GESTIONAN DINERO DE LA SEGURIDAD SOCIAL

Escrivá enfila el salario de los directivos de las mutuas: sin mujeres y hasta 245.000€

El Tribunal de Cuentas ultima un informe que destaca que estos organismos tutelados por el Gobierno incumplen la ley de paridad. Los sueldos de los directivos superan a cualquier político

Foto: José Luis Escrivá, en el Senado. (EFE)
José Luis Escrivá, en el Senado. (EFE)

Vuelven las mutuas. Estos organismos que manejan dinero público procedente de las cotizaciones sociales y que están tutelados por el Gobierno han sido una fuente de polémica en el pasado por los gastos suntuosos de sus directivos. Pese a los distintos anuncios para atajarlo, el Tribunal de Cuentas prepara un duro informe que apunta, entre otras cosas, a los sueldos de sus directivos. Los gerentes cobran hasta 245.000 euros, más coches y otras y el Ministerio de Seguridad Social, que dirige José Luis Escrivá, anuncia que va a revisar "la normativa que regula el régimen retributivo del personal directivo de estas mutuas para analizar si es el más adecuado".

Las mutuas de accidentes de trabajo son asociaciones de empresarios y no tienen ánimo de lucro. La ley les encarga la atención de los trabajadores accidentados y de las enfermedades profesionales. La Seguridad Social les transfiere los fondos recaudados en las cotizaciones sociales y audita sus gastos. El Tribunal de Cuentas periódicamente las fiscaliza y esta vez se centra en "la gestión y control de los pagos efectuados al personal de las mutuas colaboradoras de la Seguridad Social en el ejercicio 2017".

Este diario ha tenido acceso a parte del borrador que prepara el organismo fiscalizador. El informe destaca que las mutuas tenían en diciembre de 2017 "una alta representación de mujeres en su plantilla (el 60,85% del total de trabajadores)". Sin embargo, las cúpulas están copadas por hombres a pesar de la Ley de Igualdad aprobada en 2007. El porcentaje masculino en el personal directivo es del 80%. Nueve de las 20 mutuas "no contaban con ninguna mujer que tuviera un contrato de alta dirección, mientras que otras ocho presentaron un porcentaje de mujeres directivas igual o inferior al 26%, muy alejado, por tanto, de la composición equilibrada prevista en la citada Ley de Igualdad", señala el borrador del informe sujeto a cambios tras las alegaciones. Tampoco hay ninguna presidenta ni gerente mujer.

El texto analiza los sueldos de los directivos, a los que en 2012, en plena crisis, el Gobierno del PP puso un tope de 105.000 euros más variables. En 2015, una orden comunicada del ministerio estableció grupos de mutuas según los recursos que manejan para establecer un tope de otros 105.000 euros en función de objetivos. En teoría, el sueldo no puede superar los 210.000 euros, de largo, mucho más que cualquier ministro.

Pero las cifras que obran en el portal de Transparencia superan esos números. El mejor pagado es el director gerente de MC Mutual, Eduard Vidal, con 245.000 euros. Además, el borrador del informe señala que perciben retribución en especie en forma de coches de empresa y tarjetas.

La patronal de las mutuas, Amat, responde por correo electrónico que cumplen la normativa. "Todos los directores gerentes y altos cargos de las mutuas se encuentran dando cumplimiento a las previsiones legales contempladas en estas normativas, lo que se ha puesto de manifiesto a través de las reiteradas fiscalizaciones realizadas por la Intervención General de la Seguridad Social desde el año 2015".

Sobre la crítica del informe de que incumplen la Ley de Igualdad, responde: "Todas las mutuas están trabajando en la dirección que marca el Real Decreto-Ley 6/2019, que recoge que para el año 2023 los consejos de administración deben ser paritarios. En ese sentido, varias mutuas ya dan cumplimiento a ese porcentaje, otras están muy próximas y otras se están adaptando para alcanzar ese cupo en la fecha prevista por la ley".

El ministerio de Trabao, Migraciones y Seguridad Social, que dirige José Luis Escrivá, destaca que "el ministerio ejerce un decidido control sobre las mutuas colaboradoras de la Seguridad Social y sobre el uso que hacen de los recursos públicos que gestionan", y que lo hace "no solo desde el punto de vista de la eficiencia sino también de la ejemplaridad". Seguridad Social afirma que "si del estudio del informe del Tribunal de Cuentas o de las auditorías que realiza la propia Intervención General de la Seguridad Social se desprendiera cualquier posible abuso, se actuará con celeridad y rigor". Dentro de ese repaso, "el ministerio va a revisar la normativa que regula el régimen retributivo del personal directivo de estas mutuas para analizar si es el más adecuado, dadas las circunstancias".

Tomás Beas, responsable de Mutuas en UGT, advierte sobre los salarios de los directivos: "Los sueldos de los directivos son legales y es la Administración quien los autoriza, ese es el problema". Beas insiste en que no se puede generalizar esa situación a todos los empleados del sector: "Entre el 10% y el 12% de los empleados de mutuas tienen salarios sustanciosos, pero la diferencia con el resto es enorme. Al hacer la media, salen salarios altos, pero es engañoso. A final de febrero hay muchos empleados de mutuas que no han cobrado los incrementos previstos en los Presupuestos Generales del Estado para 2019. Hay mucha diferencia entre el trato salarial que se da a los directivos y a los trabajadores".

La Intervención General de la Seguridad Social audita periódicamente las mutuas y las obliga a devolver lo gastado indebidamente. Hace unos años, obligó a que Fremap devolviera 68.000 euros gastados ilegalmente en marisco para su cúpula entre 2007 y 2008.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios