SOLO UN 2,6% MÁS DE HECTÁREAS QUEMADAS

Tu sensación te engaña: el número de incendios forestales no es mayor este verano

No debería existir alarma hasta ahora: en los meses transcurridos de 2019, la cifra de fuegos y las hectáreas quemadas están dentro de la media correspondiente al decenio 2009-2018

Foto: Los bomberos actúan en el incendio de La Granja de San Ildefonso (Segovia) en agosto. (EFE)
Los bomberos actúan en el incendio de La Granja de San Ildefonso (Segovia) en agosto. (EFE)

Vives en Tarragona, Alicante, Cuenca o Madrid y tu mente te dice que el monte está siendo devorado por las llamas. Estás en lo cierto y no. Los grandes incendios forestales que han afectado a espacios verdes de tu provincia han marcado tu memoria cercana y, en ocasiones, han reducido a cenizas una parte importante de lo que consideras tu patrimonio natural y sentimental: el Parque Nacional de Guadarrama entre Segovia y Madrid o la Reserva Natural del Valle de Iruelas en Ávila.

En esa sensación subjetiva también influye que ha sido el julio más caluroso en España en lo que llevamos de siglo XXI y que se han batido todos los récords de temperaturas altas en Europa desde que se tienen registros fiables.

Sin embargo, el cerebro, en complicidad con el corazón, nos engaña a menudo. Los datos publicados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y su servicio de estadísticas de incendios forestales son elocuentes: apenas ha habido unos pocos más de incendios en los siete primeros meses de 2019 que en la media del decenio comprendido entre 2009 y 2018. A su vez, los fuegos han quemado una superficie acorde con el promedio de esa década.

Medios aéreos se afanan en extinguir el fuego de La Granja de San Ildefonso (Segovia) que calcinó unas 370 ha. (EFE)
Medios aéreos se afanan en extinguir el fuego de La Granja de San Ildefonso (Segovia) que calcinó unas 370 ha. (EFE)

Para el conjunto de España, no existe una alarma objetiva hasta la fecha si se compara con otros años. Para valorar si 2019 va a ser clemente o aciago para el monte habrá que esperar a ver lo que sucede en lo que queda de verano y a evaluar el daño que provocarán sí o sí los habituales incendios del noroeste peninsular que se dan a finales del estío y en otoño. Estos últimos se originan principalmente por la intencionalidad clara de regenerar pastos, aunque luego produzcan daños en bosques centenarios por negligencias y debido a la falta de humedad que sufre hoy la vegetación. En el norte, se están quemando árboles que habitualmente no ardían (avellanos, castaños, nogales) por el cambio climático y la sequedad que les produce la ausencia de lluvias y el aumento de las temperaturas.

Entre enero y el 4 de agosto, se produjeron 8.048 fuegos en el conjunto de España que calcinaron 56.507 hectáreas. Esos siniestros suponen solo un 6 por ciento más de incendios que el promedio del decenio 2009-2018 y un 2,6 por ciento más de superficie quemada. Es decir, los valores de este año están en la media.

La anormalidad en las cifras y las catástrofes traducidas en pérdidas humanas sí tuvieron lugar en 2012, cuando ardieron 216.893 hectáreas (ha) para el conjunto del año, una extensión equivalente a la provincia de Vizcaya, y 157.031 en los siete primeros meses, según informa la investigación especializada 'España en llamas'. Desde 1994, cuando se quemaron 438.000 ha, no se habían conocido números tan trágicos. De los 15.978 incendios ocurridos en 2012, más de nueve mil fueron intencionados.

Hasta el momento, ninguno de los grandes incendios forestales (más de 500 ha) del presente año entraría en el ‘ranking’ de los siniestros más devastadores del siglo. El fuego que más extensión ha quemado fue el producido en la comarca de la Ribera del Ebro (Tarragona), que en junio pasado afectó a 6.000 hectáreas de monte.

Entre los diez mayores incendios forestales en el siglo, las investigaciones dilucidaron que seis fueron intencionados. Otros, como los ocasionados en las localidades valencianas de Cortes de Pallás y Andillas en 2012 tuvieron su origen en negligencias.

También fue ocasionado por una imprudencia el fuego de la localidad de Riba de Saelices (Guadalajara) que en 2005 calcinó 12.733 hectáreas y se cobró la vida de 11 miembros de los servicios de extinción. Unos excursionistas, tras haber asado unas carnes, descuidaron negligentemente las brasas de una barbacoa que provocaron el incendio.

Mayores incendios forestales en el siglo XXI
Mayores incendios forestales en el siglo XXI

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios