograrse.

Fuentes de la cúpula naranja reconocen que es un escenario posible, aunque insisten en que seguirán dispuestos a reunirse con el Ejecutivo y avanzar en una vía “sensata” que solo piense en ayudar a familias, empresas y autónomos, y deje a un lado “contrapartidas ideológicas”.

Dirigentes reconocen que lo “más apropiado” sería arrancar medidas económicas y al mismo tiempo votar no a los Presupuestos

Arrimadas ya avanzaba ayer otra clave por si llega la ruptura de la negociación con Sánchez: “Es hora de que el presidente del Gobierno elija. Porque si tiene opciones y no nos elige a nosotros, toda España verá que prefiere al independentismo, que decide salvar a Junqueras y ayudar a ERC a ganar las elecciones”, concluyó la máxima dirigente naranja, desvelando cuál será su línea de ataque si ese guion se cumple.

A pesar de que fue Arrimadas quien realmente asumió el giro y lo defendió en primera persona, fuentes de su entorno aseguran que nunca pensaron en “tragar” con esas condiciones de ERC. Aseguran que han evitado los pulsos estas semanas, aguantando en la discreción, con interlocución continua con Moncloa y preparando los principales objetivos del partido para la negociación. Pero ahora entienden que hay que tomar una decisión más contundente: trasladar al Gobierno que no puede continuar una doble negociación y que la vía de Ciudadanos es exclusiva (sin los independentistas).

Inés Arrimadas Presupuestos Generales del Estado Pedro Sánchez Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Partido Popular (PP)
El redactor recomienda