DECLARACIONES EN BARCELONA

Ábalos llama a no bloquear gobiernos y pide a Cs que vete a Vox como Ferraz veta a Bildu

El secretario de Organización evita hablar de "desafío" del PSN aunque sí rubrica que Ferraz no quiere a la formación 'abertzale' porque sería decisiva para la gobernabilidad de Navarra

Foto: El ministro de Fomento en Funciones y número tres del PSOE, José Luis Ábalos, el pasado 30 de mayo en la plaza de toros de Las Ventas, en Madrid. (EFE)
El ministro de Fomento en Funciones y número tres del PSOE, José Luis Ábalos, el pasado 30 de mayo en la plaza de toros de Las Ventas, en Madrid. (EFE)

Ferraz parece dispuesta a sacrificar sus posibilidades de dirigir Navarra, pero a cambio obtiene un potente argumento de negociación ahora que el mapa de la gobernabilidad está abierto por sus cuatro costados. Es este, dicho básicamente: si los socialistas vetan a EH Bildu, entonces otros —léase Ciudadanos— han de hacer lo mismo con Vox. Bildu y Vox, coligen, han de ser tratados por igual, en el mismo plano.

Sobre ese mensaje basculó este martes el discurso de José Luis Ábalos. La primera voz con peso orgánico dentro de la cúpula de Pedro Sánchez que se ha pronunciado tras el choque abierto con el Partido Socialista de Navarra (PSN-PSOE), al que Ferraz ya ha advertido de que no cuenta con su respaldo para emprender unas negociaciones de investidura que, en caso de cuajar, requerirían forzosamente de la abstención de Bildu. María Chivite, la secretaria general de la federación y candidata a la presidencia foral, no tiene otra vía para lograr su elección. Ella fue segunda fuerza, con 11 escaños de un Parlamento de 50, por detrás de la coalición de derechas Navarra Suma, que integran Unión del Pueblo Navarro (UPN), Ciudadanos y PP.

El secretario de Organización fue preguntado por los periodistas en Barcelona, en un acto al que acudía como ministro de Fomento en funciones. "Más allá de las acusaciones, amenazas, críticas que me pueda suponer, cuando se nos plantea que con Bildu no podemos, yo insisto y digo que con Vox tampoco, porque [los dos partidos] forman parte de un escenario que no se corresponde con la voluntad democrática de la mayoría y que creo que no representa ese espacio de encuentro, convergencia, moderación que este país viene representando". El número tres añadió que los españoles han rechazado una visión "involucionista", han repudiado a aquellos que promocionan un "discurso fundamentado en el odio", que no responde "a la apuesta de progreso y de futuro" que se ha manifestado el 28-A y el 26-M.

Para Ábalos, Bildu y Vox "no representan ese espacio de encuentro, convergencia, moderación que este país viene representando" en las urnas


El aviso de Ábalos se dirigía, sobre todo, a Ciudadanos. La formación naranja acordó ayer lunes por unanimidad la hoja de ruta de las conversaciones poselectorales en ayuntamientos y comunidades. Sí aprobó no configurar gobiernos tripartitos con la ultraderecha y no sentarse a negociar con ella. Pero no rehuyó ni la foto con los de Santiago Abascal ni, por descontado, sus votos. La pretensión de Cs es cerrar alianzas con su socio preferente, el PP, que Vox, sin negociación mediante, respalde. Como un trágala. Es decir, trasplantar el modelo andaluz al resto de territorios. Algo que Vox hasta ahora ha dicho que no aceptará.

Si no hay pacto de derechas, gana el PSOE

Y es que sin el concurso del partido de Abascal, la construcción de gobiernos de derechas será muy complicada. En plazas como Madrid —comunidad y ayuntamiento—, Aragón o Murcia, es imposible que pueda dirigir las instituciones el PP si no trenza un acuerdo a tres con naranjas y Vox. De no prosperar esa vía, el PSOE lo tendrá más sencillo. Los socialistas vencieron en las municipales con holgura (29,35%) y fueron primera fuerza en 10 de las 12 comunidades que el 26-M celebraron elecciones.

El número tres evita elevar la tensión con Chivite y señala que sus movimientos obedecen al buen resultado en las urnas del PSN el 26-M

Esta victoria, en algunos casos insuficiente del PSOE, explica que Ábalos lanzara otro mensaje este martes desde la capital catalana. El número tres recordó que las urnas dejaron una "fragmentación política importante", que "sin duda representa un enriquecimiento del pluralismo político". La pega, dijo, es que en España hay una "ausencia de cultura política para gestionar esa realidad". "Y lo que no puede ser es que el pluralismo se traduzca en una especie de bloqueo. Es algo que tendremos que integrar a la hora de gestionar el resultado de las urnas", advirtió. Dicho de otro modo, que la mayor fragmentación de consistorios y parlamentos no debe conducir ni a la parálisis ni a bloquear gobiernos. Hay que "llegar a acuerdos, salvando lo fundamental, lo imprescindible, los objetivos principales", que las formaciones no pretendan "cumplir programas estrictos". "Lo digo para cualquier comunidad y para la propia España: hace falta plantearse acuerdos y propósitos de no bloqueo. Yo creo que eso nos ayudaría a entender las particularidades".

Ábalos llama a no bloquear gobiernos y pide a Cs que vete a Vox como Ferraz veta a Bildu

Es pronto aún para saber qué pasará en Navarra, pero uno de los caminos es que el PSN, en efecto, no bloquee la investidura del candidato de la fuerza más votada, Javier Esparza, de Na+. Los socialistas darían así el Gobierno a la derecha, como hicieron en 2007, tras el 'agostazo' ordenado por Ferraz que se llevó por delante a su candidato, Fernando Puras, o como ocurrió tras las elecciones de 2011. O como pasó en 2014, cuando la cúpula de Alfredo Pérez Rubalcaba abortó la pretensión del PSN de presentar una moción de censura contra la presidenta foral, Yolanda Barcina, de UPN, porque requería el concurso de Bildu, y eso que el entonces líder regional, Roberto Jiménez, solo quería llegar a la jefatura del Gobierno para convocar elecciones de inmediato. La ventaja para el PSOE es que los dos diputados de Na+ en Madrid, ambos de UPN, podrían abstenerse en la investidura de Sánchez. ¿Y el veto en Navarra no puede hacer que el PNV se desmarque?, preguntaron a Ábalos. El dirigente respondió que no lo cree, porque los nacionalistas gobiernan Euskadi, y además con el apoyo del PSE en el Ejecutivo de Vitoria, en diputaciones y ayuntamientos.

El PSN, por el momento, pretende seguir adelante con sus planes. Así, María Chivite se reunirá mañana miércoles con Uxue Barkos (Geroa Bai); el jueves, con Eduardo Santos (Podemos), y el viernes con Marisa de Simón (Izquierda-Ezkerra). Son los socios con los que quiere construir un Gobierno "de progreso" que suma en el Parlamento 23 escaños, frente a los 20 de Na+, por lo que solo la abstención de Bildu podría ayudar a que prosperara.

María Chivite, secretaria general del PSN-PSOE, el pasado 9 de mayo en Pamplona, en la apertura de la campaña del 26-M. (EFE)
María Chivite, secretaria general del PSN-PSOE, el pasado 9 de mayo en Pamplona, en la apertura de la campaña del 26-M. (EFE)

Ábalos negó que Chivite esté "desafiando" a la dirección federal. "Simplemente asume que los socialistas en Navarra han tenido un muy buen resultado. El PSN es la única formación progresista no nacionalista, y ha tenido un muy buen resultado. Lo que está intentando, en todo caso, es cumplir con las expectativas que se han generado. La representación es compleja, porque aparece una formación con la que los socialistas entendemos que no debemos entrar en colaboración, que es Bildu, y es la cuestión que se ha de resolver. Pero no hay desafío", respondió a los periodistas. El secretario de Organización subrayó que "el problema no es tanto la abstención" de la formación 'abertzale' en la investidura, "sino lo que ello puede entrañar de cara a garantizar una estabilidad del Ejecutivo". El ministro verbalizaba lo que decían fuentes de Ferraz en los últimos días para apuntalar su argumentación: un Gobierno presidido por Chivite requeriría constantemente del concurso de Bildu para sacar sus iniciativas adelante, y eso es lo que menos convence al PSOE, al que la derecha reprocharía constantemente su entente, por activa o por pasiva, con los de Arnaldo Otegi, fuerza heredera de la antigua Batasuna.

Mientras, el PSN dio nuevas muestras de seguir con su plan. En un tuit posterior a las declaraciones de Ábalos, la federación aseguró: "Volvemos a tener la oportunidad de liderar un Ejecutivo progresista y de izquierdas y cumpliremos nuestro compromiso". Un mensaje en la misma línea que los lanzados en la misma red social desde ayer.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
55 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios