PIDE DESPLEGAR EL EJÉRCITO EN TODA ESPAÑA

Casado cambia el tono en un discurso de guante blanco con Sánchez: "No está solo"

El presidente del PP aseguró que Sánchez puede contar con su grupo y encontrará "más lealtad" en ellos que en sus propios socios. Sí le pide que despliegue el ejército en toda España

Foto: El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, en el hemiciclo. (EFE)
El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, en el hemiciclo. (EFE)

Pablo Casado lanzó un mensaje de unidad sin fisuras desde la tribuna del Congreso con un cambio de tono evidente tras sus duras declaraciones en los últimos días. El jefe de la oposición no dudó en repetir al presidente del Gobierno que “no está solo” y que para combatir la gran crisis del coronavirus, “puede contar” con el Partido Popular. “Ya se lo dije, en este grupo encontrará más lealtad que en sus propios socios”, repitió Casado en distintas ocasiones.

El líder popular optó por dejar atrás los duro reproches —“tiempo habrá para dirimir las responsabilidades, los retrasos y las negligencias”— dijo, reconociendo “haber echado en falta algo de autocrítica” tras la exposición de Sánchez. Aún recordando “el comportamiento que otros tuvieron en otras crisis sanitarias y que estando en nuestro lugar se habrían manifestado ahora en sedes y en nuestras casas” (dijo en referencia, entre otras, a la crisis del ébola cuando gobernaba el PP) Casado quiso insistir en que la batalla del Covid-19 “la afrontamos juntos”.

Casado cambia el tono en un discurso de guante blanco con Sánchez: "No está solo"

Casado dejó claro que su grupo respalda al Gobierno en las medias económicas, “incluso en aquellas que llegan tarde o que nos parecen mejorables”, porque es el momento “de que arrimemos el hombro”. Quiso lanzar un reconocimiento expreso a los presidentes autonómicos, alcaldes y presidentes de las diputaciones del PP (y de otros partidos) “que están actuando con absoluta lealtad institucional” dijo, y “que han tenido la valentía y responsabilidad para actuar antes que nadie”, concluyó en clara alusión a la Comunidad de Madrid.

Durante gran parte de su discurso, Casado quiso homenajear a los héroes que luchan contra la pandemia, “de batas blancas y trajes verdes” dijo, “sanitarios que representan la mejor versión del pueblo español” y lanzó su primera promesa: “Desde aquí me comprometo a mejorar sus remuneraciones y especialmente a los residentes”, dijo. Continuó sus agradecimientos a los militares, farmacéuticos, guardias civiles y tantos otros “que velan por nuestras necesidades más básicas” dijo, sin olvidar a los ciudadanos, a los que están pasando este estado de alerta solos, “confinados en menos metros cuadrados o con menos despensa”.

El jefe de la oposición reiteró la necesidad de “ser solidarios” con todo aquel que lo necesite, “ahora sí, nos va la vida en ello”, dijo, recordando que hay dos casas: la de cada uno donde pasa estos días “y la común de España”, recordando que cuando se termine el periodo de confinamiento, “muchas cosas habrán cambiado”. La forma de trabajar, de enseñar, de comunicarnos, comenzó, yendo ya a lo económico: “Habrá que reorganizar las necesidades de gasto público” y se verá, avanzó, “la buena simbiosis de lo público y privado”.

Casado auguró que también empeorarán las cosas para las “ideologías nacionalistas y excluyentes” y pidió a Sánchez desplegar el ejército por todo el territorio nacional, “sin atender a nacionalismos”. Muy atenta estaba en ese momento la ministra de Defensa, Margarita Robles.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado. (EFE)
El presidente del Partido Popular, Pablo Casado. (EFE)

El líder del PP optó por un mensaje constructivo, de apoyo y apelando al sentimiento de los ciudadanos, a la lucha común: “Lo que tenemos que hacer es luchar al enemigo común” dijo, “desde los hospitales abarrotados, desde los balcones aplaudiendo” repitió, dejando claro, “que nunca nos rendiremos”.

Le reconoció a Sánchez “haber cumplido con su obligación constitucional de presentar el decreto desmedidas en las Cortes” —eso sí, “después de muchos sobresaltos” dijo en referencia al consejo de ministros del pasado sábado, y “de rectificarlo en el de ayer”—. A pesar de todo, Casado volvió a repetir que su partido “le apoya, aún sin haber conocido el contenido”, recordando su petición de hace días de “un mando único para coordinar la crisis con mayor eficacia”. Volvió a insistir en que si necesita los escaños populares para ampliar las medidas extraordinarias, es decir, el estado de alarma, como todo parece indicar, podrá contar con ellos.

No dejó pasar la oportunidad de reprochar al presidente haber utilizado el decreto del Covid-19 para introducir algunos cambios que nada tienen que ver como blindar a Pablo Iglesias en la comisión del CNI, una noticia que revela hoy este diario.

Casado terminó su intervención apelando a la “España eterna”, la que “requiere de nuestro esfuerzo individual”, “esa España en la que tenemos que sumar lo mejor de nosotros mismos”, pidiendo “hacer de esta desdicha la mejor España posible”. “Empecemos a fundar la patria de nuestros hijos”, concluyó el jefe de la oposición desde la tribuna.

Del grupo popular, además de Casado, acudieron la portavoz, Cayetana Álvarez de Toledo; el secretario general del partido, Teodoro García Egea; el portavoz adjunto, Guillermo Mariscal; y el diputado Pablo Hispán. En total, el pleno se celebró con solo 23 diputados, 5 ministros y 5 miembros de la Mesa, además del presidente del Gobierno. Los portavoces de cuatro formaciones (Ciudadanos, JxCat, EH Bildu y la CUP) decidieron no acudir por estar en contra de la celebración de un pleno presencial por ser opuesto a las indicaciones que las autoridades han dado a la ciudadanía, en pleno estado de alarma. En cuanto al resto de empleados en el Congreso, estuvo el secretario general y dos letrados, además de dos fotógrafos, un ujier y una taquígrafa.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios