A LOS 67 AÑOS, TRAS SUFRIR UN ICTUS

Muere Rubalcaba, el histórico dirigente que lo fue todo en el PSOE desde 1974

Este miércoles sufrió un infarto cerebral en su vivienda y fue ingresado en estado grave en el hospital Puerta de Hierro Majadahonda (Madrid), donde falleció

Foto: Fotografía de archivo del 08 03 2015 del ex secretario general del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba. (EFE)
Fotografía de archivo del 08 03 2015 del ex secretario general del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba. (EFE)

El histórico dirigente socialista Alfredo Pérez Rubalcaba (Cantabria, 28 de julio de 1951-Madrid, 10 de mayo de 2019) arrancó su carrera política profesional con la llegada de Felipe González al Gobierno en 1982, ocho años después de comenzar a militar en el PSOE, todavía en la clandestinidad. Antes lo había hecho ya en el Frente de Liberación Popular (FLP), que en sus inicios se definió como una organización revolucionaria, socialista, democrática, federalista, laica y no dogmática.

Natural de la pequeña localidad cántabra de Solares, desde muy pequeño se desplazó con su familia a Madrid donde su padre trabajó como piloto de Iberia. Se instalaron en el barrio de Salamanca y Rubalcaba cursó sus estudios en el exclusivo colegio del Pilar. Un centro cuna de dirigentes, por el que también pasó el expresidente José María Aznar, ministros como José Ignacio Wert o Javier Solana. En declaraciones al El Confidencial, reconoció que la muerte de Enrique Ruano, estudiante y opositor, que fue torturado y defenestrado en 1969 por policías franquistas, fue lo que le hizo dar el salto a la política: “Me he acordado toda mi vida de este episodio, para mí supuso un antes y un después hasta el punto de que la muerte de Ruano me llevó a la política”.

De esta confluencia comenzó a hablarse de la existencia de un 'clan pilarista' encabezado por Solana y Rubalcaba, que se rodearon de antiguos compañeros de colegio como Álvaro Marchesi, ex secretario de Estado de Educación y cerebro junto a Rubalcaba de la LOGSE, o Francisco de Asís Blas, director general de Formación Profesional Reglada y Promoción Educativa en sus años al frente del Ministerio de Educación. Durante su época universitaria se convirtió en un destacado atleta, participando en los campeonatos universitarios de atletismo. Su mejor marca en los 100 metros lisos fue de 10,9 segundos. Su entrenador fue el gallego Virgilio González Barbeitos, quien años después reflexionaba en 'La Opinión de Coruña' que "podía haber hecho una mejor marca, pero se cruzó la política”.

Ya con Felipe González, asumió diversos cargos en Educación hasta que en la legislatura de 1986 fue elegido secretario de Estado de Educación y en 1992, ministro del ramo. Su fulminante ascenso continuó ocupando el ministerio de la Presidencia, que compaginó con la portavocía del Gobierno. Le alcanzó entonces la sombra de los GAL, cuya relación con el Gobierno siempre negó. El exsubcomisario José Amedo, condenado por los GAL, arremetería años después contra el exjuez Baltasar Garzón y llegó a afirmar que en 1996 incluso intentó encarcelar a Rubalcaba cuando era ministro de la Presidencia, y hasta lo acusó en un comunicado de encubridor.

Comenzó a militar en el PSOE todavía en la clandestinidad, antes de la muerte del dictador

Durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero ocupó la cartera de Interior para acabar la segunda legislatura añadiendo los cargos de portavoz del Gobierno y vicepresidente, en sustitución de María Teresa Fernández de la Vega. En esta etapa fue el ideólogo del exitoso carné por puntos, pero también se le involucró en el origen del 'caso Faisán', que le acabó estallando años después en plena carrera presidencial, por el procesamiento de la cúpula de la Policía como autora del chivatazo a ETA que en 2006 desbarató una operación contra la red de cobro del “impuesto revolucionario” que operaba desde el bar Faisán de Irún. El PP le declaró “inhabilitado” para cualquier cargo público y reclamó su retirada. Al margen de estas polémicas, propias de las rivalidades políticas, se le reconoce como uno de los artífices del fin de la banda terrorista.

Tras agudizarse la crisis económica y convocarse elecciones anticipadas, la ejecutiva del PSOE lo proclamó candidato para unos comicios que los socialistas enfrentaron con un gran desgaste, no solo por la situación de la economía española, sino también por las protestas en las calles que se extendieron al calor del movimiento 15-M. Fue el líder del PP, Mariano Rajoy, quien se impuso en aquellas elecciones y los socialistas cosecharon los peores resultados hasta aquel momento todavía de bipartidismo imperfecto, con 110 escaños en la Cámara.

Alfredo Pérez Rubalcaba impartiendo una conferencia extraordinaria sobre 'La química y la lucha contraterrorista. (EFE)
Alfredo Pérez Rubalcaba impartiendo una conferencia extraordinaria sobre 'La química y la lucha contraterrorista. (EFE)

Tras la debacle electoral presentó su candidatura a las primarias para la secretaría del partido, después de que lo hiciese Carme Chacón. Finalmente se impuso por un pequeño margen de 22 votos en el Congreso. Abandonó su liderazgo al frente del partido dos años y medio después, tras las elecciones europeas en las que volvió a cosechar unos malos resultados y la irrupción de Podemos con un millón de votos. Entre medias, articuló la 'Declaración de Granada', una influyente propuesta para reformar la estructura territorial del Estado con los principios y técnicas del federalismo.

Tras abandonar la primera línea política volvió a la universidad para impartir clases de Química Orgánica en la Universidad Complutense de Madrid, por la que era doctor. Con todo, desde la familia socialista siempre se le valoró como uno de sus principales referentes, no solo por su experiencia, sino por su capacidad para gestionar la complejidad y su oratoria en la tribuna del Congreso.

Rubalcaba compaginó sus clases en la universidad con sus labores como miembro del consejo editorial del diario 'El País', en el que ingresó en 2016. Con la llegada de Soledad Gallego-Díaz a la dirección del periódico, se produjo su salida, junto al resto de externos, para que los miembros de este organismo fuese personal de la casa. Con Pedro Sánchez como presidente, Rubalcaba recibió su llamada para ofrecerle encabezar la candidatura socialista al Ayuntamiento de Madrid. Una oferta que finalmente rechazó porque quería seguir fuera de la primera línea.

Este miércoles sufrió un ictus y fue ingresado en estado grave en el hospital Puerta de Hierro Majadahonda (Madrid), el más cercano al municipio donde reside, donde fue operado de urgencia siguiendo los protocolos habituales, y posteriormente fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del centro. Según relataron a este periódico fuentes próximas al exministro socialista, su mujer, Pilar Goya, le encontró desorientado y se alarmó.

Muere Rubalcaba, el histórico dirigente que lo fue todo en el PSOE desde 1974

Los servicios médicos de urgencias de la Comunidad de Madrid recibieron el aviso a las 18:12 horas, en el que se alertaba de que un varón de 67 años había sufrido un desvanecimiento en su casa, como indicó a EFE un portavoz de Emergencias 112. Horas después se emitía un nuevo parte médico indicando que su estado había empeorado, calificándolo de "extrema gravedad". Las muestras de cariño y de ánimo se sucedieron desde el primer momento, desde la Casa Real hasta el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, su antecesor en el cargo, Mariano Rajoy, o la presidenta del Congreso, Ana Pastor, quienes contactaron con su esposa, Pilar Goya, para trasladarle su afecto.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
54 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios