¿Ha afectado el covid a las muertes por calor? Más mortalidad que en la ola de 2015
  1. España
1.600 defunciones atribuibles al calor

¿Ha afectado el covid a las muertes por calor? Más mortalidad que en la ola de 2015

La mortalidad ha ido aumentando en julio hasta las 8.000 personas en la última semana, la cifra más elevada en los últimos 20 veranos solo detrás de las olas de calor de 2003 y 2015

placeholder Foto: Los días de altas temperaturas han dejado más fallecidos de lo esperado. (EFE)
Los días de altas temperaturas han dejado más fallecidos de lo esperado. (EFE)

Nadie duda de los muchos y variados efectos que la pandemia del coronavirus tendrá en la sanidad y la economía de un país y en la vida y salud de las personas. Quizá algunos ya los estemos viendo, aunque aún haya que esperar a futuros análisis más detallados para confirmarlos. Esto es lo que ha podido pasar con el exceso de muertes provocado por las altas temperaturas de la última semana de julio, que ha superado el pico registrado por la ola de calor de julio de 2015 pese a una menor duración del episodio de este año. ¿Puede estar el coronavirus detrás de esta mayor mortalidad?

Antes de la llegada del coronavirus a nuestro país, el sistema de vigilancia de mortalidad diaria (MoMo) se utilizaba especialmente en otoño-invierno para detectar picos de fallecimientos por la incidencia de la gripe y en verano para controlar la mortalidad causada por el calor. Tras el 'efecto cosecha' de finales de mayo, después del primer impacto del covid-19, el número de muertes por todas las causas ha ido aumentando paulatinamente a lo largo de julio hasta superar las 8.000 en la última semana de julio, la cifra semanal más elevada en los últimos 20 veranos solo por detrás de las registradas durante las fuertes olas de calor de 2003 y 2015.

La cifra semanal de muertes ha sido la más elevada en los últimos 20 veranos solo por detrás de las olas de calor de 2003 y 2015

Pese a que este julio fue el tercero más caluroso tras los de 2015 y 2006 y que la ola de calor de hace tres semanas apenas duró 10 días por los 29 días de la de 2015, el exceso de mortalidad detectado por EuroMoMo es mayor ahora que hace cinco años: por primera vez en verano, España ha registrado un "alto exceso" de mortalidad, cuando el máximo de 2015 fue calificado de "moderado".

placeholder Mortalidad durante las olas de calor de 2015 y 2020 (Euromomo)
Mortalidad durante las olas de calor de 2015 y 2020 (Euromomo)

Lo mismo refleja MOMOcalor: los datos de fallecidos son todavía más altos de lo que el propio sistema estimaba que ocurriría en estos días de finales de julio y principios de agosto. Como puede verse en este gráfico, la evolución en color negro (muertes diarias) está considerablemente por encima de los rangos azul y rojo, es decir, del máximo de fallecimientos que el sistema del Instituto de Salud Carlos III había estimado que habría, incluso con elevadas temperaturas. De momento, MOMOcalor cifra en 1.600 las defunciones atribuibles al exceso de temperatura desde el 1 de junio, cuando en los dos últimos veranos (hasta el 15 de septiembre) fueron de casi 2.000.

placeholder EuroMoMo.
EuroMoMo.

El equipo que gestiona el sistema MoMo ya ha advertido esta anomalía, aunque reconoce que es difícil determinar el origen de ese incremento: "MOMOcalor estima la parte del exceso de mortalidad que es atribuible al exceso de temperatura, pero el exceso de mortalidad por todas las causas es algo superior a la mortalidad base más la atribuible al exceso de temperatura. Esta diferencia puede ser debida a causas diferentes que con MOMOcalor no pueden identificarse".

Si con base en lo esperado se han producido más muertes durante las altas temperaturas de la última semana de julio, superando incluso a la larga ola de calor de 2015, cabe preguntarse si este exceso puede deberse a los efectos del coronavirus sobre la salud de los infectados durante la primera ola. "Puede ser indirectamente, habrá que estudiar en algún momento a qué se debe, pero es difícil saberlo porque MoMo no hace atribuciones de causa", explica Javier del Águila, investigador en el Centro Nacional de Epidemiología. Además, hay que tener en cuenta que las semanas de calor extremo no coinciden año tras año, por lo que habría que esperar a finales de verano para conocer la incidencia —e influencia— total.

No sabemos si el covid puede tener impacto en las olas de calor, pero sí que lo tiene en el retraso de diagnóstico

La cuestión de fondo es conocer qué efectos puede tener a corto y largo plazo el coronavirus en la salud de los supervivientes, y si ello puede debilitar la defensa contra otras enfermedades o episodios de altas temperaturas.

"No sabemos si el covid puede tener impacto en las olas de calor, pero sí que lo tiene en el retraso de diagnóstico y por tanto en que empeore la situación basal de algunas personas por el déficit de asistencia", considera el médico de atención primaria Vicente Baos. "Habrá que ver con el tiempo si se han producido otro tipo de complicaciones que no esperábamos".

El temporero de Murcia que murió de un golpe de calor mientras trabajaba de sol a sol ha sido el rostro de la tragedia que han dejado las altas temperaturas este año. Pero su caso no fue aislado: las personas vulnerables son las que más expuestas están a los efectos del verano extremo. "Los que viven en casas mal ventiladas, los que no pueden permitirse aire, los que vivan solos o están obligados a salir a la calle...", explica Baos, además de las personas mayores, los que más sufren los estragos del calor, y del covid. "La mortalidad de los ancianos va siempre a trompicones, hay cosas que lo agravan como el invierno —que es la principal— y la suma de un virus también puede tener complicaciones", explica Baos. "Siempre va a haber variaciones por otros elementos: si estás malito te vas a poner un poco más malito con esto".

Nadie duda de los muchos y variados efectos que la pandemia del coronavirus tendrá en la sanidad y la economía de un país y en la vida y salud de las personas. Quizá algunos ya los estemos viendo, aunque aún haya que esperar a futuros análisis más detallados para confirmarlos. Esto es lo que ha podido pasar con el exceso de muertes provocado por las altas temperaturas de la última semana de julio, que ha superado el pico registrado por la ola de calor de julio de 2015 pese a una menor duración del episodio de este año. ¿Puede estar el coronavirus detrás de esta mayor mortalidad?

Coronavirus Pandemia Mortalidad Verano Calor
El redactor recomienda