¿QUIÉN INVITÓ A RODRÍGUEZ A ESPAÑA?

Zapatero, el 'príncipe' de Delcy, tras el caso Ábalos: el antichavismo tiene su teoría

Sobre los motivos del encuentro entre Ábalos y Delcy Rodríguez circulan varias versiones, alimentadas por la opacidad con la que ambos gobiernos han manejado la situación

Foto: José Luis Rodríguez Zapatero y Nicolás Maduro en una imagen de archivo. (Reuters)
José Luis Rodríguez Zapatero y Nicolás Maduro en una imagen de archivo. (Reuters)

El relato inicial tenía demasiadas lagunas: la madrugada del domingo al lunes, el ministro de Transportes y número tres del PSOE, José Luis Ábalos, conduce hacia la terminal Ejecutiva de Barajas en su coche privado. Según su primera versión, va a recibir al ministro venezolano de Turismo, Félix Plasencia, que es amigo suyo y al que va a ver al día siguiente en Fitur. Allí se encuentra sin esperarlo con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, que tiene prohibido pisar la UE.

¿Extraño, no? Tanto, que la versión no dura nada en pie. Ábalos y el Gobierno fueron cambiando el relato con las horas, ampliando detalles de tal manera que dos días después de que Vozpópuli revelara la reunión, la reconstrucción de múltiples fuentes, gubernamentales y de la oposición venezolana, dibuja otra realidad. Aún con piezas que no encajan en el rompecabezas, la mayoría apunta a que Ábalos, fontanero mayor del Gobierno, estaba allí para arreglar el desaguisado de que Delcy Rodríguez desembarcarse en España como había acordado de manera más o menos formal con alguien que no era él. ¿Pero con quién?

Con la visita del presidente interino, Juan Guaidó, Madrid se convirtió ayer en un hervidero. Y el tema estrella durante buena parte del día fue el misterioso encuentro en el aeropuerto. Fuentes cercanas aseguran que fue José Luis Rodríguez Zapatero, y no Pablo Iglesias, quien estableció contacto con la vicepresidenta venezolana y generó una situación que acabó necesitando la intervención de un ministro peso pesado del Gobierno para evitar un problema mayor. La versión la respalda también una persona que colaboró con el expresidente español en Venezuela.

Lo cierto es que Zapatero es muy cercano a Delcy Rodríguez y, sobre todo, a su hermano Jorge. Lleva años en contacto permanente con ellos en el contexto de su labor como mediador. En 2016, la vicepresidenta lo despidió con un "Ciao, mi príncipe" que registraron las cámaras y se hizo viral. "Zapatero ha recurrido muchas veces a los hermanos, que encabezan el clan chavista que ahora tiene más poder. Por ejemplo, para defender intereses de empresas españolas allí. Se han hecho muchos favores mutuamente", afirman las mismas fuentes. En los mensajes de WhatsApp interceptados al expresidente de Panamá, Juan Carlos Varela, la vicepresidenta venezolana alababa el trabajo de Zapatero y decía confiar plenamente en él.

Sobre los motivos y el contenido del encuentro entre Ábalos y Delcy Rodríguez circulan varias versiones, alimentadas por la falta de claridad y la opacidad con la que ambos gobiernos han manejado la situación. Según unos, la vicepresidenta venezolana había viajado simplemente para presionar al nuevo gobierno español, volando con su ministro de Turismo —que acabó viajando al centro de Madrid en taxi y aún sigue en la capital— días antes de la llegada de Guaidó. "Han mantenido lazos con la izquierda española durante años y ahora necesitan ayuda. Yo creo que ella se ha presentado aquí como una amante se presenta en casa de madrugada mientras duerme la mujer". La hipótesis encaja con el retrato de Delcy Rodríguez, mano derecha de Maduro, y una mujer de carácter.

Que Rodríguez llegase a Barajas a medianoche, cuando la tripulación tenía que descansar, solo se explica si esperaba pisar el país o concertar una reunión -clandestina o no tanto- en el aeropuerto, a pesar de que las sanciones contra el régimen de Maduro le impiden poner un pie en la UE. Rodríguez volaba con destino a Estambul pero en un avión sin autonomía para hacer el viaje sin escalas y, en vez de parar en la UE, podría haber optado por repostar en Marruecos o Argelia.

El expresidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero. (EFE)
El expresidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero. (EFE)

El chavismo no solo tiene contactos con Zapatero sino también con figuras de Podemos, empezando por Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero. Pero Delcy Rodríguez está entre los 26 cargos cuya entrada en la UE está vetada. Como reconoció después Ábalos, en una de sus múltiples versiones, "desde por la tarde se sabía que iba la vicepresidenta y desde Interior se tomaron todas las medidas".

Si la mano derecha de Maduro había pactado con altos cargos que podría pasearse por España o aspiraba a ello, no está aún aclarado. Pero cuando Interior lo supo dejó claro que sería detenida si pisaba el país. La frontera de un aeropuerto empieza cuando se sella en el pasaporte, según fuentes gubernamentales, así que para evitar un incidente diplomático era esencial que no llegara allí.

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos. (EFE)
El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos. (EFE)

Es en ese momento cuando entra en acción Ábalos. Acabó allí en la medianoche del domingo, en la terminal privada de Barajas. Él es el ministro de ramo del que depende AENA y además es el número tres del PSOE. En sus versiones cambiantes e inconsistentes, Ábalos pasó de negar todo encuentro a decir que fue algo fortuito. Cuando estaba abandonado por el silencio de Moncloa, se defendió en una entrevista con La Razón': "Marlaska me pidió que la número dos de Maduro no bajara del avión". Elevaba el caso e implicaba a otro ministro, cuyo departamento pasó la noche del domingo en contacto continuo con la terminal ejecutiva de Barajas pendiente de que Rodríguez no bajase de la aeronave. "Este no un tema de Ábalos", afirman fuentes próximas al Gobierno.

Tras la entrevista, y después de un largo silencio en el que la Secretaría de Estado de Comunicación ni respaldó a Ábalos ni dio información sobre el asunto, Pedro Sánchez salió al rescate. "Ábalos puso su esfuerzo en evitar una crisis diplomática y lo logró", afirmó en una breve declaración. Lo que dos días antes era un encuentro fortuito de Ábalos se había convertido oficialmente en un conato de crisis internacional que el ministro y hombre fuerte del PSOE había solucionado.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
51 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios