"Es ya el momento del Rey": a la espera del mensaje de Felipe VI en la crisis del Covid-19
  1. España
SIN APARICIONES POR EL MOMENTO

"Es ya el momento del Rey": a la espera del mensaje de Felipe VI en la crisis del Covid-19

Expertos constitucionalistas aseguran que sería "conveniente" la aparición del Rey en un momento de tanta excepcionalidad para trasladar un mensaje de "esperanza y serenidad"

Foto: Felipe VI se dirige a los españoles en el tradicional mensaje de Navidad el pasado diciembre. (EFE)
Felipe VI se dirige a los españoles en el tradicional mensaje de Navidad el pasado diciembre. (EFE)

La terrible crisis del coronavirus —que acerca a España a las 300 víctimas mortales— tuvo su consecuencia política más importante el sábado por la noche: el presidente del Gobierno detalló el decreto de estado de alarma, confirmando que a partir de ese momento el país quedaba regido por un mando único, el del Ejecutivo central. Después de que Pedro Sánchez haya explicado las medidas más extraordinarias, queda por resolver la incógnita de si el Rey lanzará un mensaje al conjunto de los ciudadanos. En mitad de las expectativas sobre la aparición del monarca, la Casa Real hizo un inédito comunicado en la noche del domingo anunciando que el monarca renuncia a la herencia del rey Juan Carlos tras las últimas noticias sobre su patrimonio.

Más allá de esta cuestión, los expertos en Derecho Constitucional consultados por este diario consideran que en este momento de excepcionalidad puede ser “lo más conveniente” que el Rey aparezca ante la opinión pública. Hasta ahora, el discurso de mayor calado que Felipe VI ha trasladado a la nación desde su proclamación en 2014 fue el del 3 de octubre de 2017, dos días después del referéndum ilegal en Cataluña. Era la primera vez que un jefe de Estado se dirigía a los españoles en circunstancias tan insólitas desde 1981, cuando Juan Carlos I lo hizo después del intento de golpe del 23-F.

Foto: Cartel de la campaña contra el coronavirus llevada a cabo por el Gobierno. (@desdelamoncloa)

En este caso, explica el profesor de Derecho Constitucional de la Universidad del País Vasco, Javier Tajadura, el mensaje presentaría una “gran diferencia” con respecto al de hace tres años. “Entonces intervino para remediar un vacío de poder, como también hizo su padre. Ahora hay un mando único y el mensaje del jefe del Estado debe ser de esperanza para la población. Podría visualizar su función integradora y simbólica, y la credibilidad que tiene su figura para pedir a la sociedad que cumpla con todo lo que digan las autoridades”, explica.

Que sería un mensaje de apoyo y esperanza, apuntalando la decisión del Gobierno, no genera dudas. El catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona, Xavier Arbós, asegura que no tendría sentido “una iniciativa autónoma” por parte del monarca, sino que debe ser coherente con las acciones del Ejecutivo. Arbós considera que un mensaje de ese tipo cumple estrictamente con las funciones constitucionales del jefe del Estado, que precisamente “puede hacer visible esa función representativa” que se le supone, “sabiendo entender en cada momento los denominadores comunes del país y contribuyendo a un discurso que facilite la cohesión”.

Los expertos constitucionalistas coinciden en el valor de la figura del monarca en momentos tan difíciles para millones de españoles, a los que ha pillado desprevenidos la situación de excepcionalidad. “Ante las dificultades puede ser el momento de que el jefe del Estado dé un paso al frente, poniendo calma y serenidad”, explica Antonio Torres del Moral, catedrático de Derecho Constitucional de la UNED, recordando que el Rey “tiene una mayor aceptación porque no es un político que busca votos, sino una voz de autoridad e imparcialidad”.

Foto: Calles desiertas en Barcelona. (EFE)
Multas a ciclistas, runners, turistas y perros: así estrena España el estado de alarma
Alberto Pérez Giménez Jose Mari Alonso. Vitoria Víctor Romero. Valencia Isabel Morillo. Sevilla Agustín Rivera. Málaga Marcos Lamelas. Barcelona Héctor G. Barnés Ángel Villarino

“Estamos ante una crisis social, no solo sanitaria o económica. El tono será muy distinto al que vimos el 3 de octubre. En estas situaciones, justamente, la monarquía es muy válida y se hace insustituible. La neutralidad por encima de los partido políticos hace que sea la voz mejor recibida entre la ciudadanía”, concluye.

También Arbós pone el acento en que los mensajes que pueda lanzar Sánchez o la presidenta de la Comunidad de Madrid, en las circunstancias actuales, pueden generar “controversia o desconfianza por ser líderes políticos”. “Muchos ciudadanos, igual que otros dirigentes políticos, juzgan si las cosas se han hecho pronto, tarde, si son ajustadas o exageradas… Es importante una perspectiva neutral como la del Rey que la gente entienda y valore”, asegura.

Juan José Solozábal, catedrático de Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid, considera que puede ser el turno de un “mensaje de esperanza, equilibrado y prudente” una vez que el Ejecutivo ha tenido todo el protagonismo para tomar las decisiones en la gestión de la crisis. Teniendo en cuenta que el real decreto entró en vigor desde el momento de su publicación, que fue el sábado por la noche, el mensaje del Rey podría llegar ya en cualquier momento que decidiera si es que no queda empañado por las últimas noticias surgidas en torno a la Casa Real.

Rey Don Juan Carlos Casa Real Rey Felipe VI
El redactor recomienda