Crisis en el seno ejecutivo

Una terminal privada, policías y una cita a medianoche: así llegó Ábalos a Rodríguez

El ministro accedió a un área restringida de la terminal de jets de Barajas y la vicepresidenta de Maduro bajó a la sala VIP. Interior tenía monitorizado el vuelo. La cita no fue casual

Foto:

El encuentro entre la número dos del Gobierno venezolano, Delcy Rodríguez, y el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, la madrugada del pasado domingo al lunes en el aeropuerto de Barajas ha generado una crisis en el seno del ejecutivo. La cita se produjo con nocturnidad, negada primero y admitida con versiones cambiantes después, en la parte privada del aeropuerto de Barajas, rodeada de policías. La oscura entrevista entre los dos líderes, que duró más de una hora y media dentro de la aeronave, también fue negada tanto por el Ministerio del Interior como por el de Exteriores durante el pasado lunes e incluso el martes a algunos medios extranjeros que llamaron a los departamentos dirigidos por Fernando Grande-Marlaska y Arancha González Laya.

La terminal ejecutiva de Barajas es un espacio exclusivo. Al margen de las cuatro terminales de pasajeros, allí aterrizan los jets privados. La empresa pública AENA no gestiona ese espacio, sino que está gestionado en concesión por dos empresas, Spanish FBO Madrid y Sky Valet. La policía se encarga del control de fronteras y de pasaportes.

El avión procedente de Venezuela hizo escala en Barajas antes de seguir vuelo hacia Turquía. Además de Delcy, en la aeronave viajaba Félix Plasencia, ministro de Turismo de Venezuela, que acudía a la Feria Internacional del Turismo, Fitur. Plasencia tiene nacionalidad española y no está entre los 25 líderes venezolanos que tienen sanciones de la UE contra el régimen de Maduro y que no pueden pisar el espacio Schengen.

A esa terminal sin apenas acceso de pasajeros, a medianoche del domingo se desplazó Ábalos. El ministro fue cambiando de versión. De negar el encuentro a admitir que vio a Delcy y que lo hizo rodeado de policías y que ella nunca pisó suelo español. Las zonas de acceso del aeropuerto están claramente delimitadas y Transportes no ha aclarado cómo llegó el ministro a la pista para entrar en el propio avión.

Una terminal privada, policías y una cita a medianoche: así llegó Ábalos a Rodríguez

Según Ábalos, Plasencia le pidió si podía saludar a Rodríguez. "Ante esas circunstancias no sé cómo reacciona cada uno, pero en mi caso, la saludé y ya está, nada más, al margen de recordarle que lamentablemente no podía pisar suelo español, y así fue. Luego, ni hubo reunión ni pisó territorio español", afirmó el viernes por la noche después de 24 horas de confusión de sus versiones y de silencio de Moncloa.

Ábalos, que antes había afirmado que se encontró con la vicepresidenta de forma casual, cayó en otra contradicción cuando señaló: "Lo que quiero decir es que en todo momento estuvo la Policía y la Guardia Civil. Ya desde la tarde se sabía que en ese vuelo iba la vicepresidenta, y por tanto desde Interior se tomaron todas las medidas, y así fue. Y en todas las gestiones estuvo presente el comisario de frontera. Las zonas de tránsito se consideran de frontera y no territorio español. Hasta que no se pasa el control de frontera, y quien determina eso es la Policía, no se pisa territorio español".

La terminal ejecutiva no tiene exactamente una sala de autoridades reconocida como tal pero sí una zona VIP. En palabras de Ábalos, el encuentro "no fue largo, fue lo justo" y tuvo lugar tanto en el avión como en una de esas salas. Horas después, el avión despegó rumbo a Estambul. El viernes por la tarde, una aeronave similar pero propiedad de la petrolera estatal venezolana, PDVSA, voló desde Turquía a Caracas con Delcy Rodríguez a bordo.

La polémica ha estallado al Gobierno de Pedro Sánchez en un momento crítico porque el presidente interino de Venezuela al que reconoce la mayor parte de la comunidad internacional, Juan Guaidó, que en la práctica está en la oposición a Maduro, se reúne hoy en Madrid con la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, con un grupo de exiliados de su país y con las autoridades del Ayuntamiento y el Gobierno autonómico. Guaidó no ha conseguido una cita con Pedro Sánchez y el vicepresidente Pablo Iglesias rebajó la importancia de su cargo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
56 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios