PRIMERA RUEDA DE PRENSA EN MÁS DE 15 DÍAS

Sánchez evita lanzar un mensaje a ERC y llama a "todos" a que le faciliten la investidura

El presidente señala que "lo que no hay ni habrá" son terceras elecciones, y apela a todos los partidos, incluidos PP y Cs, para que le hagan presidente. Todo ello a 24 horas de la cita con ERC

Foto: Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, este 2 de diciembre en Madrid. (EFE)
Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, este 2 de diciembre en Madrid. (EFE)

Pedro Sánchez promete que "no hay ni habrá" terceras elecciones. Pero el camino para evitarlas no está tan claro ni la investidura garantizada. Por eso abre el campo y ya no se dirige directamente a Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), cuya abstención, en la vía que ha elegido para lograr ser reelegido presidente, es necesaria. Ahora el jefe del Ejecutivo apela a la "responsabilidad" de "todas" las fuerzas políticas. Incluida la del PP, porque su abstención no le inhabilita para ser "alternativa". Sánchez lanzó este lunes guiños, por primera vez desde el 10-N, a populares y Ciudadanos.

Era la primera vez que el presidente en funciones respondía a preguntas de los periodistas después de 18 días en silencio, sin abrir la boca sobre sus planes para la investidura. Tuvo que hacerlo en la brevísima rueda de prensa en Madrid con motivo de la Cumbre del Clima (COP25), en la que compareció junto al secretario general de la ONU, el portugués António Guterres, que agradeció los compromisos contraídos por España en esta materia y el "ejemplo" que está dando a la comunidad internacional. Sánchez había reclamado a los países llegados a la capital, en su discurso de apertura de la conferencia, más "ambición" para luchar contra la emergencia climática y caminar más rápidamente hacia los objetivos de descarbonización.

[Consulte aquí en PDF la transcripción de la rueda de prensa del presidente y António Guterres]

El jefe del Ejecutivo utilizó precisamente la percha de la emergencia climática para insistir en la necesidad de que haya un Gobierno "cuanto antes". En ese sentido, indicó que él mismo ya hizo sus deberes y tejió en menos de 48 horas un acuerdo con Unidas Podemos, una "fuerza semejante" con la que montará, o eso pretende, un Gobierno en coalición, pero que estará en minoría. Ahora bien, subrayó, "el desbloqueo y la gobernabilidad de España no depende solamente de PSOE, ni tampoco de UP, depende de todos, de todas las fuerzas parlamentarias". "Si no hay una alternativa a la propuesta de Gobierno que ha hecho el PSOE con UP, la reflexión que me gustaría hacer al resto de líderes políticos es esa: que el desbloqueo y la gobernabilidad es una cuestión que depende de todas las fuerzas políticas", apuntaló.

"Si no hay alternativa, la reflexión al resto de líderes políticos es que el desbloqueo y la gobernabilidad depende de todas las fuerzas", subraya


Vuelta a la casilla de salida. Sánchez había sido preguntado directamente por su oferta a ERC, habida cuenta de que este mismo lunes el 'vicepresident' del Govern y coordinador nacional de la formación separatista, Pere Aragonès, remarcó en Madrid que hablar sobre el "conflicto político" catalán es hablar de "soberanía". El líder socialista ni mencionó a ERC, partido con el que el PSOE se sentará por segunda vez a la mesa este mismo martes. Se dirigió a "todas" las fuerzas políticas, igual que había hecho antes del 10-N, cuando insistentemente apeló a PP y Ciudadanos para que se abstuvieran y posibilitaran su reelección porque no había ninguna "alternativa" a un Ejecutivo presidido por él mismo. Su argumento es que los españoles votaron el 10-N que "hubiera un Gobierno". "Es la responsabilidad a la que me gustaría apelar, por encima de las siglas, que dejemos atrás el bloqueo y facilitemos el Gobierno de España que hace falta" para afrontar desafíos domésticos y otros tan graves como la emergencia climática.

"Estamos muy cerca de los 176"

Los periodistas preguntaron al presidente si contemplaba la apertura a la vía de la derecha si las negociaciones con ERC fracasan o sus exigencias son "inasumibles", o bien el país está abocado a unas terceras generales. "Lo que no puede haber y no habrá son terceras elecciones", respondió con total contundencia. Entonces recordó que ya en campaña se comprometió a ofrecer en las primeras 48 horas posteriores a las urnas una oferta de desbloqueo, y la planteó, hasta tal punto que cerró un preacuerdo de coalición con UP. Pero ese pacto, apuntó, solo suma 155 escaños, los 120 del PSOE y los 35 de los morados. Hay además otras formaciones, con peso parlamentario diverso (desde el único diputado que tienen partidos como el PRC, el BNG o Teruel Existe a los seis del PNV), que se han comprometido a "facilitar" la formación de un nuevo Ejecutivo.

El presidente no se compromete con ninguna fecha para el debate de investidura: no dice que deba ser "el 12 o el 20 de diciembre o el 8 de enero"

"Es decir, que estamos muy cerca de los 176 escaños" que dan la mayoría absoluta en el Congreso, señaló. "El planteamiento que hace el PSOE, de entendimiento con distintas fuerzas políticas, no solo de izquierdas, sino también con otras socialconservadoras [como el PNV], ha sido lo suficientemente positivo como para poder construir una mayoría parlamentaria que permita echar a andar la legislatura y contar con una estabilidad parlamentaria razonable como para poner en marcha una agenda progresista". Sánchez apuntaba, en consecuencia, que ya tiene una base más o menos sólida para empezar a andar.

Sánchez evita lanzar un mensaje a ERC y llama a "todos" a que le faciliten la investidura

Pero esos números no le dan una investidura que aún no tiene fecha. Ni él la quiso anticipar: desea que haya Gobierno "cuanto antes", pero rehúsa fijar el debate "el 12, el 20 de diciembre o el 8 de enero". En ese punto, Sánchez remachó que la formación de un nuevo Ejecutivo interpela a la primera fuerza política, pero también a todas las demás, a las que preguntó por qué "continúan con el bloqueo" después de dos elecciones, ambas ganadas por el PSOE. "Más allá de las fechas y de las negociaciones, lo importante es que todos los actores políticos que mañana [3 de diciembre] vamos a echar a andar la legislatura con la constitución del Congreso y del Senado seamos conscientes de que tenemos que aportar al desbloqueo y la gobernabilidad. A nadie se le pide que renuncie a la alternativa, lo único que proponemos es que asuman cada uno de ellos su responsabilidad". Este era el mensaje más claramente dirigido al PP, primera fuerza de la oposición y que rechaza abstenerse para facilitar su reelección porque entiende que dejaría el papel de alternativa a Vox.

El líder socialista advierte al PP de que su abstención no significa que "renuncie" a ser "alternativa" a un Gobierno presidido por él

Por último, Sánchez sostuvo que, cuando el Rey comience la ronda de contactos con los representantes políticos, él mismo acudirá a las conversaciones con el "ánimo" de de encontrar "generosidad" de los demás.

Aunque el presidente intenta desviar la presión (o repartirla) hacia PP y Cs, lo cierto es que no ha explorado la vía de la derecha, que le obligaría a deshacer el camino andado con UP. No se ha reunido aún con Pablo Casado, aunque sí pretende hacerlo, cuando su agenda se descargue de compromisos internacionales —este miércoles estará en la cumbre de la OTAN en Londres—, con Inés Arrimadas, futura y probable líder de los naranjas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios