DESCARTA SU ENTIERRO EN LA ALMUDENA

El Supremo avala llevar a Franco a El Pardo: al PSOE ya solo le falta convencer a un juez

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 3 suspendió de forma cautelar el informe con el que se aprueban las obras en el Valle de los Caídos, escollo que el Gobierno todavía tiene que superar

Foto: Tumba de Francisco Franco en el Valle de los Caídos. (EFE)
Tumba de Francisco Franco en el Valle de los Caídos. (EFE)

El Tribunal Supremo ha avalado por unanimidad la exhumación de Francisco Franco y su entierro en el cementerio de El Pardo-Mingorrubio. Tras una última deliberación que ha arrancado este martes a las 10 de la mañana, los seis jueces de la sección cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo han desestimado en su totalidad el recurso de la familia del dictador y han despejado el camino para que el Gobierno cumpla su promesa. El alto tribunal descarta así el emplazamiento escogido por los herederos para su entierro, la cripta de la que disponen en la Almudena, pero los nietos todavía pueden proponer un lugar alternativo que no sea ni la catedral ni el cementerio escogido por el Gobierno. Fuentes de la defensa de la familia aseguran a El Confidencial que recurrirán ante todas las instancias y, si es necesario, buscarán que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condene a España por la exhumación.

Catorce meses después de que Pedro Sánchez presentara su plan para sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos, el Supremo ha levantado la suspensión cautelar del mismo. No pudo ser en julio de 2018, no pudo ser en agosto, no pudo ser en septiembre, no pudo ser en octubre... Pero el Gobierno ha conseguido que el alto tribunal le dé el visto bueno a falta de dos meses para las elecciones. La duda pasa ahora por ver si el PSOE logra cumplir su promesa antes de la cita con las urnas, objetivo para el que necesita superar un escollo: convencer al titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 3 de Madrid, José Yusty Bastarreche, que el 25 de febrero acordó la suspensión cautelar del informe con el que el Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial aprueba las obras en el Valle de los Caídos. Con este trámite paralizado, el Gobierno todavía no puede poner fecha a la exhumación.

El juez de lo contencioso sostiene para ello que, sin ser urgente la medida, las autoridades no han elaborado los preparativos necesarios para garantizar que la exhumación se realice con seguridad suficiente. Su decisión se apoya en el informe pericial de dos arquitectos, José Ismael de la Barba Palacio y Enrique Porto, que argumentan que "falta un riguroso análisis de la seguridad, estabilidad e instalaciones subterráneas que pudieran existir bajo la sepultura de Francisco Franco". Partiendo de este análisis, Yusty considera "evidente, claro y palmario que una decisión del Consejo de Ministros, por legítima y conforme a la legalidad que sea, lo que aquí no se cuestiona, no puede ejecutarse sin las garantías técnicas y mecánicas", pues puede "poner en peligro la vida o la integridad física de los técnicos y operarios de toda clase que deberán necesariamente intervenir en la operación".

Tras suspender de forma cautelar el mencionado informe, la Abogacía del Estado recusó al juez en marzo, para lo que puso sobre la mesa el artículo que Yusty había escrito en 2007 bajo el título "Gobierno y armada española en la monarquía absoluta". En el texto, que criticaba la Ley de Memoria Histórica, el magistrado acusaba al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero de revivir, "con oscuras intenciones, todos los hechos y situaciones que llevaron a nuestra patria a aquellos momentos difíciles", afirmación que el Gobierno considera que demuestra su falta de imparcialidad a la hora de abordar la exhumación de Franco. La recusación, sin embargo, fue rechazada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid en junio, devolviendo así el procedimiento al juez y condenando en costas a la Abogacía del Estado. Fuentes jurídicas apuntan a El Confidencial que la vista en la que se discutirá la suspensión cautelar del informe se celebrará a mediados de octubre.

La última deliberación

Los seis jueces de la sección cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo —Pablo María Lucas Murillo de la Cueva (ponente), Celsa Pico, Jorge Rodríguez-Zapata, Pilar Teso, José Luis Requero y Segundo Menéndez— han tardado poco más de una hora en tomar su decisión este martes. Los magistrados han conseguido limar diferencias en esta última deliberación, que ha servido para acabar con dos bloques de opinión encontrada respecto al amparo del derecho de los familiares a elegir dónde debe depositarse el cuerpo tras abandonar su ubicación actual. Aunque la sala ha optado por impedir un entierro en la cripta de que disponen en la catedral de la Almudena, a la familia todavía le queda la posibilidad de señalar un lugar alternativo para impedir que los restos se trasladen al cementerio de El Pardo-Mingorrubio, que es el emplazamiento escogido por el Gobierno.

El Supremo avala llevar a Franco a El Pardo: al PSOE ya solo le falta convencer a un juez

Los jueces han adelantado este martes el fallo, pero habrá que esperar a conocer las razones de fondo por las que han echado por tierra los argumentos de la familia. "La Sección Cuarta de la Sala Tercera ha acordado por unanimidad desestimar en su totalidad el recurso interpuesto por los familiares de Francisco Franco en relación con la exhumación de Francisco Franco acordada por el Gobierno", ha anunciado el alto tribunal en un comunicado. Las fuentes consultadas explican además que en la deliberación ha primado el interés general sobre los argumentos de la familia.

Con la decisión, acaba un larguísimo proceso que arrancó solo unas semanas después de la llegada a la presidencia de Pedro Sánchez. El aval del Supremo, que se produce a las puertas de la campaña, constituye un espaldarazo al proyecto pese a las trabas legales que aún subsisten.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
67 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios