TRAS LA RECLAMACIÓN DE LAS COMUNIDADES

Las Españas del Covid: el mapa provincial aviva el debate sobre desescalar por zonas

Las provincias más afectadas son Segovia y Soria, cerca de Madrid y con más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes. La situación opuesta se vive en Las Palmas, con apenas 50

Foto: Soria y Segovia son las dos provincias con más casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes. (EFE)
Soria y Segovia son las dos provincias con más casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes. (EFE)

Un mes después del estado de alarma que cerró el país a cal y canto, la dispersión del Covid-19 no es ni mucho menos homogénea. El mapa de incidencia por provincias elaborado por El Confidencial a raíz de los datos de las comunidades autónomas revela un impacto mucho mayor en el centro. Soria y Segovia tienen más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes. En el lado contrario se sitúa Las Palmas, con 51 casos. El hecho de que la pandemia no esté afectando igual ha llevado a comunidades y alcaldes a pedir que la desescalada se haga gradualmente por regiones, teniendo en cuenta el menor impacto en el mundo rural o en las islas.

Con los datos de este viernes, los últimos disponibles, las tres provincias más castigadas por el coronavirus son Segovia, Soria y Ciudad Real, todas con más de 1.000 casos por 100.000 habitantes. También supera ese umbral La Rioja, región donde se produjo uno de los brotes más importantes cuando la pandemia daba sus primeros pasos. Todas esas provincias triplican la tasa a nivel nacional, situada en los 344 casos por 100.000 habitantes.

Por debajo de esa cifra están 31 provincias, Ceuta y Melilla. Las menos afectadas por la pandemia son Las Palmas, Almería, Huelva, Cádiz, Murcia y Sevilla, todas con una tasa inferior a los 100 casos de Covid-19 por cada 100.000 habitantes.

Las Palmas tiene la tasa más baja de todo el país: 51 casos. En esa provincia está La Graciosa, la única isla del archipiélago en la que se ha registrado ningún positivo hasta el momento. En la otra provincia canaria, Santa Cruz de Tenerife, la incidencia es más del doble (127 casos). Andalucía es otra comunidad que presenta buenos datos: ninguna de sus ocho provincias supera los 200 casos por cada 100.000 habitantes. Canarias, gobernada por el socialista Ángel Víctor Torres, prepara una petición de desconfinamiento para las islas menos afectadas.

"Los vecinos me dicen: 'En Madrid el metro está abierto, pero no puedo ir al huerto a regar'. Hay una sensación de que las medidas se hacen con los ojos de urbanitas", dice el alcalde de Alcañiz

Isai Blanco, alcalde de La Oliva (Fuerteventura), pide tener en cuenta las diferencias del país. "Si lo tenemos controlado y si se asegura que hay pruebas sí que lo vería bien. Si no entra nadie de la isla y la práctica totalidad de la población se ha hecho las pruebas y da negativo, podríamos empezar a hacer vida normal. En Fuerteventura tenemos 18 personas positivo, pero sé de gente que parece que tiene síntomas fuertes, así que prudencia". Blanco incide en que Canarias puede ser de los territorios menos afectados por la crisis sanitaria, pero más por la económica por la caída del turismo, y pide que el Gobierno tenga en cuenta que no toda España es "homogénea".

En medio, hay una escala de grises. Teruel tiene 342 casos por cada 100.000 habitantes, una tercera parte que las más afectadas. El socialista Ignacio Urquizu, alcalde de Alcañiz (15.000 habitantes, Teruel) es de los que pide abrir el debate. "El virus viaja sin fronteras, de China a Europa y la movilidad es importante, pero ya hay restricciones en la movilidad. No digo que podamos pensar en poder volver a la normalidad, pero sí en graduarlo. Aquí no tenemos tren ni autovía". El cierre total del país se hizo en un momento de emergencia con Madrid disparada en casos. "Hay medidas que no son lógicas. Los vecinos me dicen: 'En Madrid el metro está abierto, pero no puedo ir al huerto a regar'. ¿Qué problema hay en que la gente vaya a regar en su coche? Hay una sensación de que las medidas se hacen con los ojos de urbanitas".

Las Españas del Covid: el mapa provincial aviva el debate sobre desescalar por zonas

El aislamiento social no tiene la misma connotación en Teruel, con una densidad de población casi de desierto demográfico, que en una gran urbe. "Aquí no hay vida en cines y teatros y conciertos de Coldplay", ironiza. Urquizu destaca que el mundo rural va a sufrir la vuelta. "Económicamente somos más débiles. El pequeño comercio está cerrado desde el primer minuto y el turismo está cerrado. Lo que no tenemos es industria. Espero que lo tengan en cuenta".
El mapa de los fallecidos sigue el mismo patrón que el de los casos, sin que se aprecien diferencias por estructuras de población. Ciudad Real, con 101 fallecidos por cada 100.000 habitantes es la más golpeada, seguida de Madrid (91), Segovia (91) y Soria (90). La menos afectada (sin contar Ceuta y Melilla) vuelve a ser Las Palmas, con tres muertes por cada 100.000 habitantes. El mapa elaborado por este diario no incluye datos de fallecidos por provincias de Galicia ni de Cataluña.

El Gobierno, de momento, mantiene que el virus no conoce de fronteras y ha aplicado las medidas por sectores económicos y no por territorios. Aunque Canarias, Baleares y la Comunidad Valenciana (PSOE) y Castilla y León y Murcia (PP-Ciudadanos) van a plantear una desescalada en función de los casos, el discurso del Ejecutivo es de llevar una única política.

El mapa detallado de España sería útil si se plantea abrir la mano gradualmente por zonas. Pero ese mapa no existe de una fuente oficial El Ministerio de Sanidad solo publica datos agregados a nivel autonómico. Para conocer las cifras provinciales hay que ir comunidad a comunidad. Pero no todas las publican de la misma forma. Hay regiones que lo hacen de manera más detallada, como Castilla y León, y otras que proporcionan los datos en sus ruedas de prensa diarias. En algunas comunidades, como Galicia o Cataluña, la suma de los casos por provincias no es igual a la cifra que publica el ministerio y no hay cifras de fallecidos.

Pero no solo hay diferencias entre comunidades, también dentro de ellas. En Castilla y León, una de las comunidades que aboga por un desconfinamiento no uniforme, Segovia y Soria han sido muy castigadas. En cambio, Zamora, León y Burgos tienen una tasa de casos inferior a la nacional. Mientras las dos primeras reclaman con angustia más medios, en León se vive con cierto desahogo. Fulgencio Bandera, alcalde pedáneo de la junta vecinal Pedrún de Torío, de 90 habitantes en León, explica la situación: "En nuestro Ayuntamiento no tenemos constancia de ningún caso y eso es una suerte. En mi pueblo tampoco hay casos ni conocemos a nadie. Quizá se podría permitir alguna licencia con respecto a Madrid pero entiendo hay que evitar riesgos". Bandera sí avisa que "si se prorroga el estado de alarma en los mismos términos que hasta ahora hay gente que tendría serios problemas para sembrar y tratar la tierra justo ahora cuando toca".

También Manuel Illueca, director general del Instituto Valenciano de Finanzas, que está colaborando en la creación de una red de ayuda autonómica a trabajadores y autónomos complementaria a la del Estado, cree que una futura desescalada tiene que tener necesariamente una dimensión regional también. "Parece poco adecuado aplicar un calendario único de vuelta al trabajo, cuando no todas las comunidades autónomas están igualmente afectadas", señalaba a través de su cuenta de Twitter.

El debate está abierto, pero algunas voces prefieren mostrar prudencia antes de acelerar decisiones. Es el caso del presidente de la Diputación de Valencia, el socialista Toni Gaspar, alcalde de Faura, un municipio de alrededor de 3.500 personas: "Estamos en la fase más peligrosa, la de la de la desescalada. Todos los que saben de esto dicen que puede ser peligroso porque una remontada de la infección puede ser fatal. Además, no creo que haya que generar expectativas en la gente, que empieza a estar harta del confinamiento, que luego no se puedan cumplir", afirma.

Gaspar pone en duda las teorías del confinamiento selectivo por territorios por la elevada interconexión que existe en términos laborales, de movilidad y económicos entre unos y otros. "He presenciado reuniones en las que surgió al principio el debate del cierre de Madrid. Pero esto no es China. Wuhan tenía suficiente masa crítica como para subsistir por sí misma, pero dentro de España hay mucha interconexión y mucha interacción", advierte. Con el paso de las semanas, si la curva sigue aplanándose, el debate crecerá.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
40 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios