LA EMPRESA, IMPUTADA COMO PERSONA JURÍDICA

Púnica: un ex alto cargo de Indra sostiene que el jefe de ICM le pidió pagar una mordida

Santiago Roura ha negado que el pago al empresario Alejandro de Pedro llegara a efectuarse, pero sí ha reconocido que se reunió con él en el interior de un vehículo

Foto: Imagen de la sede de Indra en Madrid. (Indra)
Imagen de la sede de Indra en Madrid. (Indra)

El que fuera director de Operaciones de Indra, Santiago Roura, ha declarado este lunes como imputado ante la Audiencia Nacional sobre el supuesto pago de 10.000 euros en efectivo a Alejandro de Pedro, uno de los empresarios a los que se investiga en el caso Púnica. A preguntas de la Fiscalía, Roura ha reconocido que el exconsejero delegado de la Agencia de Informática y Comunicación (ICM) de la Comunidad de Madrid, José Martínez Nicolás, le pidió entregar este dinero a De Pedro y que, siguiendo sus instrucciones, se reunió con él en el interior de un vehículo, pero ha negado que el pago de la mordida llegara a efectuarse, explican fuentes jurídicas a El Confidencial.

En uno de los últimos informes aportados a la causa, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil sostiene que Indra financió campañas electorales del PP de Madrid a través de contratos falsos en los que se simulaban "servicios no realizados". Tanto la empresa como su expresidente Javier Monzón se encuentran imputados en la causa, así como otros exdirectivos de la firma. Respecto a la supuesta participación de Monzón en los hechos investigados, las fuentes consultadas apuntan a que Roura no le ha responsabilizado de los tejemanejes con la trama durante la comparecencia de este lunes, que se ha celebrado a petición del propio imputado. A la espera de que avance la investigación, el expresidente de Indra está citado a declarar el próximo viernes.

Roura sí ha reconocido por el contrario que Martínez Nicolás le pidió que pagara una mordida a De Pedro, empresario con el que el ICM mantenía deudas por los trabajos que hacía para la mejora de la reputación de altos cargos del Gobierno autonómico. En el auto del pasado 2 de septiembre, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Manuel García Castellón, destaca que, para el pago comisiones, el dinero se desviaba "a través de los presupuestos inflados de los contratos adjudicados a Indra desde ICM", tesis en la que sitúa a Roura como uno de los que "ejecutarían las decisiones que se tomaban o aprobaban en el seno de la mercantil".

En su declaración de este lunes, el exdirectivo ha confirmado parte de los hechos que García Castellón menciona en su auto, en el que se explica que "las comunicaciones telefónicas intervenidas en la causa descubrieron la intervención de la mercantil Indra en los hechos investigados en la línea que analiza las actuaciones de la trama Eico [la empresa de Alejandro de Pedro] y exteriorizaron la participación del investigado José Martínez Nicolás, al desvelar en el año 2014 la solicitud por dicho investigado de una dádiva a directivos de INDRA para el pago de parte de la deuda con la empresa EICO".

El juez apunta además a que "la petición fue atendida por la mercantil Indra, que entregó a través del investigado Santiago Roura, en el interior de un vehículo, un sobre al investigado Alejandro De Pedro con 10.000 euros en efectivo", pero el que fuera jefe de Operaciones lo ha negado: pese a reconocer que se reunió con él en su coche en la urbanización de La Morajela, ha asegurado que dicha situación se produjo por un malentendido respecto el lugar en el que habían quedado y que en ningún momento llegó a materializarse el pago.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios