A LA ESPERA DE que CASADO se pronuncie

Sánchez, dispuesto a verse con Arrimadas en los próximos días tras recibir su carta

"Quiero proponer una mayoría de 221 escaños moderados y constitucionalistas" para llegar a un acuerdo que permita poner en marcha un Gobierno que deje fuera a populistas y separatistas

Foto: La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas. (EFE)
La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas. (EFE)

Ya hay una propuesta formal encima de la mesa. La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, envió esta mañana una carta al presidente del Gobierno en funciones para explorar la alternativa a su acuerdo con Unidas Podemos, que depende también de los independentistas catalanes. “Es la única buena noticia, que hay una alternativa de mayoría constitucionalista. Esta propuesta gusta, seduce e ilusiona a la mayoría de españoles”, aseguró la dirigente en el Congreso de los Diputados. Fuentes de Moncloa reconocen no ver inconveniente en que se produzca el encuentro con la portavoz naranja, que podría celebrarse en los próximos días, informa Juanma Romero.

A pesar de que Arrimadas lleva días defendiendo esta opción, su grupo ha esperado a que se constituyan las Cortes Generales (este martes) para pedir formalmente la reunión. El objetivo es que se sumen el presidente del grupo parlamentario popular, Pablo Casado, y el propio Pedro Sánchez. A pesar de que Arrimadas no es la líder de Ciudadanos (el partido naranja está hoy en manos de una gestora), la portavoz parlamentaria considera que el encuentro debe transcurrir entre los jefes de los tres grupos en el Congreso. “Ahora mismo es imposible hablar con la portavoz socialista, Adriana Lastra, porque tiene el encargo de Sánchez de formar un Gobierno con Podemos. Así que quiero reunirme directamente con Sánchez para pedirle que rectifique”, explicó.

Ciudadanos ofrece, según la carta enviada a Moncloa, “una mayoría de 221 escaños” (a saber, los 120 escaños de los socialistas, los 89 del PP, los 10 del grupo naranja y los dos de Navarra Suma) para poner en marcha pactos de Estado y dar al país una alternativa “moderada y estable”. Por primera vez, Arrimadas no descartó que pudiera haber distintos partidos en el Gobierno (hasta ahora, siempre había sido una oferta de Gobierno socialista en solitario), aunque matizó que lo importante son los grandes asuntos de Estado, especialmente ante los “nubarrones” que vienen de la mano de la economía.

Sánchez, dispuesto a verse con Arrimadas en los próximos días tras recibir su carta

En la misiva, Arrimadas asegura que “millones de españoles” asisten “con enorme preocupación” a cómo el PSOE negocia con Podemos una coalición de gobierno, “que hace indispensable el apoyo de los partidos nacionalistas”. Y continúa: “Contemplamos con estupor cómo se incluye en esa negociación a formaciones cuyos líderes están condenados por sedición y malversación”.

Por eso, insiste la portavoz naranja, “y pese a las profundas diferencias que nos separan”, entre los tres partidos “disponemos de una mayoría sólida desde la que construir un pacto constitucionalista para impulsar grandes acuerdos de Estado que blinden nuestra democracia frente a los que quieren acabar con ella”.

Arrimadas insistió en que solo hace unas semanas Sánchez aseguraba que gobernar con Podemos “no le dejaría dormir”, un diagnóstico que, dijo, su partido comparte. “Podemos frenar el pacto del insomnio con esa alternativa”, zanjó sin concretar que hubiera hablado con Casado del asunto, aunque sí reconoció que mantiene contactos continuos con el PP.

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, este lunes. (EFE)
La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, este lunes. (EFE)

A su juicio, “lo más importante es convencer al señor Sánchez y saber si es posible que rectifique”, porque entiende que si el socialista estuviera dispuesto, el apoyo de los populares sería mucho más fácil. “Lo que hay que dejar claro es que sí hay una alternativa y que no es verdad que Sánchez solo tiene esa opción”, concluyó.

Sobre las negociaciones en la Mesa del Congreso, que todavía siguen abiertas, Arrimadas reconoció que no hay avances, aunque sí dijo que el objetivo político de su grupo es tener un puesto en el órgano de gobierno de la Cámara y grupo propio en el Senado, para lo que los escaños del PP deben estar necesariamente.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
39 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios