AVISO CON LOS PRESUPUESTOS

Abascal aprovecha el Presupuesto andaluz para tratar de doblarle el pulso a Rivera

Amenazan con tumbar las primeras cuentas del Gobierno de PP y Cs en mitad de las negociaciones de los pactos nacionales y cuando Rivera insiste en no negociar con Abascal

Foto: El líder de Vox, Santiago Abascal (c), junto a la secretaria general del grupo parlamentario, Macarena Olona (d), y el senador de Vox, Francisco José Alcaraz. (EFE)
El líder de Vox, Santiago Abascal (c), junto a la secretaria general del grupo parlamentario, Macarena Olona (d), y el senador de Vox, Francisco José Alcaraz. (EFE)

No lo lograron en la investidura andaluza. Vox quería a toda costa sentar a Cs a la mesa, pero el PP tuvo habilidad para convertirse en correa de transmisión y dar una mano a Albert Rivera y otra a Santiago Abascal sin que estos se tocaran directamente. Cs pudo así disimular la evidencia aritmética: los votos de los 12 diputados andaluces de Vox son imprescindibles para el llamado Gobierno del cambio. Ahora, con muchos gobiernos patas arriba, los de Abascal quieren cobrarse aquella afrenta.

No es ninguna tontería que Vox anunciara, en Sevilla, su veto al primer Presupuesto no socialista de la historia autonómica de Andalucía poco antes de que, en Madrid, Cs insistiera en que no habrá gobiernos tripartitos con Vox ni entrará en ninguna negociación con este partido. En Andalucía les funcionó en diciembre, pero ahora ya no se sabe. “Hay dos partidos en este Gobierno. Tendrán que negociar PP y Cs con nosotros, los dos, y tendrán que hacer cumplir los acuerdos firmados”, sostuvo el portavoz andaluz de Vox, Alejandro Hernández.

Las negociaciones nacionales de comunidades y ayuntamientos están ahí, y por más que el PP pida que no se mezclen es imposible aislar los distintos escenarios. La parte de Cs en el Gobierno andaluz asegura que no piensa sentarse a ninguna mesa con la formación de extrema derecha. El Gobierno, alegan, es solo uno y negocia el consejero de Hacienda, Juan Bravo, que es del PP, explican. Desde el ala del Gobierno del PP piden calma, echan el balón al suelo, aseguran que esto no es nada más que el inicio de las negociaciones y piden “altura de miras” a Vox. La misma que han tenido, aseguran, al sumarse a la renovación de órganos de extracción parlamentaria, incluido Canal Sur, o a la bajada de impuestos que recoge este Presupuesto.

Igualdad y memoria histórica

"Hubo manifestaciones el día de la investidura de corte feminista radical porque se preocuparon mucho de que sus privilegios estuvieran en riesgo. Ahora esas mismas deberían estar celebrando a las puertas de este Parlamento este Presupuesto”. El diputado Francisco Serrano avanzó, horas después de que Vox anunciara que piensa tumbar el Presupuesto andaluz de PP y Cs, algo más sobre ese “espíritu” que les lleva a rechazar unas primeras cuentas que consideró "continuistas" respecto a las de PSOE y Cs de la anterior etapa. “Son subvenciones de corte ideológico”, agregó, “adoctrinamiento”, dijo sobre varias partidas destinadas a información, divulgación, publicidad, formación, cursos, Observatorio de Violencia de Género... “No hay componente ideológico. Se trata de prevención, de formación, de asesoramiento... Hay que poner freno a esta locura de los asesinatos machistas”, le replicó la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, de Cs.

Abascal aprovecha el Presupuesto andaluz para tratar de doblarle el pulso a Rivera

Vox cree que el Presupuesto “calca” o “copia” las partidas de igualdad o las destinadas, por ejemplo, así lo puso de manifiesto, a la exhumación de fosas y a las asociaciones memorialistas. “Es continuista”, advierten, “en todo su espíritu”. Pero el foco está donde lo puso la formación de extrema derecha desde el primer momento: las subvenciones a los 'chiringuitos de género' y las ayudas a la memoria histórica.

PSOE, Adelante y Vox, la foto

El proyecto de Ley de Presupuestos de 2019 se registró el viernes en el Parlamento andaluz y se debatirá los días 12 y 13 de junio. Es el primer trámite. Debe pasar el filtro para empezar la negociación. De entrada, Adelante Andalucía anunció que pedirá su devolución. Vox también registrará en el mismo sentido una enmienda a la totalidad. El PSOE andaluz lo insinúa, pero aún no lo ha despejado de forma categórica. Se verá si Vox va en serio o de farol. Si el partido que dio la investidura a Juanma Moreno en un Gobierno de coalición de PP y Cs le da su primer revés serio o si hay, como hasta ahora, mucho ruido y pocas nueces.

Abascal aprovecha el Presupuesto andaluz para tratar de doblarle el pulso a Rivera

Para tumbar las cuentas, los antecedentes del Diario de Sesiones del Parlamento andaluz dicen que, como en el Congreso de los Diputados, todas las enmiendas a la totalidad se debatirían de forma conjunta. Así lo han fijado presidentes anteriores de la Cámara, como el socialista Juan Pablo Durán, en 2017, cuando apeló al artículo 111.3 del Reglamento de la Cámara. Muchos años antes, en 2003, también la diputada de IU Concha Caballero, ya fallecida, pidió votación separada de las enmiendas a la totalidad y entonces el presidente, Javier Torres Vela, igualmente lo rechazó.

Eso significa que PSOE, Adelante y Vox deberían votar en el mismo sentido en la Cámara andaluza. O al menos concertar sus votos los partidos de izquierda y Vox abstenerse. Si llegaremos o no a ver esa foto en el panel de votaciones de la Cámara andaluza, está por ver. Aunque en el Congreso PP y Cs votaron en el mismo sentido que los nacionalistas para tumbar los Presupuestos de Pedro Sánchez.

El recuerdo de 'la pinza'

Los más veteranos recuerdan lo que ocurrió en la llamada etapa de ‘la pinza’, del 94 al 96, cuando PP e IU bloquearon los Presupuestos y obligaron al PSOE a anticipar elecciones. IU retiró su enmienda a la totalidad, pidiendo la devolución del proyecto de ley, para evitar que la votara el PP, pero luego en comisión ‘pasteleó’ con los populares cambiando partidas, políticas y desvirtuando las cuentas. El Gobierno de Manuel Chaves se vio obligado a terminar retirando su Presupuesto y anticipar elecciones. Nunca ha vuelto a ocurrir en el Parlamento andaluz.

Ahora, la situación no es tan dramática. En realidad, hay una prórroga presupuestaria que permitiría mantenerse sin dificultades para autorizar el gasto y dedicarse a presentar y negociar ya los Presupuestos de 2020, que deberán llegar al Parlamento a la vuelta del verano. Si Vox no va de farol y en esta ocasión se cumple el cuento de ‘Pedro y el lobo’, tumbando de verdad los Presupuestos y sin dejar que se tramiten, el Gobierno de PP y Cs seguiría trabajando sin dificultades. Otra cosa es que vuelva a ocurrir en aproximadamente un año. Y, por supuesto, la lectura política que tendría para un Gobierno de PP y Cs una estocada como esa por parte de Vox, aireando la precariedad del Ejecutivo de coalición sin sus votos. Si el 13 de junio, dos días antes de que se constituyan ayuntamientos y comunidades autónomas, el partido de Abascal quiere seguir dejando un recado a sus posibles socios de ‘tripartito’, la bofetada se la podrán lleva Juan Manuel Moreno, en lugar de Pablo Casado, y Juan Marín, en lugar de Albert Rivera, y la película se llamaría ‘Sin mí, ni hay Presupuestos ni puedes gobernar’. Que quede claro.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios