homenaje a las víctimas del covid en madrid

Ayuso defiende negociar "medidas sensatas" para evitar una "quiebra inasumible"

Tanto la presidenta de la Comunidad como el alcalde madrileño han pedido lograr un consenso para "recuperar la España que teníamos"

Foto: Homenaje a las víctimas de la pandemia. (EFE)
Homenaje a las víctimas de la pandemia. (EFE)

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, han reclamado las políticas de consenso y la convivencia como bases para combatir la segunda ola de contagios de coronavirus, reiterando su petición al Gobierno de Pedro Sánchez de apostar por "medidas sensatas" para evitar que la región caiga en "una quiebra inasumible".

"Este virus va a seguir un tiempo entre nosotros y tenemos que emplearnos a fondo mientras reactivamos la economía", ha declarado Ayuso en el acto de homenaje a las víctimas del covid-19 en la región realizado este domingo. La presidenta madrileña ha defendido las restricciones de movilidad por áreas sanitarias que la Comunidad empezó a aplicar en septiembre y quiere recuperarlas pero de forma dialogada con el Gobierno central "y con el resto de Ayuntamientos". "Pactemos políticas comunes", ha subrayado. Ante los medios que han acudido al acto, Ayuso ha subrayado el "éxito" de las medidas "sensatas" adoptadas por la Consejería de Salud madrileña, y ha pedido al Gobierno su colaboración para "ser más eficaces" en la lucha contra el virus.

El Gobierno regional impuso restricciones de movilidad desde el 21 de septiembre a las áreas sanitarias con mayor incidencia de la covid-19. La mayoría de estas zonas quedaron luego sujetas al confinamiento perimetral que el Ministerio de Sanidad impuso el 2 de octubre a los principales municipios de la región, medida que se aplica desde el viernes 9 mediante el estado de alarma, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid rechazara ratificar las restricciones. "Se demuestra que las medidas sensatas estaban funcionando y por eso me gustaría negociar con el Gobierno de España cómo seguir aplicándolas con su ayuda para que juntos cada vez sean más eficaces", ha señalado. "No podemos enfrentar salud y economía", ha insistido pidiendo medidas que permitan "que aquellas personas que se van contagiando (...) sean las que hacen las cuarentenas y que las demás salgan a ganarse la vida".

La presidenta ha insistido en la necesidad de combatir el avance del coronavirus con "sensatez", ya que demasiadas restricciones podrían acabar por ahogar la maltrecha economía de la región. "Nos vamos a ir a una quiebra inasumible si seguimos cerrando. No hay más que darse una vuelta por el centro (de Madrid) para ver cómo están precisamente nuestros comercios", ha dicho Ayuso, y ha subrayado que con el cierre "a cal y canto" de bares, de restaurantes, de cines y demás negocios es posible que una familia esté "hipotecándose y arruinándose para décadas".

El homenaje se ha celebrado en el contexto del estado de alarma impuesto por el Gobierno central en la Comunidad de Madrid. El pasado 9 de octubre, Sánchez decretó la medida extraordinaria tras la negativa de Ayuso a consensuar una fórmula legal para establecer un confinamiento perimetral en la CAM. Varios días de forcejeo político entre los dos gobiernos concluyeron en la imposición de la alarma y en las críticas por parte del gobierno que lidera la presidenta regional, pero también de otros miembros del PP.

Después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid tumbara el cierre de la capital ordenado por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, Sánchez ofreció a Ayuso tres alternativas legales para establecer las medidas restrictivas sin llegar al estado de alarma, pero los dos gobiernos no alcanzaron un acuerdo. Mientras la presidenta sigue defendiendo los confinamientos por áreas básicas de salud propuestos por la Consejería, la alarma decaerá la próxima semana y los dirigentes tendrán que consensuar otras fórmulas para contener los contagios.

La presidenta de la CAM ha defendido las medidas "sensatas" de la Consejería de Salud y se ha mostrado dispuesta a dialogar con el Gobierno

Díaz Ayuso ha vuelto a reclamar un plan para proteger Barajas del covid en los aeropuertos del Espacio Schengen con unas "políticas comunes". Por su parte, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, se ha mostrado convencido de que "en esta difícil situación, saldremos más fuertes de la segunda ola". En la línea de las anteriores intervenciones, ha hecho un llamamiento al consenso político y a "unos gobiernos más unidos".

La presidenta regional Isabel Díaz Ayuso, durante su intervención en el homenaje. (EFE)
La presidenta regional Isabel Díaz Ayuso, durante su intervención en el homenaje. (EFE)

"Un parón contundente"

En una entrevista para 'El País' publicada este domingo, el vicepresidente de la CAM ha defendido "un parón contundente de todos de hasta 21 días para bajar la curva en Madrid". Mientras Ayuso ha rechazado el cierre de bares y comercios para evitar que la economía en la capital se vea afectada, Aguado es el único miembro del Gobierno madrileño que defiende un umbral de 25 casos por cada 100.000 habitantes para "doblegar la curva" y garantizar unas navidades sin demasiadas restricciones.

"Tenemos que llegar a Navidad con una incidencia acumulada de 25 casos positivos por cada 100.000. Ese es el reto, ambicioso, pero si somos capaces de llegar a esos niveles habremos salvado la campaña de Navidad y la salud. Hay que apostar por medidas contundentes que hagan bajar de manera drástica la curva", ha asegurado el dirigente madrileño.

Opina que el estado de alarma "se podría haber evitado", y que el marco jurídico en Madrid "no se ha adaptado a la necesidad de una pandemia". El vicepresidente madrileño pone el foco en los próximos días, confiando en que el Gobierno central levante el estado de alarma en la Comunidad y se pueda consensuar una nueva "realidad jurídica que permita ofrecer certidumbre a la gente".

La presidenta regional Isabel Díaz Ayuso y los miembros de su Gobierno. (EFE)
La presidenta regional Isabel Díaz Ayuso y los miembros de su Gobierno. (EFE)

Por su parte, el consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha avanzado este domingo en una entrevista con 'El Mundo' que la Comunidad de Madrid seguirá restringiendo la movilidad en zonas básicas de salud al término del estado de alarma si para entonces no está aprobado el Plan de Respuesta Temprana ante la Covid-19, que prepara el Ministerio de Sanidad para consensuar con todas las comunidades. La alarma en Madrid decae el próximo viernes, 23 de octubre, y el Ejecutivo de Sánchez no tiene previsto prorrogar la medida, como indicó el ministro de Sanidad esta semana, y la Comunidad ya ha avanzado que se tomarán nuevas medidas para contener el avance del virus en función de la situación epidemiológica de la región.

Homenaje a los que murieron solos

Los dos dirigentes madrileños han presidido el homenaje a las víctimas del covid-19 que ha puesto foco especial en aquellas 57 personas que fallecieron sin que fueran reclamadas por sus familiares. En la fachada principal del edificio de la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, han depositado una corona de laurel y han descubierto una placa en la que se lee: "El pueblo de Madrid en recuerdo a las víctimas del covid y en especial a aquellas que fallecieron en soledad". En su intervención, el alcalde de Madrid, Jose Luis Martínez-Almeida, ha recordado a las víctimas y ha asegurado que la lucha contra el virus debe fundamentarse en "la convivencia y el progreso, para recuperar esa España que teníamos hace meses". "Ningún homenaje a las víctimas es excesivo, el recuerdo es necesario", ha declarado el alcalde.

El pasado mes de julio, más de medio centenar de fallecidos por coronavirus fueron inhumados por el Gobierno regional al no haber sido reclamados por sus familiares. Estos madrileños perecieron con síntomas compatibles con el virus y soportaron "una doble soledad de esta enfermedad: fallecieron solos en cumplimiento del protocolo fijado por la autoridad sanitaria, que impedía la presencia de familiares para evitar contagios y la propagación del virus y, pasados los meses, sus restos no fueron reclamados".

Ante esta situación, el Ejecutivo madrileño, a través de la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas, decidió inhumar los cuerpos, que permanecían en el Instituto de Medicina Legal, uno de los depósitos provisionales de cadáveres que el Ejecutivo regional tuvo que poner en marcha en la primera ola de la pandemia. Fueron los efectivos del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid y de la Unidad Militar de Emergencias los encargados de recogerlos de hospitales y residencias de la región.

En el homenaje a estos fallecidos, los miembros del Gobierno regional han guardado un minuto de silencio y los músicos de la Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid han interpretado dos obras en honor a las víctimas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
73 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios