En el juicio del 'procés'

Tensión en el Supremo: insinúan que Baena critica el 'procés' en redes con un seudónimo

La defensa de Junqueras puso sobre la mesa una cuenta desde la que se criticaba el 'procés' en los meses más duros y que se ha asegurado que era en realidad del teniente coronel

Foto: El abogado de Oriol Junqueras y Raül Romeva, Andreu Van den Eynde. (EFE)
El abogado de Oriol Junqueras y Raül Romeva, Andreu Van den Eynde. (EFE)

La pregunta se veía venir. El juicio del 'procés' arrancó el martes con la declaración del teniente coronel de la Guardia Civil Daniel Baena, un testigo al que el independentismo acusa de haber criticado el 'procés' desde una cuenta de Twitter en la que habría usado el seudónimo de Tácito. Tras más de hora y media con las acusaciones lanzando preguntas, el abogado de Oriol Junqueras y Raül Romeva, Andreu Van den Eynde, abrió el turno de las defensas, para lo que comenzó el interrogatorio poniendo la polémica cuenta sobre la mesa. Baena negó la mayor, pero la tensión se palpaba en la sala conforme Van den Eynde preguntaba y repreguntaba.

El letrado arrancó su intervención con una pregunta que descolocó tanto al testigo como a los abogados que se sentaban a su lado: "Usted, aparte de teniente coronel, ¿es licenciado en Ciencias Políticas?". Baena tardó unos segundos en responder que sí, tras lo que el abogado entró de lleno en la polémica: "Pediría por favor si se puede exhibir un documento, que es el documento 14 aportado por la defensa del señor Sànchez, que es una cuenta de Twitter que no coincide con su nombre. Para ver si la reconoce como suya...". El teniente coronel entendió entonces por qué le había preguntado por sus estudios: el usuario de la cuenta se presentaba como "politólogo".

"Ya sé por qué lo pregunta", respondió Baena. El abogado no pudo reprimir una sonrisa pensando que tenía al guardia civil contra las cuerdas: "¿Es usted usuario o propietario de...?". Ni siquiera le dio tiempo a terminar la pregunta. El testigo venía preparado y logró salir de la esquina del cuadrilátero: "No. Ahí ha habido una asociación con esa cuenta, puesto que yo tenía una cuenta personal y seguía a esa cuenta. Entonces una información se asoció a esa cuenta y se publicó eso. Ha sido desmentido a prensa, ha sido desmentido al Congreso, ha sido desmentido al Senado... No soy propietario de esa cuenta".

Pero Van den Eynde no estaba dispuesto a dar la batalla por perdida tan rápido. "¿Tenía acceso o utilizó esa cuenta en alguna ocasión?", repreguntó. Y la respuesta volvió a ser negativa. "¿Las conversaciones que esa cuenta mantenía con periodistas del mundo policial no las tuvo usted?", insistió. Y la respuesta volvió a ser negativa. "Sabe de qué estoy hablando, ¿verdad?", lanzó a la desesperada el letrado. Y Baena negó la mayor por tercera vez. Mientras tanto, en el otro extremo de la sala, los abogados de Vox cuchicheaban sobre la encerrona que estaban montando al testigo.

Con el guardia civil revolviéndose a cada pregunta, la defensa de Junqueras sacó la artillería: "¿Se acuerda de la fotografía que sale en el perfil? ¿De una serpiente enroscada?". En esta ocasión, el teniente coronel respondió que sí: "La he visto en prensa, que se vincula esa cuenta con mi nombre". El abogado había conseguido abrirse paso y ya no estaba dispuesto a soltar a su presa: "¿Esa misma foto usted la ha publicado en su Facebook personal el día 25 de agosto de 2015?". Con la voz entrecortada, Baena trató de defenderse: "No, no, no... O sea, no lo sé". Una respuesta ante la que Van den Eynde olió la sangre: "¿'No' o 'no lo sé'?". El teniente coronel trató de recuperar entonces la compostura: "Que no, que no".

Al abogado todavía le quedaba una bala en la recámara: "¿Y en su cuenta de Instagram personal?". Las dudas volvieron a reflejarse en la respuesta del guardia civil: "No, no lo sé... Es que no sé a qué foto se refiere". Llegados a ese punto, el tribunal optó por mostrar la imagen de la serpiente en pantalla, pero el testigo volvió a escudarse en su falta de memoria: "No lo recuerdo, pero yo creo que no, ¿eh?". El juez Manuel Marchena tomó entonces la palabra: "Más que 'cree' o 'no cree', es su perfil personal de Facebook...", argumentó el presidente del tribunal. "Subo muchísimas fotos y puede que haya utilizado fotografías que se han extraído de internet, pero de esa concretamente no lo sé, o sea creo que no", se disculpó el teniente coronel.

Tensión en el Supremo: insinúan que Baena critica el 'procés' en redes con un seudónimo

El abogado volvió entonces a su primera pregunta para cerrar el asunto: "¿Se fija que en el perfil es politólogo el tal Tácito?". El testigo respondió que sí. "¿No sabe quién es el usuario?", insistió Van den Eynde. "Lo que sí sé es que como soy licenciado en Ciencias Políticas y sigo a politólogos, periodistas, escritores... Porque me inquietan. Y ese perfil pues lo seguía". El abogado zanjó la cuestión con un escueto "muy bien". No hacía falta hacer más preguntas. La sombra de duda planeaba ya sobre la declaración del teniente coronel. Objetivo cumplido.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios