Es noticia
Menú
Casado descarta la gran coalición ante 600 empresarios: "No podemos abstenernos"
  1. España
APROVECHA EL PLANTÓN DE SANCHEZ AL IEF

Casado descarta la gran coalición ante 600 empresarios: "No podemos abstenernos"

El presidente del IEF reclama diálogo a la clase política para facilitar un gobierno estable. Casado aprovecha el plantón de Sánchez para ofrecerse: "Tenemos un plan audaz para España"

Foto: Pablo Casado, a su entrada al auditorio de Murcia en el congreso de la empresa familiar. (EFE)
Pablo Casado, a su entrada al auditorio de Murcia en el congreso de la empresa familiar. (EFE)

El candidato del Partido Popular a la presidencia del Gobierno, Pablo Casado, descartó este martes la posibilidad de que su grupo político se abstenga para propiciar la investidura de Pedro Sánchez en el caso de que el PSOE gane las elecciones del 10 de noviembre sin mayoría. En el marco del XXII Congreso de la Empresa Familiar que se celebra en Murcia, el líder popular aseguró que ofrecerá la firma de pactos de Estado e incluso la de negociar los Presupuestos Generales del Estado, pero descartó la posibilidad de una gran coalición. "No podemos abstenernos para beneficiar la investidura", dijo. Menos aún se posicionó a favor de una gran coalición que sumase a los socialistas, al PP y a Ciudadanos al afirmar que esto convertiría en única alternativa de oposición a Vox y a Podemos. "No es la alternativa más sensata para un Gobierno", insistió un día después de que el presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Francisco J. Riberas (Gestamp) reclamase terminar con la inestabilidad política para encarar las incertidumbres económicas.

En la clausura del congreso, en un nuevo discurso, Riberas insistió en hacer "un llamamiento a la clase política en su conjunto para que, sea cual sea el resultado de las elecciones del 10 de noviembre, dialoguen y busquen acuerdos y consensos que faciliten un gobierno estable". El también consejero delegado de Gestamp fue rotundo, aunque no se refirió a ninguna formación en concreto: "No nos podemos permitir nuevas situaciones de bloqueo que dañen la imagen que los ciudadanos tienen del sistema político y que evitan una necesaria acción de gobierno". La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, sí se refirió directamente a Casado a preguntas de los medios de comunicación. Acusó al líder popular de mantener "posiciones de bloqueo" y "entorpecedoras" y defendió que si el PSOE no logra mayoría tratará de lograr un "acuerdo porgramático" a su izquierda y un movimiento a su derecha que facilite la investidura "para no depender de los independentistas".

"No nos podemos permitir nuevas situaciones de bloqueo que dañen la imagen que los ciudadanos tienen del sistema político", dice Riberas (IEF)

La posición de Casado sobre la futura gobernabilidad de España se produjo ante un aforo compuesto por más de 600 empresarios que participaban en la última jornada del congreso. El líder popular recibió un cálido recibimiento, con aplausos a su entrada al auditorio del Centro de Congresos Víctor Villegas. Pese a la llamadas al consenso en el mensaje institucional del cierre de la convención, daba la sensación de jugar en casa, más todavía después de que el presidente del Gobierno en funciones cancelase a última hora del domingo su asistencia a la clausura de la convención, justo después del candidato conservador. Esa ausencia ha generado malestar ente algunos asistentes, si bien muchos empresarios reconocían que Pedro Sánchez tenía "pocos votos que ganar" en el foro. Incluso algunos se mostraban comprensivos con su decisión, después de que el año pasado la ausencia de empatía con los patronos fuese motivo de polémica en los medios de comunicación. La cancelación buscaba evitar riesgos de un nuevo desencuentro a poco más de una semaba para las elecciones.

placeholder GRAF8493. MURCIA, 29 10 2019.- El presidente del Partido Popular Pablo Casado (2d), el secretario general del partido Teodoro García Egea (i), el presidente de Murcia Fernando López Miras (2i) y el alcalde de Murcia José Ballesta (d), a su llegada a la segunda jornada del XXII Congreso Nacional de la Empresa Familiar que se esta celebrando hoy en el Auditorio Víctor Villegas de Murcia. EFE Marcial Guillén
GRAF8493. MURCIA, 29 10 2019.- El presidente del Partido Popular Pablo Casado (2d), el secretario general del partido Teodoro García Egea (i), el presidente de Murcia Fernando López Miras (2i) y el alcalde de Murcia José Ballesta (d), a su llegada a la segunda jornada del XXII Congreso Nacional de la Empresa Familiar que se esta celebrando hoy en el Auditorio Víctor Villegas de Murcia. EFE Marcial Guillén

Aunque el Gobierno ha estado representado en el programa de la cita anual de la Empresa Familiar por la ministra de Economía, Nadia Calviño, y la de Hacienda, María Jesús Montero, el vacío de Sánchez dio la oportunidad a Casado de presentar en solitario a los líderes de algunos de las principales empresas del país su programa económico y sus principales propuestas para el tejido económico. Lo hizo a pocos minutos de conocerse la encuesta del CIS, que daba ventaja al PSOE, y que evitó comentar al negarse a realizar declaraciones a los medios de comunicación antes y después de su intervención. "Apostemos por los que hemos demostrado que podemos llegar a acuerdos", dijo poniendo como ejemplo el pacto político en Murcia, donde el popular Fernando López Miras gobierno con Ciudadanos en su Gobierno regional con respaldo parlamentario de Vox.

Foto: El Rey Felipe VI en la inauguración del XXII Congreso de la Empresa Familiar. (IEF)

Casado sabía que se dirigía a una audiencia empática con sus promesas de bajadas de impuestos y aprovechó la ocasión para defender una "agenda de competitividad" que bautizó como Plan España. "Tenemos un plan para España claro, audaz, decidido y eficaz para parar la crisis económica". El líder del PP propuso una "reforma fiscal global" que incluirá supresiones de impuestos como los de sucesiones, donaciones y patrimonio, bajada de otros como el IRPF y estímulos fiscales que, según sus cálculos, inyectarían 16.000 millones de euros en la economía nacional e impulsaría la creación de 300.000 empleos. El dirigente conservador apostó también por una rebaja del impuesto de sociedades por debajo del 20% para las empresas y que el marginal máximo del IRPF no supere el 40%.

Además abogó por una nueva ley de unidad de mercado para eliminar trabas burocráticas a las empresas. El cambio normativo buscaría evitar duplicidades administrativas y organismos públicos. En materia de competitividad, abogó por favorecer el crecimiento en el tamaño de las empresas tras recordar que el 99% del tejijo productivo español son pymes y el 95% microempresas. En esta línea prometió a los empresarios acabar con "las barreras fiscales, administrativas y sindicales" que disuaden a los directivos de expandir su negocio, aunque no detalló a qué barreras se refería.

En su discurso aludió a la situación de las empresas catalanas. Destacó que 4.000 han tenido que abandonar esa región, dejando de facturar 100.000 millones de euros. Es más, dijo que desde la declaración de independencia (DUI) se han destruido 8.000 empleos en Cataluña, con una bajada de la productividad de 1.033 millones de euros. Por eso, aseguró ante los empresarios que si gana las elecciones generales y gobierna se "pondrá orden en las calles y se exigirá el cumplimiento de la ley" para que Cataluña "deslumbre de nuevo con su tejido empresarial y productivo".

El candidato del Partido Popular a la presidencia del Gobierno, Pablo Casado, descartó este martes la posibilidad de que su grupo político se abstenga para propiciar la investidura de Pedro Sánchez en el caso de que el PSOE gane las elecciones del 10 de noviembre sin mayoría. En el marco del XXII Congreso de la Empresa Familiar que se celebra en Murcia, el líder popular aseguró que ofrecerá la firma de pactos de Estado e incluso la de negociar los Presupuestos Generales del Estado, pero descartó la posibilidad de una gran coalición. "No podemos abstenernos para beneficiar la investidura", dijo. Menos aún se posicionó a favor de una gran coalición que sumase a los socialistas, al PP y a Ciudadanos al afirmar que esto convertiría en única alternativa de oposición a Vox y a Podemos. "No es la alternativa más sensata para un Gobierno", insistió un día después de que el presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Francisco J. Riberas (Gestamp) reclamase terminar con la inestabilidad política para encarar las incertidumbres económicas.

Pablo Casado Empresa familiar
El redactor recomienda