El Gobierno fía al sector público la mayor parte de creación de empleo con fondos UE
  1. España
SE PREVÉN 800.000 NUEVOS PUESTOS DE TRABAJO

El Gobierno fía al sector público la mayor parte de creación de empleo con fondos UE

A pesar de que se impulsará la colaboración público-privada, la creación de empleo se concrentrará en servicios sociales, como dependencia, cuidados, educación o sanidad

Foto: El Gobierno fía al sector público la mayor parte de creación de empleo con fondos UE
El Gobierno fía al sector público la mayor parte de creación de empleo con fondos UE

El Gobierno prevé crear alrededor de 800.000 puestos de trabajo en los próximos tres años. Es una de las principales misiones marcadas en el plan de reformas que se ejecutarán con los fondos provenientes de la UE. Un total de 140.000 millones de euros, de los cuales se distribuirán 72.000 en el periodo 2021-2023, según anunció este miércoles el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. A pesar de que se impulsará la colaboración público-privada, la mayor parte de la generación de empleo se fía al sector público, principalmente en lo referente a servicios sociales, como dependencia, cuidados, educación o sanidad.

"Vamos a fortalecer el estado de bienestar, es una de las grandes lecciones que tenemos que sacar de esta crisis, necesitamos una salud pública, una sanidad pública, una educación pública, un sistema nacional de dependencia, y unos servicios de proximidad y atención a las personas mayores y dependientes muchísimo más potentes y fuertes de los que tenemos en nuestro país en el día de hoy", aseguró el presidente durante la presentación. El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, puso algunas cifras: la universalización de las escuelas de cero a tres años supondría la creación de 150.000 puestos de trabajo.

Sánchez anuncia que el plan de recuperación movilizará 72.000 millones hasta 2023

El plan contempla la creación de más de 65.000 plazas y 1.460 unidades de acompañamiento y orientación personal y familiar para atención del alumnado. En lo que se refiere a dependencia, el objetivo es posibilitar que en tres años 870.000 personas accedan a los servicios de teleasistencia. El 6% de los fondos se destinará a las políticas tractoras sobre economía de los cuidados y políticas de empleo.

La propuesta que se enviará a Bruselas recoge que, "más allá del refuerzo de los tres pilares existentes del estado de bienestar (educación, sanidad y servicios sociales), es preciso desarrollar el cuarto pilar: el de la economía de los cuidados". Concretamente, se detiene en la apuesta por "fortalecer la infraestructura del sistema de dependencia, los cuidados de larga duración, así como la atención domiciliaria".

Foto: Pero... ¿hubo alguna vez 800.000 puestos de trabajo?

En esta línea, se subraya que es preciso abordar en profundidad "todas las cuestiones relacionadas con la financiación y la gestión del Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia, así como una mejora del funcionamiento global del sistema para impulsar los cambios orientados a la universalización de los servicios públicos de atención a la dependencia y la implantación de un sistema centrado en la atención a la persona". Asimismo, el Plan España País Accesible promoverá la accesibilidad universal en todos los ámbitos, y el Plan España te Protege extenderá los servicios de atención integral a todas las potenciales víctimas de todas las formas de violencia contra las mujeres.

Otra de las palancas para la creación de empleo será la lucha contra la crisis ambiental y la transición ecológica. La vicepresidenta del ramo, Teresa Ribera, ha puesto el foco en diversas inversiones que serían generadoras de empleo, como la restauración ecológica, actuando en prevención de incendios, parques naturales, restauración de humedales o de ríos (hasta 3.000 kilómetros), así como el impulso a la rehabilitación de espacios urbanos, rehabilitaciones para mejorar la eficiencia energética o planes de movilidad sostenible reforzando y transformando la flota de transporte público o los carriles bici. Las infraestructuras y ecosistemas resilientes movilizarán el 12% de los fondos, y la transición energética, el 9%.

Sánchez: ''No reclamo un apoyo ciego, pero sí una colaboración mínima en beneficio de nuestro país''

El denominado pacto por la ciencia y el "refuerzo de las capacidades del Sistema Nacional de Salud" absorberán un 17% de los recursos provenientes de Bruselas, mientras que a educación se destinará el 18%. Se incluyen en este campo las inversiones en el Plan Nacional de Capacidades Digitales del conjunto de la población, el Plan Estratégico de Impulso a la Formación Profesional o la modernización y la digitalización del sistema educativo. La FP, más concretamente, se impulsará mediante la modernización de las titulaciones, el desarrollo de sistemas de cualificación en el trabajo y el impulso de la FP dual.

Los distintos ministerios serán los encargados de distribuir los fondos europeos para los proyectos. Para ello, se creará una comisión interministerial, que presidirá Sánchez, además de una unidad de seguimiento en Moncloa, también dependiente de Presidencia del Gobierno en coordinación con las comunidades autónomas. En la próxima Conferencia de Presidentes, que se celebrará el 26 de octubre con la presencia de Ursula von der Leyen, se comenzará a abordar la gestión de los fondos en el marco de la cogobernanza.

Se potenciará asimismo la colaboración público-privada y se desarrollarán diversos fondos de alto nivel relacionados con la ciencia e innovación, digitalización, energía, agua, movilidad, industria, turismo, reto demográfico, cultura o deporte. La rendición de cuentas se realizará en el Congreso ante la Comisión Mixta de la UE, según la propuesta que se trasladará al órgano rector de la Cámara.

Para asegurar la ejecución íntegra de los fondos europeos, el Ejecutivo prepara un real decreto con el objetivo de realizar "modificaciones normativas" que agilicen tanto la contratación pública como la ejecución. Será, en palabras de Sánchez, "una reforma histórica" que eliminará "todos los cuellos de botella", centrándose en la ley de contratación pública de 2017 y en la ley general de subvenciones. Se trata de acortar los plazos y procesos en la contratación pública, además de otros cuellos de botella relacionados con la capacidad en recursos humanos, como se ha demostrado con la tramitación de solicitudes del ingreso mínimo vital.

Sector público Pedro Sánchez Teresa Ribera Unión Europea Nadia Calviño Carmen Calvo Pablo Iglesias
El redactor recomienda