ENTREGA UN INFORME ANTE EL SUPREMO

La Fiscalía pide investigar a Ortega-Smith por un delito de odio con las Trece Rosas

El fiscal especialista en delitos de odio del Supremo recuerda que es de vital importancia que los políticos, en sus discursos, eviten difundir palabras susceptibles de fomentar la intolerancia

Foto: El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith. (EFE)
El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith. (EFE)

La Fiscalía ha presentado ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo un informe en el que apunta a que el secretario general de Vox, Javier Ortega-Smith, pudo incurrir en un delito de odio al afirmar que las conocidas como las 'Trece Rosas', las trece mujeres de las juventudes socialistas que fueron fusiladas durante la dictadura, se dedicaban a "torturar, violar y aseinar vilmente". Como aforado, el Tribunal Supremo tendrá ahora que estudiar el informe para decidir si tramita un suplicatorio ante el Congreso y poder así imputarle.

Según el Fiscal de Sala especialista en delitos de odio, Alfonso Aya Onsalo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, en su sentencia de 6 de julio de 2006, recuerda que es de vital importancia que los políticos, en sus discursos públicos, eviten difundir palabras susceptibles de fomentar la intolerancia, generando un sentimiento lesivo para la dignidad de los aludidos y un riesgo para los derechos de terceros y el sistema de libertades. Ortega-Smith llegó acusar a las Trece Rosas de cometer "crímenes brutales en las checas" durante una entrevista concedida a TVE.

El informe del fiscal llega tras la denuncia interpuesta por los familiares de las Trece Rosas contra el secretario general de Vox por sus declaraciones. El 28 de febrero, Ortega-Smith fue citado a un acto de conciliación después de que representantes de la asociación sin ánimo de lucro 13 Rosas de Asturias y los sobrinos de Dolores Conesa, una de las fusiladas. le acusaran de delitos de odio y atentado al honor al considerar que sus palabras provocan daños morales y perjuicios incalculables.

El diputado de Vox, sin embargo, no se presentó al acto de conciliación y, tras la presentación de la denuncia, se negó a pedir perdón. El número dos de la formación de Santiago Abascal insistió en que nunca se disculparía "por algo que es verdad", en referencia a sus comentarios sobre las jóvenes. Ortega-Smith defendió su "libertad para opinar" y reclamó que "nadie" le imponga "su forma de ver la historia".

"Está el asesino Lluís Companys, que mató a 8.000 personas, y yo, en Barcelona, tuve la desgracia de tener que ver un cartel con su nombre en una avenida; se me revolvían las entrañas", argumentó el responsable político. También mencionó "el Golpe de Estado en Asturias de 1934", refiriéndose a la huelga revolucionaria del octubre de 1934 en Asturias, para señalar al PSOE de la época como el "responsable de la muerte de 1.400 personas".

"Hay que contarlo todo, no sólo una parte", declaró el número dos de Vox, que defendió que los que estudien la historia sean los historiadores y los españoles tengan "la libertad de opinar sobre cada hecho histórico lo que nos venga en gana". Con la Fiscalía pidiendo ahora que se investiguen sus palabras, el caso queda en manos de la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
48 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios