TENDRÁ QUE PAGAR LOS GASTOS QUE OCASIONÓ

Un año de cárcel por tirar a su perra a un contenedor dentro de una maleta

El juez impone el cumplimiento total de la pena por la “saña” que demostró el condenado y por su falta de arrepentimiento durante el juicio

Foto: El acusado tendrá que cumplir la pena íntegramente (EFE/Sascha Steinbach)
El acusado tendrá que cumplir la pena íntegramente (EFE/Sascha Steinbach)

En 2012 un hombre fue detenido en Tenerife por lanzar a su perra al interior de un contenedor y encerrada en una maleta. La fortuna quiso que un vecino pasara por la zona y escuchara los lamentos del animal, por lo que dio aviso a la policía, que llegó al lugar de los hechos junto a un equipo de Protección Civil y a responsables de un albergue para animales.

Entre todos sacaron a la perra del contenedor y rajaron la maleta para que el animal pudiera respirar ya que llevaba media hora encerrada y sus posibilidades de sobrevivir eran escasas. Rápidamente la trasladaron a un hospital veterinario que se hizo cargo de las heridas que traía el can, puesto que había sido atacado por otros perros.

Siete años después, el Juzgado de lo Penal número uno de Santa Cruz de Tenerife ha condenado a un año de cárcel al expropietario de esa perra por un delito de maltrato animal. En el fallo se puede leer que primero dejó a la perra, de raza pitbull, sola y en compañía de otros animales que podían atacarla, como así sucedió.

Una sentencia ejemplar

Cuando el hombre regresó al edificio abandonado en el que había dejado a la perra se la encontró “gravemente herida en el cuello, cabeza, dorso, patas y otras partes del cuerpo”. Pero en vez de preocuparse por su salud decidió meterla en una pequeña maleta y lanzarla a un contenedor de basura que había en las proximidades.

La perra es de raza pitbull, similar al de la imagen (EFE/Ballesteros)
La perra es de raza pitbull, similar al de la imagen (EFE/Ballesteros)

Ahora, tal y como recoge Canarias 7, el juez ha accedido a la petición del Ministerio Fiscal condenando al acusado a un año de prisión y deniega la suspensión de la pena, por lo que tendrá que cumplirla íntegramente. Se había solicitado el cumplimiento efectivo de la condena teniendo en cuenta tanto la “saña” de sus actos como la falta de arrepentimiento que mostró durante el juicio.

La perra, rebautizada como ‘Milagro’ por los hechos que tuvo que sufrir, ha sido el primer caso en España en el que un animal ha comparecido en juicio como testigo. Además, el hombre que la maltrató tendrá que abonar al albergue los gastos en los que incurrió desde que se hizo cargo de la perra herida hasta que la encontraron un nuevo hogar.

Se había solicitado el cumplimiento efectivo de la condena por la “saña” de sus actos y la falta de arrepentimiento del acusado durante el juicio

La autoridad judicial también le impone la prohibición de tener animales domésticos durante tres años. El fallo puede ser recurrido ante la Audiencia Provincial de Tenerife.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios