Sánchez no puede con el ducado de Franco y el Rey firma la sucesión a Martínez-Bordiú
  1. España
LA "REAL CARTA DE SUCESIÓN" ES DE MAYO

Sánchez no puede con el ducado de Franco y el Rey firma la sucesión a Martínez-Bordiú

Felipe VI firmó tras las generales la carta de sucesión del ducado de Franco con grandeza de España. El trámite estaba pendiente desde que el PP lo inició justo antes de la moción de censura

Foto: Sánchez no puede con el ducado de Franco y el Rey firma la sucesión a Martínez-Bordiú
Sánchez no puede con el ducado de Franco y el Rey firma la sucesión a Martínez-Bordiú

Carmen Martínez-Bordiú ya es duquesa de Franco con grandeza de España. A principios de mayo, tras las elecciones generales y casi un año después de que el Gobierno del PP autorizase la sucesión tras el fallecimiento de Carmen Franco, el rey Felipe VI firmó la herencia del título. Ese era el paso imprescindible que dependía del Ministerio de Justicia y que ha estado un año en el limbo de la Administración. La formalización de la sucesión llega en plena pugna entre el Gobierno y los Franco por la exhumación del dictador y la propiedad del Pazo de Meirás. Pese a las presiones de Unidas Podemos y a que el Gobierno de Pedro Sánchez (PSOE) anunció que intentaría revisar la ley para revocar el título, la reforma legal encalló en el Congreso y se ha culminado el traspaso del polémico título.

El 31 de mayo de 2018, un día antes de que prosperase la moción de censura, el entonces ministro de Justicia, Rafael Catalá, firmó la sucesión del ducado de Franco. En diciembre había fallecido Carmen Franco y el título pasaba a la nieta mayor del dictador, Carmen Martínez-Bordiú. El BOE publicó la decisión en julio, ya con el Gobierno socialista en el poder. Pero faltaba un trámite. Después de que Martínez-Bordiú pagase las tasas, Justicia debía enviarlo al Rey para que añadiese su firma a la de la ministra de Justicia, Dolores Delgado.

La Abogacía del Estado intenta recuperar la propiedad del pazo de Meirás. EFE
La Abogacía del Estado intenta recuperar la propiedad del pazo de Meirás. EFE

Fuentes conocedoras del procedimiento explican que esa real carta de sucesión se fabrica en un papel especial y va firmada por el titular de Justicia y por Felipe VI tras el pago de un impuesto de unos 2.750 euros. Hasta que el noble no tiene ese documento, no está legalmente en la posesión del título. En la carta, de unos tres folios, el Rey afirma que sirve "para que os podáis llamar y titular duquesa de Franco como yo desde ahora os titulo duquesa de Franco". Luego se inscribe en el elenco de títulos.

El trámite suele durar unos meses pero en este caso ha tardado casi un año. Según fuentes conocedoras del procedimiento, se completó a primeros de mayo, después de las elecciones generales, con el Gobierno de Sánchez en funciones, y antes de las europeas y municipales. Justicia y los Franco no han querido hacer declaraciones. Martínez-Bordíu lleva el tema de su título nobiliario con discreción. Pero fuentes próximas a la familia enmarcaban la demora en la pugna abierta entre el Ejecutivo de Pedro Sánchez y los Franco.

El PSOE anunció que lo eliminaría con la nueva la ley de Memoria Histórica pero murió en el Congreso

Al llegar al Ejecutivo, el PSOE anunció su intención de revisar el título del ducado de Franco en la ley de Memoria Histórica. Así lo anunció la ministra Delgado y lo detalló meses más tarde el secretario de Estado de Justicia, Manuel Jesús Dolz. Este consideró "anacrónico" este título y avanzó que el Ejecutivo quería abordarlo en un cambio legal por ser una "exaltación de la dictadura franquista". La reforma de la ley de memoria histórica murió en la Cámara baja a base de ampliaciones de plazos en la Mesa del Congreso, controlada en la pasada legislatura por PP y Ciudadanos.

El Gobierno llegó con el propósito de exhumar al dictador del Valle de los Caídos pero la oposición de la familia lo ha impedido hasta el momento en los tribunales. El Supremo debe decidir si permite la exhumación de Franco del Valle de los Caídos y si, en su caso, podría ser enterrado en La Almudena, como quiere la familia. Además, el Ejecutivo ha amenazado con ilegalizar la Fundación Francisco Franco y además ha abierto un pleito para recuperar el Pazo de Meirás alegando que la donación en la que supuestamente se hizo con él fue fraudulenta.

En la oposición, el PSOE pidió derogar el ducado de Franco y al llegar al poder Delgado apuntó que estudiaría cómo hacerlo. Un año después el ducado de Franco va ya por la tercera generación y está inscrito ya en el elenco de títulos. El líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, previsible socio de investidura del PSOE, ha criticado duramente la sucesión del título nobiliario a la nieta del dictador. "Nadie en Alemania que se sienta demócrata se imaginaría un ducado de Hitler, no tiene ningún sentido que sigan existiendo este tipo de símbolos en el año 2018 en España".

Ministerio de Justicia Carmen Martínez Bordiú Pedro Sánchez PSOE Valle de los Caídos Rey Felipe VI
El redactor recomienda