ALEGA RAZONES DE AGENDA PARA NO IR A MURCIA

Sánchez deja plantada a la gran empresa familiar y evita cerrar su congreso anual

El presidente del gobierno ha declinado la invitación en el último momento alegando cuestiones de agenda y en su lugar acudirá la ministra de Hacienda, María Jesús Montero

Foto: El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en un mitin en Canarias. (EFE)
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en un mitin en Canarias. (EFE)

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, no asistirá el próximo 29 de octubre a la clausura del XXII Congreso Nacional de la Empresa Familiar, como estaba previsto. Sánchez ha declinado la invitación para clausurar el evento anual, que este año se celebra en Murcia, en el último momento alegando cuestiones de agenda y en su lugar acudirá la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Su asistencia a la cumbre empresarial, que reúne a los líderes de algunas de las mayores empresas del país (Acciona, Mercadona, Gestamp, Planeta, Grupo Fuertes...) estaba confirmada desde hace tiempo pero el pasado viernes Moncloa trasladó a los organizadores del acto que quizás podían producirse pequeños ajustes en la agenda del presidente. Y así ha sido. Este domingo llegaba la confirmación oficial por parte del Ejecutivo. Montero sustituirá al presidente. Está previsto que la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, participe también en la inauguración en Centro de Congresos de Congresos Víctor Villegas acompañando al Rey Felipe VI.

El año pasado Pedro Sánchez sí acudió a la cita, que tuvo lugar en Valencia. En aquella ocasión hubo polémica por la escasa empatía que se percibió entre los asistentes y el presidente del Gobierno. Hubo mucho frialdad. Tanta, que ni siquiera fue aplaudido tras su intervención, en la que hizo un defensa de la necesidad de elevar la fiscalidad para las grandes empresas. Tras su discurso, Sánchez apenas permaneció con los empresarios. Salió disparado hacia Madrid, al contrario que el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, que estuvo un rato en los pasillos departiendo con los asistentes. El presidente del IEF, Francisco Riberas advirtió sobre los nubarrones que amenazan a la economía y reclamó a Sánchez disciplina fiscal en las cuentas públicas y prudencia en el juego de alianzas parlamentarias.

Los responsables del Instituto de la Empresa Familiar y de las entidades territoriales asociadas, en Murcia.
Los responsables del Instituto de la Empresa Familiar y de las entidades territoriales asociadas, en Murcia.

Esa falta de sintonía aparente, unido a la inminente campaña electoral, parecen haber pesado en la decisión del mandatario de no correr riesgos. También se queda sin una oportunidad de tratar de congraciarse con la gran empresa familiar y los patronos, que presionaban para evitar un acuerdo entre PSOE y Podemos que no ha llegado a producirse. Sánchez deja vía libre a su rival popular. Casado interviene por la mañana el mismo martes, con una conferencia en la que expondrá su programa económico y fiscal.

Con todo, la presencia de presidentes del Gobierno no ha sido la tónica habitual en los congresos del Instituto de la Empresa Familiar. Al margen de la asistencia de Sánchez el año pasado, hay que remontarse a 2014 para encontrar a otro jefe del Ejecutivo en la clausura, Mariano Rajoy en Alicante. En 2007, Zapatero hizo lo propio en la cita celebrada en Palma de Mallorca.

El XXII Congreso de este 'lobby' empresarial arrancó este domingo con la firma de una declaración institucional por parte de los presidentes del IEF y las 18 asociaciones territoriales vinculadas. En la declaración, se comprometen a tratar de impulsar una reforma del modelo educativo para "adaptarlo a la realidad y a las necesidades de las personas y las empresas". El acto se celebró en el Salón de Municipios del Palacio de San Esteban de Murcia. El texto lleva por título 'Un paso adelante en Educación' y enlaza con el argumento central del Congreso, en el que se quiere poner de manifiesto la voluntad de la empresa familiar española de implicarse a fondo en la construcción "del modelo económico que necesita España para afrontar la transformación que está sufriendo el mundo, planteando propuestas constructivas y de largo alcance".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios