cada abogado dispondrá de media hora para argumentar

Los doce políticos catalanes escogen un banquillo único frente al tribunal

El presidente abre la vista estableciendo los tiempos y turnos para la exposición de las cuestiones previas

Foto: Los acusados en el Tribunal Supremo. (EFE)
Los acusados en el Tribunal Supremo. (EFE)

El juicio por el proceso independentista en Catalunya arrancó este martes en el Tribunal Supremo con una imagen principal. Los doce procesados por delitos de rebelión, malversación y desobediencia han ocupado finalmente asientos en filas de tres, en el centro de la sala y frente al tribunal que preside Manuel Marchena. Se han decantado así por asistir al juicio separados de sus abogados pese a la oferta que les formularon los siete magistrados. El presidente ha arrancado la vista explicando cómo se procederá a la exposición de las cuestiones previas en un breve discurso que ha incluido numerosas referencias al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Cada parte tendrá 30 minutos para exponer sus argumentos.

[Siga en directo el juicio del procés]

Los presos han accedido a la sala de vistas de forma reservada. Protegidos por un biombo que tapaba su llegada de la vista del público, la prensa y sus familiares, han entrado en el salón de plenos donde se desarrollará el juicio. Sólo el expresidente de la ANC Jordi Sànchez, porta un lazo amarillo y el resto se ha decantado por el distintivo institucional en la solapa, su pin de 'consellers' que les identifica como miembros del Govern. En la sala les acompañarán sus familiares -por por cada uno menos la mujer de Cuixart que ha cedido una plaza a Òmnium Cultural- el presidente de la Generalitat Quim Torra, con un visible lazo amarillo en la solapa, y otros miembros del Govern y la cámara baja catalana.

Además, tras realizar una cola de varias horas, han logrado un asiento como público numerosos seguidores de Vox, algunos de ellos procedentes de puntos de toda España. Lo mismo ha sucedido con algunos observadores vinculados a International Trial Watch. Curioso el caso de un letrado belga que acudía con toga y puñetas que ha debido retirarse y que no habla castellano.

El exvicepresidente del Gobierno catalán Oriol Junqueras (izda) intercambia documentación con su abogado Andreu Van Den Eynde. (EFE)
El exvicepresidente del Gobierno catalán Oriol Junqueras (izda) intercambia documentación con su abogado Andreu Van Den Eynde. (EFE)

Apenas 15 meses después de iniciarse la investigación criminal contra los presuntos responsables de delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos relacionados con el referéndum ilegal del 1-O y la fallida Declaración Unilateral de Independencia (DUI) de 27 octubre de 2017, comienza así el juicio, con veinte minutos de retraso tras un complejo sistema de acreditaciones de acceso.

Expectación política

El inicio de las sesiones arranca con una expectación política y mediática sin precedentes pese a que la jornada, dividida en sesiones de y tarde, se dedicará en exclusiva a que las defensas de los doce exmandatarios independentistas, entre los que se encuentra el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, puedan exponer sus argumentos para intentar, en última instancia, la nulidad de todo el procedimiento judicial --las denominadas cuestiones previas--.

Los doce políticos catalanes escogen un banquillo único frente al tribunal

Para quien la Fiscalía pide más pena es para Junqueras, (que se enfrenta a 25 años de cárcel y otros tantos de inhabilitación por rebelión agravada por la malversación de fondos públicos), para la expresidenta del Parlament Carme Forcadell (17 años por rebelión) y para el expresidente de la ANC y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart (17 años por rebelión), todos ellos en prisión provisional, como los "principales promotores" del desafío soberanista.

Vuista del juicio. (Reuters)
Vuista del juicio. (Reuters)

También se encuentran en prisión preventiva varios exconsellers del último Ejecutivo de Carles Puigdemont como son los exconsellers de Interior Joaquim Forn, Presidencia Jordi Turull, Exteriores Raül Romeva, Territorio y Sostenibilidad Josep Rull, Trabajo Dolors Bassa ( iscalía reclama 16 años por rebelión y malversación para todos ellos). Para los consellers que están fuera de la cárcel --Meritxell Borrás, Carles Mundó y Santi Vila-- la Fiscalía pide penas de siete años de cárcel por delitos de malversación y continuado de desobediencia.

Respecto a las acusaciones de rebelión -sedición en el caso de la Abogacía del Estado- pivotarán sobre la acreditación o no de la violencia en el desarrollo de los hechos del otoño de 2017, que causaron una crisis política y social sin precedentes y provocaron que el Gobierno suspendiera por primera vez la autonomía de Catalunya mediante la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios