PARA GARANTIZAR UNA LEGISLATURA ESTABLE

Iglesias abre canales con los partidos del bloque de la investidura mirando a los PGE

La figura de Asens se erige en imprescindible para arrastrar a estas posiciones de bloque a ERC, imprescindibles para la estabilidad de la legislatura

Foto: El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, durante su comparecencia en la comisión de Derechos Sociales. (EFE)
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, durante su comparecencia en la comisión de Derechos Sociales. (EFE)

Unidas Podemos busca consolidar el bloque de la investidura para dar estabilidad a la legislatura y para ello ha abierto canales permanentes y bidireccionales con los principales partidos que con su apoyo o abstención permitieron la investidura de Pedro Sánchez. El líder de los 'comuns' y presidente del grupo confederal Jaume Asens es el principal responsable de mantener esta interlocución, a través de cuyos canales también se ha comenzado a sondear el apoyo a los Presupuestos Generales del Estado y se han tratado diferencias como las surgidas con Bildu respecto a la desclasificación del expediente del expolicía y torturador franquista Antonio Gonzalez Pacheco 'Billy El Niño'.

El Gobierno de coalición en minoría depende del bloque de la investidura para legislar y el vicepresidente Pablo Iglesias ya se marcó el objetivo antes incluso de la investidura de convertir lo que denominó "bloque de la moción" en un bloque dirigente. Este mismo jueves, durante su intervención en la apertura de la comisión de Derechos Sociales, Iglesias insistía en su tesis de sentar las bases para una década de "constitucionalismo democrático", que consiste tanto en reivindicar los artículos sociales de la Constitución como en integrar en esta tarea a todas fuerzas progresistas e independentistas: "democracia integrativa", según su terminología.

Para Iglesias, por tanto, habría que "empezar de cero" la denominada "democracia integrativa" porque entiende que el bipartidismo imperfecto, en el que PSOE y PP se podían poner de acuerdo en cuestiones trascendentales para la gobernabilidad o bien con el PNV o con la antigua Convergencia "no va a volver". Principalmente, según el líder de Unidas, porque el PP "está en otra cosa, peleándose con la extrema derecha de Vox, y eso va a durar tiempo". En este contexto, se arroga que "los que tenemos responsabilidad de dirección de Estado y de trabajar la democracia integrativa somos nosotros".

Las respuestas que el vicepresidente dirigió a los representantes de las formaciones minoritarias, incluso a las que no apoyaron la investidura como las CUP o Ciudadanos, estaban plagadas de guiños a ese "caminar juntos" en lo relativo a avances sociales y justicia social. Tanto es así que al final de su intervención les pidió directamente empujar de forma conjunta los Presupuestos. En el último pleno del Congreso ya se visibilizó la posibilidad de ensanchar el bloque de la moción, con propuestas como la ley de eutanasia que apoyaron todos los grupos menos PP y Vox, además de la abstención del diputado de Teruel Existe.

La figura de Asens se erige en imprescindible para arrastrar a estas posiciones de bloque a ERC, imprescindibles para la estabilidad de la legislatura, pero también a los posconvergentes. Es por ello que los comuns siguen ganando peso en el grupo confederal de Unidas Podemos y, por tanto, la apuesta por el diálogo con las formaciones independentistas para encauzar una legislatura estable y duradera. Ahora con su líder como presidente del grupo confederal, en sustitución de Iglesas.

La apuesta por el perfil de Asens fue toda una declaración de intenciones sobre la mano tendida a la izquierda independentista catalana

La apuesta por el perfil de Asens fue toda una declaración de intenciones sobre la mano tendida a la izquierda independentista catalana para buscar entendimientos en cuestiones sociales, acercar posturas de cara a sacar adelante los Presupuestos, desjudicializar el conflicto territorial y centrarse en el diálogo para buscar salidas negociaciones. Asens ya fue elegido cabeza de lista de los comuns para las generales con el mandato de "trabajar para construir puentes de diálogo y alianzas con el resto de la izquierda y las fuerzas del cambio del Estado", sin renunciar tampoco a la puesta en libertad de los "presos políticos" y a un referéndum pactado. Tras su nombramiento, Iglesias apuntó que "esta debe ser la legislatura del diálogo" y que "hay pocas contribuciones mejores a ello que tener al frente de nuestro Grupo Parlamentario Confederal a alguien como Jaume Asens".

Los canales abiertos por los morados con los partidos del bloque de la investidura podrían tener su primer reflejo en la conformación de tripartitos en las próximas elecciones catalanas,, e incluso en las gallegas y vascas. Coaliciones amplias que vuelven a la primera línea política como efecto del Ejecutivo de coalición entre PSOE y Unidas Podemos y porque hay mimbres para estos pactos postelectorales en Galicia y Euskadi, donde se celebrarán elecciones el próximo 5 de abril, pero también en Cataluña, donde previsiblemente habrá comicios en mayo o junio. Tres territorios donde podría descansar la estabilidad de la legislatura a través de pactos cruzados que den forma el denominado "bloque de la investidura".

Estabilidad de ida y vuelta, tanto en los ejecutivos autonómicos como en el estatal. Si Cataluña es el principal nudo gordiano de la política española, y la vuelta al eje izquierda-derecha afianzaría las posibilidades de reeditar un bipartito entre republicanos y comunes con el apoyo externo de los socialistas para intercambiar soportes con el Gobierno de coalición, el PNV también tiene un rol determinante para facilitar a Pedro Sánchez llegar al final de la legislatura. A ERC y PNV se sumaría también el BNG en caso de que alcanzase con los socialistas gallegos y Unidas Podemos los números para desbancar a Alberto Núñez Feijóo de la Xunta de Galicia.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios