PRISAS POR ASENTAR UN NUEVO LIDERAZGO

'Operación Roldán': Cs activa el relevo de Arrimadas para relanzarse en Cataluña

La rapidez con la que quieren desarrollar las primarias no es casual. Ante el temor del adelanto electoral en Cataluña, el partido lanzará en menos de dos semanas a Lorena Roldán

Foto: La diputada de Ciudadanos en el Parlament de Cataluña y portavoz del partido en el Senado, Lorena Roldán. (EFE)
La diputada de Ciudadanos en el Parlament de Cataluña y portavoz del partido en el Senado, Lorena Roldán. (EFE)

Ciudadanos pone en marcha este miércoles el proceso de primarias en Cataluña para designar al próximo candidato a la presidencia de la Generalitat. En otras palabras: por fin llevará a cabo el relevo formal y definitivo de Inés Arrimadas tras su salto a Madrid. Era una asignatura pendiente desde el pasado febrero y ahora, ante los primeros rumores de un adelanto electoral para otoño o invierno, la formación tiene prisa por asentar un nuevo liderazgo. El consejo general —máximo órgano del partido entre asambleas— dará luz verde al primer trámite hoy.

Lo hará a través de una votación telemática autorizando a la formación a presentarse a las próximas elecciones catalanas. Un trámite recogido en los estatutos que lo que hará es activar el procedimiento interno. Y será inmediato. Durante el jueves y el viernes todos los candidatos que quieran presentarse podrán hacerlo sin necesidad de avales siempre y cuando lleven —al menos— nueve meses afiliados al partido. Por ahora, la única candidata de peso encima de la mesa es la diputada autonómica y senadora, Lorena Roldán. Es además una clara apuesta de la dirección nacional y cuenta con el beneplácito de la propia Arrimadas.

La votación se celebrará la próxima semana durante los días 24, 25 y 26. En la cúpula del partido insisten en ser prudentes, sobre todo teniendo en cuenta la polémica de las últimas primarias (especialmente en Castilla y León), pero nadie espera sobresaltos de ningún tipo. Como publicó este diario hace meses, la verdadera incógnita era si Roldán —talento emergente del partido, especialmente desde su desembarco en el Senado— contaría con algún rival potente.

La portavoz nacional de Ciudadanos (Cs) y diputada en el Congreso, Inés Arrimadas (i). (EFE)
La portavoz nacional de Ciudadanos (Cs) y diputada en el Congreso, Inés Arrimadas (i). (EFE)

Todas las miradas estaban puestas en Carlos Carrizosa, actual presidente del grupo parlamentario y líder de la oposición en sustitución de Arrimadas (Roldán ejerce como portavoz) y ‘peso pesado’ del partido en Cataluña desde hace muchos años. Pertenece al núcleo de confianza de la dirección y cuenta con interlocución directa y constante. Sin embargo, él mismo decidió descartarse en el mes de mayo y zanjar las posibles especulaciones.

En las últimas semanas el nombre del diputado Nacho Martín Blanco, periodista y uno de los ‘fichajes estrella’ para las elecciones del 21-D, empezó a sonar como posible alternativa. En el partido nadie duda de sus capacidades y reconocen que en los últimos meses se ha consolidado como un referente dentro del grupo. Pero también ha negado que pensara en presentarse. Este martes lo volvió a hacer. En realidad, en estos momentos no tendría opciones: él se mantiene como independiente y al no estar afiliado ni contar con el visto bueno del consejo general para hacerlo, no podría presentarse. En ese sentido, y más allá de los militantes que puedan decidir dar el paso, las primarias estarían garantizadas para Roldán.

En la cúpula naranja cierran filas con la candidata. Entienden que el perfil es el apropiado, con similitudes a Arrimadas cuando asumió el mismo papel hace años y aseguran que también tiene otras características en común: resaltan su disciplina, su perfeccionismo y su constancia. “Es trabajadora y muy meticulosa. Se fija en casa detalle, se aprende las cosas hasta no tener dudas”, aseguran algunos compañeros de filas. La dirección considera que ha demostrado solvencia durante sus intervenciones en la Cámara Alta y poco a poco ha ido contando con un protagonismo en medios que pocos dirigentes tienen, especialmente en los nacionales.

El propio secretario general, José Manuel Villegas, se refería este mismo lunes a las opciones de la actual portavoz en el Parlament reconociendo que “sería una gran candidata” y defendiendo el papel que ejerce desde hace meses como senadora, que llegó a calificar de “brillante”. En el otro lado de la balanza, el principal hándicap es la inexperiencia y la falta de rodaje. En la formación, sin embargo, insisten en restarle importancia y en que con el paso del tiempo conseguirá esas facetas.

La cuestión es si llegará a tiempo. La rapidez con la que quieren desarrollar las primarias no es casual. En menos de dos semanas estarán listos todos los trámites y salvo sorpresa de última hora, Roldán será la candidata. La urgencia es evidente: si en pocos meses se celebran unas nuevas elecciones Ciudadanos afrontará un reto que con probabilidad se presenta casi imposible: mantener los resultados del 21 de diciembre de 2017, cuando Arrimadas llevó a la formación a ganar las elecciones. En las posteriores convocatorias electorales el partido ha sufrido una importante caída en las urnas.

En las generales de abril no consiguieron aumentar un solo diputado con respecto a 2016. Se mantienen en los cinco (4 por Barcelona y 1 por Tarragona), quedando además en quinta posición, por detrás de los dos partidos independentistas (ERC y JxCAT) además del PSC y En Comú. En las elecciones municipales, tras su apuesta —fallida— por acudir en coalición con el ex primer ministro francés Manuel Valls, el resultado en la ciudad condal fue peor incluso de lo esperado: cuarta fuerza y seis diputados, ahora transformados en tres tras romper con el exdirigente galo.

Lorena Roldán, Carlos Carrizosa, Albert Rivera e Inés Arrimadas. (EFE)
Lorena Roldán, Carlos Carrizosa, Albert Rivera e Inés Arrimadas. (EFE)

En el partido insisten en que la coyuntura de los últimos comicios era distinta y no se podía comparar con el 21-D. Reconocen que la convocatoria de 2017 se produjo en unas circunstancias excepcionales en las que además Ciudadanos aglutinó prácticamente todo el voto constitucionalista (más del 25% del voto y 36 diputados) con Arrimadas convertida en un icono contra el independentismo. Las cosas ahora son muy distintas. Pero inevitablemente los últimos resultados y la aventura con Valls ha dejado a la formación desdibujada en la tierra clave para el partido de Rivera.

El reto para Roldán (y para todo el partido) no es menor. Al contrario. Si se repiten elecciones autonómicas en el corto plazo llegará la verdadera prueba de fuego. El objetivo real no es igualar esos resultados, “es casi imposible” confiesan ya algunos dirigentes, sino superar al PSC ampliamente y seguir siendo el primer partido constitucionalista. Además, en Ciudadanos sí consideran que el escenario en unas hipotéticas elecciones cambiará con respecto al actual si se celebran tras la sentencia del juicio del 'procés'. “En realidad será un marco más parecido al de 2017”, dicen, aunque con los socialistas fortalecidos en esa comunidad y probablemente ya confirmados en el Gobierno nacional.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios