LOS AGENTES DESCARTAN UNA ETAPA DE VIOLENCIA

Caídos los Castaña, el Messi y el Pantoja, el Estrecho busca nuevo 'señor del transporte'

La Policía Nacional detuvo el pasado miércoles a Jesús Heredia, conocido como el Pantoja, uno de los principales narcos, que se encargaba de introducir y guardar la droga en la costa gaditana

Foto: Jesús Heredia, conocido como el Pantoja, en el momento de la detención, el pasado miércoles.
Jesús Heredia, conocido como el Pantoja, en el momento de la detención, el pasado miércoles.

La detención el pasado miércoles de Jesús Heredia, conocido como el Pantoja, marca una nueva etapa en el tráfico de hachís entre Marruecos y España. Asentado en el Campo de Gibraltar, la Policía Nacional lo sitúa como uno de los 'señores del transporte' en el estrecho, un hombre capaz de mover la droga por las aguas gaditanas sin ser detectado. "Se dedicaba a la introducción. Cobraba por el transporte, pero los dueños de la droga podían ser otros. Él garantizaba el transporte y en ocasiones también la 'guardería', que es donde la almacenan", explican fuentes de investigación. Con el Pantoja detenido, solo queda esperar a ver si alguien da un paso al frente para ocupar su lugar.

Hasta mediados de 2018, dos grupos dominaban el tráfico de hachís en el Campo de Gibraltar: Isco y Antonio Tejón, conocidos como 'los hermanos Castaña', que controlaban la zona de La Línea, y Abdellah El Haj, conocido como 'el Messi del hachís', que se movía por las aguas de Algeciras. El Pantoja era uno de los hombres fuertes de El Haj y, a medida que las operaciones policiales tumbaron a otros narcos, fue subiendo peldaños: en 2018, pusieron las esposas a los Castaña, y en marzo de 2019, el Messi se fugó a Marruecos, lo que dejó al clan de los Pantoja como principal grupo para introducir el hachís por la costa de Cádiz.

Hace unos dos meses, a la Brigada Central de Estupefacientes de la Udyco llegaron una serie de informaciones que apuntaban a que el Pantoja estaba escondido en la zona de Labarrosa, en Chiclana. El confinamiento impidió realizar un despliegue en el lugar y, mientras duró el estado de alarma, no quedó más remedio que investigar desde los despachos. La situación cambió a partir de junio: "Por la forma de vida que llevan, es muy raro que coman en casa. No sabíamos el lugar exacto en el que estaba, así que la operación ha consistido en peinar prácticamente todos los restaurantes de la zona... Y ha salido bien", explican las fuentes consultadas.

El Pantoja fue detenido el miércoles al mediodía cuando se disponía a comer en un restaurante italiano con su mujer y sus hijos. Primero llegaron ellos y, a los pocos minutos, apareció él en coche. No iba armado ni opuso resistencia en el momento de la detención, pero los agentes siguen sin saber el lugar exacto de Chiclana donde se escondía. "Jesús tampoco llevaba una vida muy ostentosa. Messi sí llamaba más la atención", explican. En situación de busca y captura y con varias causas judiciales pendientes, Heredia se enfrenta a delitos de narcotráfico y organización criminal.

La duda pasa por ver si alguien da ahora un paso al frente. Los agentes han notado una bajada en el tráfico durante el confinamiento, pero ahora vuelve a estar en marcha. "Jesús seguirá intentando mantener el transporte... Otra cosa es que le dejen". Los investigadores vigilan a su clan, formado por dos o tres familias, y descartan su reemplazo por otro grupo. En mayo, en una operación conjunta entre Policía y Guardia Civil, se detuvo a 36 personas relacionadas con los Pantojas, pero las fuentes consultadas consideran que siguen siendo los mejor posicionados en la zona. "Es muy difícil que alguien llegue ahí. La cuestión es ver si despunta alguno, como ya lo hizo él con Messi".

Ese es otro hombre clave para la etapa que se abre ahora: Abdellah El Haj, 'el Messi del hachís'. Pese a su fuga a Marruecos en marzo de 2019, los investigadores creen que sigue moviendo los hilos: "Jesús tomó protagonismo en las relaciones con el resto de grupos y empezó a acudir a reuniones, pero el respeto no se ha perdido hacia Messi. Él sigue totalmente activo y es quien tiene contacto con los proveedores en Marruecos". Por mucho que esté al otro lado del Estrecho, consideran que es capaz de dirigir la introducción de la droga en Cádiz: "Puede lanzar las lanchas, lo que necesita es recepcionar: alijadores y otros que la guarden". A la espera de ver lo que ocurre, los agentes descartan una etapa de violencia entre grupos para reemplazar a los Pantoja: "Por decirlo de alguna manera, solo esperamos un 'impasse' en la zona".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios