hoy se celebra la asamblea general

Vox busca candidatos puros: un comité vela por la ortodoxia ideológica de los elegidos

El adelanto de las generales ha provocado un terremoto añadido al que ya había en Vox, que tenía que localizar a más de un millar de aspirantes: dónde poner a las caras más visibles

Foto: Abascal, Ortega Smith y Espinosa en la puerta del Supremo el pasado 12 de febrero. (EFE)
Abascal, Ortega Smith y Espinosa en la puerta del Supremo el pasado 12 de febrero. (EFE)

El partido sorpresa de las últimas elecciones andaluzas centra ahora su atención de puertas para dentro. La mayor preocupación de su líder, Santiago Abascal, son las centenas de personas que ahora tienen que pasar a formar parte de la organización de modo más comprometido, para cumplimentar las listas de las elecciones generales y, sobre todo, de las municipales y autonómicas, donde el partido necesita más gente. Se trata probablemente del mayor reto que afronta la formación desde su nacimiento, un desafío que además tienen que resolver sus dirigentes en escasas semanas y que se ha visto aún más agitado tras el adelanto de las elecciones generales anunciado por Pedro Sánchez.

La cúpula de Vox tenía previsto dar a conocer los nombres de los candidatos a los comicios municipales y autonómicos a principios de marzo, pero el cambio de la cita con las urnas avanzado por el presidente del Gobierno trastocará previsiblemente esos planes. Hay una nueva fecha que requiere la atención urgente de los de Abascal, el 28 de abril, por lo que todo lo demás tendrá que esperar. El próximo martes, de hecho, los miembros del Comité Ejecutivo Nacional del partido decidirán sobre este extremo. Algunos candidatos que ya tenían casi seguro que su futuro pasaba por aspirar a una presidencia autonómica o a una alcaldía verán ahora alteradas sus previsiones y redireccionarán sus anhelos políticos hacia las Cortes Generales.

De momento, las fuentes consultadas aseguran que hay dos sensibilidades en la cúpula. Unos entienden que hay que mantener la mayor parte de los candidatos tal y como estaban planteados —que no anunciados oficialmente—, porque el partido ha trabajado en su imagen durante estos meses y sería absurdo echar por tierra este esfuerzo. Otros consideran, por contra, que se trata de los primeros espadas, los rostros más conocidos, y que como tales deberían encabezar las listas al Parlamento de España, donde se deciden las leyes con más repercusión ante los focos de los medios de comunicación nacionales.

Entre estas caras más populares estarían, además de Abascal, el secretario general, Javier Ortega Smith; el responsable de relaciones internacionales, Iván Espinosa de los Monteros; la máxima dirigente de la formación en Madrid, Rocío Monasterio; el vicesecretario y líder en Barcelona, Ignacio Garriga; la vicepresidenta Mazaly Aguilar o el gerente Enrique Cabanas. "No estoy seguro de dónde voy a estar", confiesa uno de estos protagonistas, que considera que la decisión también dependerá de lo que hagan los otros partidos. El traslado de un candidato muy mediático y temido a Madrid, dejaría un hueco que podría ser aprovechado por Vox, explican las mismas fuentes.

En paralelo a esta incertidumbre sobre el destino de las grandes figuras, avanza la de los nombres concretos que completarán la retahíla de famosos

En paralelo a esta incertidumbre sobre el destino de las grandes figuras, avanza la de los nombres concretos que completarán esta retahíla de famosos tanto en las listas al Congreso y al Senado como en las que tienen que conformar las candidaturas regionales y locales. En total, Vox necesita más de mil personas para presentarse a estos comicios tan seguidos. Desde el partido explican que tienen intención de presentarse, en las elecciones municipales, a todas las capitales de provincias y a muchas grandes ciudades en las que el partido ya tiene estructura; es decir, probablemente más de cien poblaciones que requieren de otras tantas listas de aspirantes. Temen, y por eso se muestran tan pendientes ahora, que haya afiliados que se han apuntado al partido para hacer daño y ahora tienen su oportunidad de acceder a las instituciones por esta vía, mediante la cual podrán perjudicar aún más.

La empresa es de tal envergadura que los pesos pesados Ortega Smith Cabanas liderarán un grupo de dirigentes del partido que, en colaboración con una empresa externa especializada en recursos humanos, decidirá qué aspirantes alcanzan el nivel deseado y cuáles deben quedarse por el camino. Los candidatos, en el caso de que salgan adelante los estatutos propuestos por la cúpula de Vox hoy en la asamblea general, serán designados por los comités provinciales del partido a dedo, sin pasar por primarias, y luego tendrán que contar con el visto bueno del mencionado comité de sabios que velará por la 'pureza' de todos ellos. "Deben compartir el ideario del partido", explican desde la formación, cuyos líderes han repetido hasta la saciedad que aquí lo importante no son los nombres, sino las ideas.

A la asamblea general asisten los delegados provinciales y la cúpula de Madrid; es decir, todos los que tienen algo que decir en esto de designar a esos más de mil aspirantes. En la cita, estos dirigentes aprobarán previsiblemente las cuentas anuales y los estatutos, lo que dará luz verde al mencionado procedimiento de nombramiento de candidatos. No habrá afiliados, que es la figura menos controlada por el comité de dirección, lo que limita considerablemente la posibilidad de que haya críticos que levanten la voz.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios