"El Gobierno tiene que creerse de verdad que necesita a la oposición y a los empresarios"
  1. España
JOSÉ LUIS MARTÍNEZ-ALMEIDA, ALCALDE DE MADRID

"El Gobierno tiene que creerse de verdad que necesita a la oposición y a los empresarios"

El alcalde de Madrid avisa de que el Gobierno deberá asumir responsabilidades cuando pase la pandemia: "No vamos a poder obviar el número de fallecidos"

Foto: "El Gobierno tiene que creerse de verdad que necesita a la oposición y a los empresarios"
"El Gobierno tiene que creerse de verdad que necesita a la oposición y a los empresarios"

Lo que es la vida. José Luis Martínez-Almeida (Madrid, 1975) era hace más o menos un año un político sin destino. El PP buscaba candidato para recuperar la alcaldía de Madrid y no tenía muchas esperanzas en este abogado del Estado que fichó Esperanza Aguirre y que, casi por casualidad, asumió el liderazgo de la oposición en el Ayuntamiento donde martirizó a Carmena. Hoy, alcalde en una de las peores crisis de la capital en décadas, Almeida se ha alzado como una voz representativa del partido.

En una ciudad golpeada que casi no puede enterrar a sus muertos, Martínez-Almeida se ha prodigado. Atiende a este diario por teléfono desde su casa y opina que el Gobierno deberá asumir responsabilidades cuando pase la crisis sanitaria, sin esperar a la recuperación económica. "La apelación al pacto puede evadir la exigencia inmediata de responsabilidades políticas en cuanto acabe la emergencia sanitaria". Sobre la petición de Sánchez de reeditar los Pactos de la Moncloa, advierte: "El Gobierno tiene que creerse de verdad que necesita a la oposición y a los empresarios".

PREGUNTA. Usted está saliendo reforzado de esta crisis. Hasta parte de la izquierda, que le ninguneaba, se lo reconoce.

RESPUESTA. A mí esto me ha tocado de alcalde, a otro de periodista, a otro de médico, a otro sencillamente le ha tocado quedarse en su casa y todos los que cumplen con su deber y su responsabilidad son héroes en este momento. El Gobierno pide una responsabilidad y unos sacrificios como nunca se nos habían exigido. Estamos abocados en una situación desconocida e incierta y héroes somos los que cumplimos nuestro deber y la responsabilidad: alcalde, médico, bombero, empleado de una funeraria...

Foto: "Miles de personas de las marchas del 8-M han contagiado a otras durante semanas"

P. ¿Qué momento ha sido el peor?

R. El momento más difícil en cuanto a la toma de decisiones fue al principio, el 10 de marzo, porque desde el Gobierno de la nación no se había adoptado ninguna medida pero la Comunidad de Madrid sí y nos vimos en la tesitura de tomar decisiones con cierta incertidumbre sobre si nos estábamos adelantando. Dudábamos, daba vértigo. Pero ante la duda decidimos que era mejor pecar por exceso y cerrar las bibliotecas, los parques…, que por defecto lo aplicamos desde el primer día. Después, la falta de suministro de material nos ocupa todos los días para todos los trabajadores y por supuesto el drama día a día de los hospitales. Llevamos más de 11.000 fallecidos en España y conviene no olvidarlo. Saldremos adelante pero ya hay 11.000 menos.

P. ¿Ve la luz al final del túnel?

R. Veo la luz al final del túnel. Las cifras dentro de la tragedia y del drama empiezan a tender a la baja, a menor número de fallecidos, a menor número de ingresos. Un médico me dijo el otro día: "No lo digamos muy alto pero parece, parece, que vayamos mejor". Parece que el confinamiento está dando resultados.

José Luis Martínez-Almeida en su casa
José Luis Martínez-Almeida en su casa

P. ¿Cómo cree que va a quedar Madrid? Sin turistas, sin teatros, sin cines...

R. Los próximos meses van a ser muy duros y las cosas hay que decirlas. Vamos a tener que atender una emergencia económica y con ella una emergencia social porque se va a quedar gran parte de la población en una situación muy precaria a la que tendremos que dar respuesta. Como sociedad vamos a tener que cambiar algunos de nuestros hábitos. Después de una situación tan dramática tendremos que pensar que la misma sociedad no va a salir igual que entró.

P. Antes habló del material. ¿No les ha llegado?

R. A nosotros no nos ha llegado ningún material por parte del Ministerio de Sanidad, hemos recibido por parte de la Comunidad y hemos pedido por carta al ministerio. El poco material, o el material que hemos recibido, ha sido por la Comunidad y de adquisiciones del Ayuntamiento y de donaciones.

P. La Comunidad también ha tenido problemas con el material, con los aviones fantasma de Díaz-Ayuso que tanto tardaron en aterrizar.

R. Los problemas existen. La cuestión es que el mando único en sí mismo no era una mala idea porque podía ir a los mercados internacionales con la condición de Estado. El problema es que ese mando único no supo gestionar desde un Ministerio de Sanidad que no tenía estructura, equipo ni experiencia para hacer esas compras y que unos días después habilitó a las comunidades. La prueba de que no ha funcionado es que ahora se encarga Hacienda y ahora han entrado los grandes actores nacionales en la compra de suministro. Cuando dio autorización a las comunidades se entra como comunidad que es más complicado. El mando único no era mala idea pero, desgraciadamente, no ha funcionado.

José Luis Martínez Almeida en el Ayuntamiento. (EFE)
José Luis Martínez Almeida en el Ayuntamiento. (EFE)

P. En realidad aclararon cinco días después del Estado de alarma que las comunidades podían comprar.

R. El decreto del estado de alarma es muy claro en que hay un mando único y luego lo tuvieron que aclarar. Es indiscutible que la estructura del Ministerio de Sanidad no está dimensionada para una situación de estas características.

P. ¿Le ha venido grande esto al ministerio después de tantos años sin competencias? Se lo pregunto como abogado del Estado que conoce bien la Administración.

R. Es indiscutible que no está dimensionado para afrontar una situación de estas características y se ha revelado insuficiente.

P. ¿Cree que hace falta un Gobierno más grande o que ha sido un problema de este Gobierno?

R. Tenemos que reflexionar no sobre si la competencia está en el Gobierno o en las comunidades, sino si el Ministerio tiene medios suficientes para casos de emergencia que afectan a todo el Estado.

"Es indiscutible que la estructura del Ministerio de Sanidad no está dimensionada para una situación de estas características"

P. Pedro Sánchez ha pedido hoy unos Pactos de la Moncloa bis. ¿Cómo lo ve? ¿Estará el PP ahí? Por un lado el PP apoya los decretos, pero por otro es muy duro.

R. El PP ha apoyado los decretos del estado de alarma. Mayor lealtad que apoyar los decretos del estado de alarma en el Congreso es difícil pedir. Me lleva al recuerdo de cómo se comportaron otros en crisis muy inferiores al Covid, qué comportamientos tuvieron otros, qué críticas descarnadas hicieron otros en crisis menores. No se puede decir que el PP no esté siendo leal. Lo que sí hay que decir es que la apelación a la unidad no puede suponer una falta de crítica. La lealtad es un camino de dos direcciones. Pretender que la lealtad sea la adhesión inquebrantable es desconocer cómo se tiene que trabajar en estos momentos. Ahora tenemos que trabajar en equipo, desde la unidad y arrimando todos el hombro.

P. Pero el PP ha sido muy crítico.

R. En la emergencia sanitaria solo hemos dicho que faltan test y material sanitario y eso es una realidad. En la emergencia económica no pueden pretender que no podamos hacer propuestas. La apelación a los Pactos de la Moncloa no puede implicar que el Gobierno pretenda que aceptemos todo lo que nos plantean. El Gobierno necesita transmitir mayor credibilidad y confianza. No puede pretender en una semana pasar de dictar un decreto que suponía hibernar la economía con medidas económicas muy criticables a una semana después decir que aquí hacen falta unos Pactos de la Moncloa. El Gobierno tiene que creerse de verdad que necesita a la oposición, a los empresarios. No puede salir de aquí con una apelación a la unidad pero sin negociar.

"Mayor lealtad que apoyar los decretos del estado de alarma en el Congreso es difícil pedir"

P. Entiendo entonces que no ve sincera la petición de Sánchez.

R. Espero que sea sincero pero lo cierto es que este Gobierno necesita más credibilidad en las propuestas que le hace a los españoles, que sea sincero pero para eso tiene que cambiar. No es que lo diga el PP, es que lo han criticado sus socios como el PNV y comunidades socialistas. La credibilidad se gana contando con la oposición.

P. Dice que hay que trabajar todos a una pero la Comunidad de Madrid ha hecho bandera de la confrontación con el Gobierno. Usted tiene entrada de primera fila en ese espectáculo.

R. Lo que la Comunidad ha hecho y dicho es lo mismo que hacen y dicen el resto de comunidades. Igual tiene más repercusión por ser Madrid, que además es el epicentro de la pandemia. Dice que falta material. Pidió medidas antes y la Comunidad tomó medidas seis días antes de la declaración del estado de alarma. Y tenía razón. La apelación a la unidad no puede ser que se pretenda cualquier tipo de crítica que tengamos los demás. La apelación al pacto puede evadir la exigencia inmediata de responsabilidades políticas en cuanto acabe la emergencia sanitaria. Ahora no procede porque hay una emergencia sanitaria. Pero nadie puede plantear eludir su responsabilidad porque haya una emergencia económica.

"Habrá que rendir cuentas. No vamos a poder obviar el número de fallecidos e infectados que nos hace líderes a nivel mundial"

P. Habla de dimisiones.

R. Hablo de rendición de cuentas de las decisiones tomadas y las que no se han tomado. No vamos a poder obviar el número de fallecidos e infectados que nos hace líderes a nivel mundial. No lo va a poder obviar nadie y yo me incluyo. Por supuesto el Gobierno central también.

P. ¿Y las comunidades?

R. Por supuesto. Todos. Y los Ayuntamientos, cada uno en función de sus competencias. Pero a veces da la sensación de que la apelación a la unidad cuando acabe la emergencia sanitaria para encarar la emergencia económica pretende evitar que se exijan responsabilidades políticas y eso no puede ser.

P. Pero se refiere a exigir responsabilidades al Gobierno cuando acabe la emergencia sanitaria.

R. Ahora luchamos por salvar vidas cada minuto y no hay que distraerse de ese objetivo fundamental, pero después, de forma inmediata, tendrá que haber responsabilidades políticas, del Gobierno o de cualquier Administración. Todos hemos tomado decisiones difíciles y complicadas pero es obvio que el Gobierno tiene un papel muy destacado y por tanto tendrá que asumir responsabilidades en su momento.

Foto: Sánchez anuncia "sucesivos estados de alarma" y buscará otros Pactos de la Moncloa

P. Por un lado, dice que el Gobierno fue muy blando en las medidas y, por otro, que el Gobierno ha congelado la economía.

R. Lo que quiero decir es que desde el Ayuntamiento y la Comunidad entendimos la necesidad de adoptar medidas que fueron en escalada. El Gobierno pasó prácticamente de decir que tranquilidad, que esto no era para tanto, a decretar el estado de alarma. Hay una diferencia sustancial.

P. ¿Cómo es su relación con la oposición?

R. Tenemos un diálogo constante. Me he reunido en cinco ocasiones por videoconferencia con los portavoces. Voy a convocar un pleno extraordinario de control al Gobierno municipal. Suspendimos plenos y comisiones pero en la tercera semana informaré a la oposición de las actuaciones. Lo digo porque el Gobierno tiene en este momento poderes extraordinarios y exorbitantes concedidos de acuerdo con el ordenamiento jurídico. Poderes que limitan derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos. La contrapartida no puede ser el cierre del Congreso. Porque precisamente la tranquilidad para los ciudadanos de que los poderes exorbitantes de derechos y libertades fundamentales está garantizada en una democracia es porque hay control al Gobierno. Si no hay control al Gobierno se deteriora la democracia. Que la democracia esté en una situación extraordinaria hace más urgente el control al Gobierno por parte de la oposición. Es la tranquilidad para los ciudadanos.

P. ¿Se pregunta a menudo qué hubiera pasado si se confina Madrid antes de aquel fin de semana del 8-M y del Atleti-Sevilla? Yo iba a ir al partido y al final no acudí por casualidad.

R. Yo fui a ese partido. No sé hasta qué punto hubiera cambiado. Pero a la vista de los acontecimientos posteriores fue una imprudencia. Y no es un ataque al movimiento feminista decir que la manifestación no debió celebrarse a la vista de lo que ha sucedido. Hubo otros acontecimientos que se celebraron y en los que la autoridad competente para autorizarlos no era el Gobierno de la nación. A la vista de los acontecimientos posteriores, esa manifestación y otros acontecimientos no se debían haber celebrado.

P. Si fue al Metropolitano a ver al Atleti no percibía que hubiera mucho riesgo.

R. La información no la tenía yo. Las cosas como son. ¿Quién tenía la información? El Gobierno.

P. Bueno, es que hay mucha gente diciendo eso de 'yo ya lo dije'.

R. Yo no soy de los de 'yo ya lo dije'. Los mensajes que los ciudadanos recibíamos, y en eso no soy especial por ser alcalde de Madrid, es que no era algo grave, que estaba controlado, que no había que caer en el alarmismo, y en cinco días pasaron al estado de alarma.

"El Gobierno tiene en este momento poderes extraordinarios y exorbitantes y la contrapartida no puede ser el cierre del Congreso"

P. ¿Cuándo va a volver la normalidad?

R. Si volver a la normalidad es concluir el estado de alarma te diría que posiblemente sea en mayo, pero como sociedad no sería capaz de dar una fecha. Los test son determinantes para que podamos volver a la normalidad. Hemos hibernado la economía, pero si hubiéramos tenido el suficiente número de test habría sido menos drástico. Cuanto antes hay que traer test, pero no para hacer 15.000 o 20.000 al día, como dicen. Con eso se abarca el 10% de la población de un distrito medio de Madrid. Necesitamos cientos de miles de test al día. Son los que nos van a dar la clave. Hacemos test a nuestro personal esencial y hemos detectado personas asintomáticas que han dado positivos, lo que nos ha permitido retirarlos del servicio, y gente que ha estado en situación de riesgo pero que al dar negativo nos permite que sigan trabajando.

P. Hubo quien pensó que los españoles no iban a cumplir el confinamiento.

R. En esta situación uno se da cuenta de la grandeza de los españoles. Se está cumpliendo y es admirable porque es una medida contra natura en los españoles, que nos gusta dar un paseo, besarnos, abrazarnos. Le hemos dicho a los españoles que aparten durante mes y medio todo lo que forma parte de su estilo de vida pero es ejemplar. Que la policía municipal, que se está empleando de forma intensiva, ponga 800 sanciones en las calles en una ciudad de 3,3 millones da una idea de cómo está cumpliendo.

P. ¿Qué le diría a un hotelero o al dueño de un bar que se ha hipotecado y tiene su negocio cerrado y sin perspectivas?

R. Que confíe, que cuando hemos estado en situación muy difícil en España hemos salido adelante. Lo hicimos en la Transición. Se dice que esta es la situación más difícil desde la Guerra Civil y lo es desde el punto de vista social y económico, pero políticamente fue más dura la Transición. Le diría que confíe en que saldremos adelante todos unidos.

Partido Popular (PP) José Luis Martínez-Almeida Ayuntamiento de Madrid Madrid Coronavirus Ministerio de Sanidad