107 migrantes continúan en el 'open arms'

El ultimátum de Sánchez a Salvini: abre sus puertos pero recuerda que habrá reparto

El Gobierno español ha ofrecido sus puertos al 'Open Arms' solo si Italia no responde en un plazo razonable y recordando que en cualquier caso habrá un reparto de los migrantes

Foto: El presidente en funciones, Pedro Sánchez. (EFE)
El presidente en funciones, Pedro Sánchez. (EFE)

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, decidió el domingo por la mañana ofrecer el puerto de Algeciras a los 107 migrantes que continúan a bordo del buque de bandera española 'Open Arms'. Una oferta que es al mismo tiempo una llamada de atención a Italia y en especial a su ministro del Interior, Matteo Salvini.

Sin emabrgo, el 'Open Arms' descartó pronto la opción de Algeciras por lo que el Gobierno de España ofreció a última hora de la tarde del domingo el puerto de Palma de Mallorca o el de Mahón, en Menorca.

De este modo, el Gobierno español ofrece al 'Open Arms' el puerto más cercano que encuentre en su ruta hacia España como alternativa al de Algeciras, que le brindó en un primer momento, pero que la ONG rechazó por la lejanía y el estado de los 107 inmigrantes que quedan a bordo y a los que ha pedido desembarcar en Italia.

Sánchez justifica en un comunicado esta decisión ante la "emergencia humanitaria" en la que se encuentra la embarcación después de 17 días de bloqueo frente a la costa italiana de Lampedusa y tacha de "crítica" la situación a bordo.

Una "llamada pública" a Salvini

Sin embargo, el ofrecimiento de Sánchez no es una apertura total de sus fronteras. El Ministerio del Exterior ha asegurado en otro comunicado que durante "las últimas horas" ha mantenido contactos con sus homólogos italianos "sin obtener ninguna garantía" de que se pudiese desbloquear un desembarco. Por eso, antes de abrir sus puertas, hace una "llamada pública a todas las autoridades gubernativas italianas" para que "autoricen dicho desembarco".

Y le da un plazo para que tome esa decisión. "Si en el plazo requerido por la gravedad de la situación reportada por el capitán del 'Open Arms', ninguna autoridad gubernativa o judicial italiana autoriza u ordena el desembarco, el gobierno español tomará las medidas oportunas para poner fin a esta situación", especifica el comunicado. El gobierno de Sánchez se guarda así la posibilidad de que los jueces italianos resuelvan la cuestión abierta por la Fiscalía de Agrigento, que el sábado ordenó que se llevase a cabo una inspección médica a bordo del buque. Salvini ya tuvo que dejar desembarcar este sábado a los 27 menores no acompañados que había en el barco, aunque dejó claro que se trataba de una decisión "contra su voluntad".

El reparto se llevará a cabo

Además, Exteriores recuerda en el comunicado que su ofrecimiento llega por el problema humanitario y "pese a que en este momento está recibiendo un flujo de emigrantes por el Mediterráneo Occidental mayor que Italia".

En caso de que finalmente los 107 migrantes deban desembarcar en territorio español, eso sí, el reparto de estos se hará según estaba previsto con anterioridad. España toma esta decisión, dice el comunicado, "a fin de asegurar que puedan desembarcar en un puerto seguro desde el que proceder al reparto acordado entre los países que hace días dieron a conocer públicamente su voluntad de hacerlo". Esto es, Francia, Alemania, Rumanía, Portugal y Luxemburgo que la pasada semana también ofrecieron acoger a los migrantes, aunque no se especificó cómo podría producirse este reparto.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios