Todos adolecen de "memoria selectiva"

La "excesiva carga emocional" anula los testimonios de votantes y policías

La resolución renuncia a apoyarse en estas versiones, de uno u otro de los testigos que depusieron acerca de lo que sucedió en los centros de votación del día 1 de octubre

Foto: Última sesión del juicio del 'procés'. (EFE)
Última sesión del juicio del 'procés'. (EFE)

"El 1 de octubre de 2017 los ciudadanos de Cataluña fueron llamados a votar". Con esta frase la sentencia abre su valoración sobre lo que sucedió el 1-O, elemento básico de la puesta en escenar de la "ensoñación" general que fue la independencia. Una puesta en escena, eso sí, peligrosa. La Sala considera probado que el Govern conocía el riesgo de enfrentamientos en los colegios electorales y, pese a todo, tiró hacia adelante.

[Siga el directo la sentencia del 'procés']

La sentencia indica que la reunión fue celebrada, a instancia de aquellos mandos policiales, con el objetivo de informar a los miembros del Ejecutivo del importante riesgo para la seguridad que podía derivarse de la constatada presencia de colectivos radicales y de la movilización de una cifra de personas próxima a los dos millones. "La alta probabilidad de enfrentamientos con las fuerzas policiales encargadas de cumplir el mandato judicial hacía aconsejable -a juicio de los mandos policiales- la suspensión de la votación prevista para el día 1 de octubre. Pese a ello, la decisión de los miembros del Govern presentes en esa reunión fue la de seguir adelante con el referéndum. Al finalizar la reunión, el procesado rebelde, entonces presidente de la Generalitat, manifestó a todos los presentes que si el día 1 de octubre se desataba la violencia declararía la independencia", indica.

La "excesiva carga emocional" anula los testimonios de votantes y policías

Los enfrentamientos llegaron pero, sin embargo, los cientos de testimonios escuchados en el juicio no son valorados por la Sala. La resolución renuncia a apoyarse en estas versiones, de uno u otro de los testigos que depusieron acerca de lo que sucedió en los centros de votación del día 1 de octubre, porque pintaron lo ocurrido de ofrecieron desde una visión "filtrada por una profunda carga emocional".

La "excesiva carga emocional" anula los testimonios de votantes y policías

El número de personas que se concentraron en esos centros, las órdenes recibidas por los agentes de la autoridad y la dinámica de enfrentamiento que presidió su actuación, han impuesto en todos ellos -policías y ciudadanos- una memoria selectiva, un recuerdo parcial -consciente o inconsciente- que debilita enormemente la potencial carga probatoria de cada una de esas fuentes de prueba. Lo propio puede decirse de los acontecimientos que tuvieron lugar en distintos puntos de Cataluña el día 20 de septiembre. Solo así se entiende, por ejemplo, que la versión de muchos de los agentes quedara luego en entredicho al observar el contenido de los vídeos.

La Polocía Nacional y la GC en un colegio el 1-O. (EFE)
La Polocía Nacional y la GC en un colegio el 1-O. (EFE)

La afirmación de que no se usaron las defensas quedó, en ocasiones, desmentida por la realidad de las imágenes. Pero también explica que el testimonio de buena parte de los ciudadanos estuviera marcado por una versión absolutamente parcial de lo realmente acontecido. Sin ánimo exhaustivo, solo a los efectos de dar respuesta a quienes han visto vulneración del principio de contradicción en la práctica de la prueba testifical de las acusaciones, pero interpretan la declaración de los testigos de las defensas como el testimonio de ciudadanos comprometidos con la verdad, valgan algunos ejemplos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios