"Me cuesta encontrar el derecho que no se ha violado", dice

El abogado de Junqueras: "Se atenta contra la disidencia política"

Andreu Van den Eynde destaca que se ha conculcado hasta la libertad de culto, porque a Junqueras no le permitían ir a misa en prisión

Foto: Junqueras en el banquillo. (EFE)
Junqueras en el banquillo. (EFE)

El abogado de Oriol Junqueras ha abierto este martes el juicio del 'procés' con la exposición de las cuestiones previas y un claro alegato: "se atenta contra la disidencia política". Así ha calificado el procedimiento casi en el arranque de su informe para pasar a desgranar, a continuación, las violaciones que, a su entender, se han perpetrado contra los derechos fundamentales de los acusados a lo largo de la causa. "Me cuesta encontrar el derecho que no se ha violado", ha indicado enumerando la lista y destacado que se ha conculcado hasta la libertad de culto, porque a Junqueras no le permitían ir a misa en prisión. "Todos los que figuran en la Constitución española", ha enfatizado con una reclamación final: la libertad.

"Nos encontramos ante un juicio excepcional porque se han producido excepciones que afectan al núcleo duro de los derechos", ha indicado Andreu Van den Eynde, enumerando el "cercenamiento" de libertades como la de la defensa de la autodeterminación, la de expresión o el respecto a los derechos políticos. Ha incidido en que sus defendidos, el exvicepresident y el exconseler Raül Romeva, tienen así el derecho de defender la autodeterminación, que es sinónimo de paz y no de guerra. Están, además, amparados por la libertad de expresión, que rige "en la arena política" donde se permite la crítica e incluso son habituales expresiones de todo tipo, "incluso insultos como veces cada día en el Congreso". En este sentido ha defendido que "la cuestión catalana", existe y debe poder expresarse libremente.

"Lo que hacen los catalanes es protestar porque estamos excluidos de determinadas decisiones", ha agregado pidiendo "decencia" a la acusación y reclamando que se retiren de las pruebas las caceroladas y los cánticos. Ha asegurado, así, que el mismo 20 de septiembre, cuando se produjeron los hechos de la Consellería de Economía, lo que se desarrollaba en Barcelona era sólo eso, "una protesta".

Los derechos políticos han sido otro de los puntales de su argumentación. En su opinión, la suspensión de funciones que afecta a los diputados en prisión es "indebida" al igual que la forma en la que se abortó una investidura, la de Jordi Turull como president, por su entrada en prisión. "Se les ha estigmatizado" equiparándoles a los terroristas, ha lanzado, acusando al instructor de hacer un "uso intencional" de las palabras para 'marcarles'.

"Un vodevil procesal"

Van den Eynde ha aprovechado, además, para sacar a colación las denegaciones de entrega europeas. "No iba tan desencaminado el tribunal de Schleswig-Holstein", ha dicho y se ha referido, también, a la división del 'procés' en pequeñas causas diseminadas en distintos juzgados, como la Audiencia Nacional o el Juzgado 13 de Barcelona. "Esto es un vodevil procesal", ha asegurado para destacar en otro punto que se han producido "violaciones de derechos que hacen sonrojar".

Según el abogado, el procedimiento en pleno es "una causa general" abierto a partir de la instrucción del Juzgado de Barcelona que dirigía el fallecido Ramirez Sunyer, en la que se admitió -sin base- una querella de Vox que ha sido la que ha atraido al sumario del TS la presencia como acusación de los de Santiago Abascal. Un procedimiento "propectivo" del que procede toda la prueba atraida al alto tribunal y que lo contamina, por tanto. Su última crítica ha ido para la prisión provisional e insistido en la libertad de los procesados: "Podemos hacer un juicio distinto mañana", con todos libres, ha concluído su exposición.

Por su parte, el abogado del expresidente de la ANC Jordi Sànchez y de los exconsellers catalanes Jordi Turull y Josep Rull ha pedido a los magistrados que "hagan de jueces y "no de salvadores de la patria". Durante su exposición, ha dudado de la imparcialidad de los magistrados del Supremo, desde el presidente de la Sala de lo Penal, Manuel Marchena, hasta el juez instructor de la causa, Pablo Llarena. Ha hecho hincapié en la vinculación de algunos de ellos con la Asociación Profesional de la Magistratura (APM).

Pina ha hecho mención de una carta publicada en un medio de comunicación, en la que el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, aseguraba que el juez de instrucción de Barcelona (fallecido), que investigó los preparativos del referéndum ilegal, Juan Antonio Ramírez-Sunyer, había "cambiado el rumbo" de España y que era un "héroe nacional". "Son magistrados, no héroes nacionales", ha criticado el letrado, ironizando que esta afirmación hace pensar que los magistrados del alto tribunal están para "mantener la unidad de España". "Hagan de jueces, no de salvadores de la patria", ha pedido.

Además, ha insistido en dos extremos ya solicitados en los escritos de defensa: la necesidad de que se escuche a Carles Puigdemont como testigo -que el tribunal denegó por constar como investigado en el mismo procedimiento- y en el uso del catalán mediante la habilitación de traducción simultánea. Insistió también con la necesaria presencia del Rey o de un representante de la Casa Real. También salió a colación el exministro del Interior, José Ignacio Zoiso, cuya comparecencia pidió el abogado del exconseller Joaquim Forn.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios