LE ACUSA DE DELITO FISCAL TAMBIÉN EN 2014

La Fiscalía no deja a Xabi Alonso: presenta la tercera querella pese a que ya fue absuelto

El deportista está citado a declarar en marzo y tiene pendiente la segunda querella que presentó la Fiscalía. Fue absuelto por la Audiencia de Madrid de la primera acusación

Foto: Xabi Alonso, a la salida de la Audiencia Provincial de Madrid. (EFE)
Xabi Alonso, a la salida de la Audiencia Provincial de Madrid. (EFE)
Adelantado en

La Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid no ha terminado con Xabi Alonso. Pese a que el pasado noviembre la Audiencia de Madrid lo absolvió de delito fiscal en las rentas de 2010, 2011 y 2012, en enero, el fiscal presentó una nueva querella por fraude fiscal contra el exfutbolista y sus asesores. Según fuentes jurídicas, esta vez le acusa de defraudar unos 840.000 euros en el ejercicio 2014. Se trata de la tercera querella, porque antes del juicio ya presentó otra por el ejercicio 2013. El deportista está citado a declarar en marzo y tiene pendiente la segunda querella que presentó la Fiscalía.

Xabi Alonso se negó siempre a pactar con Hacienda. Su caso ha sido rocambolesco. En primer lugar, la Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid no veía delito en que hubiese usado sociedades en Madeira —donde apenas pagaban impuestos— para cobrar sus derechos de imagen cuando fichó por el Real Madrid. Para no agraviar al FC Barcelona, porque Mascherano había pactado en un caso parecido, la entonces fiscal general, Consuelo Madrigal, ordenó presentar una querella contra él por delitos fiscales en los ejercicios 2010, 2011 y 2012. El juez del caso no veía delito y lo archivó en 2017, pero la Audiencia de Madrid ordenó que el caso llegara a juicio.


En junio pasado, antes de que el primer caso llegara a juicio, la Fiscalía presentó una segunda querella en que le acusaba de defraudar 572.000 euros en 2013. Consideraba que el esquema en Madeira había seguido y acusaba también a su asesor fiscal y a un experto en crear sociedades pantalla de Andorra que aparece en otros sumarios. Según el escrito fiscal, el fraude reflejado en la declaración de la renta del citado ejercicio "se sustenta en una operación defraudatoria diseñada en 2009 y que se mantuvo hasta 2013".

Xabi nunca buscó una condena de conformidad a cambio de una pena sin cárcel y se sentó en el banquillo el pasado octubre. Un mes después, la Audiencia de Madrid lo absolvió en un fallo muy duro para Hacienda y la Fiscalía. La sentencia criticaba "la errática posición del Ministerio Fiscal en la presente causa y algún exceso fácilmente apreciable en el tono de las intervenciones de las inspectoras de Hacienda". Hacienda y la Fiscalía recurrieron con duros escritos contra la sentencia y el entramado del futbolista y con los precedentes de futbolistas condenados con estructuras parecidas. La Abogacía del Estado, que representa a Hacienda, criticó que el esquema usado le permitió no tributar nada pese a ingresar cinco millones. "El resultado: los cinco millones de euros no tributaron nunca en ningún lugar".

La Fiscalía y la Abogacía recurrieron la absolución de Xabi Alonso y sus asesores


Entre la primera denuncia a Xabi y la absolución habían pasado casi cinco años y en medio Hacienda ha condenado, generalmente mediante acuerdos de conformidad, a Messi, Cristiano Ronaldo, Falcao, Di María, Alexis, Mascherano, Carvalho, Mourinho y hasta Coentrao. Pero el caso de Xabi era una china en el zapato.

Mientras se resuelve el recurso contra la absolución, la Fiscalía mantiene su rumbo fijo. En enero, ya sabiendo que había sido absuelto, presentó la tercera querella contra Alonso y sus asesores. Esta vez, le acusa de defraudar en el ejercicio 2014 más de 840.000 euros, según fuentes jurídicas. La defensa siempre ha mantenido su inocencia, que esto era una cacería y que la primera absolución le daba la razón.

En la querella, la fiscalía acusa a Alonso de usar su sociedad Kardzali con el único fin de evitar el pago de impuestos: “Con ánimo de obtener un beneficio fiscal ilícito, el denunciado presentó en plazo las declaraciones de IRPF del ejercicio 2014 consignado los 240.000 euros pero sin declarar cantidad alguna procedente de los rendimientos obtenidos por la explotación de sus derechos de imagen por cuanto utilizó la estructura societaria de Kardzali y una aparente cesión de los derechos de imagen, operación que como hemos anticipado se diseñó en el año 2009 y continuó en el 2014 por los querellados, con el objeto de hacer fiscalmente opacos los beneficios procedentes de la explotación de los mismos y así ocultarlos a la Hacienda Pública”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios