UN RIVAL SEGURO CONTRA EL ELEGIDO POR EL LÍDER

De la Rocha no se retira: "Es malo decir que hay que buscar candidatos entre famosos"

El veterano político señala que ha recibido muchas muestras de apoyo en las últimas horas, desde que se conoció que la apuesta de Sánchez para Madrid es el exseleccionador Pepu Hernández

Foto: El exdiputado socialista Manuel de la Rocha Rubí, el pasado 17 de noviembre. (EFE)
El exdiputado socialista Manuel de la Rocha Rubí, el pasado 17 de noviembre. (EFE)

Manuel de la Rocha Rubí (Madrid, 1947) sigue adelante. No se va a retirar. Él, un político veterano, exdiputado en el Congreso, exalcalde de Fuenlabrada, miembro de Izquierda Socialista, no es el candidato del aparato, ni el favorito. Ni el elegido por Pedro Sánchez. Pero sí cree que reúne aptitudes suficientes para ser el aspirante del PSOE al Ayuntamiento de Madrid, además de una trayectoria más que contrastada como cargo público y como activista en defensa de los derechos humanos. Y no se retira porque está recibiendo más apoyos. Aliento de sus compañeros, que le recomiendan que no desista y que mantenga el pulso abierto contra Pepu Hernández, el exseleccionador nacional de baloncesto ungido por el mismísimo presidente del Gobierno. Él va a intentar llegar hasta el final, porque está convencido de que no es bueno lanzar el mensaje de que "hay que buscar candidatos entre famosos", como si en la federación madrileña no hubiera un buen banquillo.

"Mantengo mi decisión de presentarme, sí", confirma De la Rocha sin rodeos, en declaraciones a El Confidencial. Por tres razones fundamentales, adelanta. La primera, que considera "bueno, muy bueno" para el PSOE que se despliegue un proceso de primarias y que este sea el momento para "debatir ante los madrileños acerca de qué modelo" tienen los candidatos y el partidos para "cada uno de los problemas de Madrid y para el futuro de una gran ciudad como esta". "Es hora de recuperar mucho tiempo perdido y las primarias son una oportunidad para ello si hacemos un debate franco y fraternal".

Segundo motivo: porque cree que él es un "buen candidato para Madrid, para resolver los problemas de la gente, para el PSOE y para los socialistas, para recuperar el voto que se fue perdiendo y diluyendo o que acabó yendo a otros partidos". "Tengo un buen conocimiento de Madrid, una perspectiva de qué hacer con ella. Y soy una persona con experiencia política y de gestión", incide. De la Rocha Rubí, aunque no tenga un alto índice de popularidad, sí es un dirigente muy conocido dentro del partido. Fue el primer alcalde de Fuenlabrada tras la restauración de la democracia (1979-1983), un municipio que desde entonces no ha cambiado de color político. Fue consejero madrileño de Educación entre 1983 y 1985, diputado en la Asamblea regional entre 1983 y 1991 y en el Congreso en tres legislaturas distintas, entre 1993 y 2015.

De la Rocha subraya que ha recibido muchos mensajes de apoyo en las últimas horas y pone en valor su larga trayectoria política y como activista


Pero, como él mismo destaca, también tiene "una vinculación muy fuerte con el mundo sindical como abogado de UGT", y ha participado en varias ONG: ha sido durante 20 años vicepresidente del Movimiento por la Paz (MDPL) de Paca Sauquillo y fue miembro del comité ejecutivo de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

"Máximo respeto" para Pepu

Razón número tres para De la Rocha. Esta: "Ya antes, pero sobre todo desde ayer por la noche [por el martes], cuando se supo la noticia, hasta ahora, he recibido cientos de mensajes de apoyo de muchos compañeros que me piden que me presente, que me apoyan, que me votan, que creen en el proyecto. El tuit que lancé para anunciar que seguía adelante recibió 39.000 visitas. Me dicen que soy un buen candidato a alcalde".

El exdiputado sostiene que él sí cree en la política y los partidos y pide "neutralidad" a los aparatos: "El PSOE cambió de cultura política" desde 2014

El dirigente socialista es elegante con quien será su rival presumiblemente más fuerte, Pepu Hernández. Le manifiesta su "máximo respeto", admite que no lo conoce aunque espera poder charlar con él y remarca que es una persona "con prestigio" en el ámbito del que procede, el del deporte. Pero advierte de que el PSOE ya no funciona como antes, cuando los dirigentes tocaban a corneta y las bases se han alineado. "Desde hace un par de congresos [desde 2014] el partido cambió de cultura política y a los candidatos los eligen las bases, no los designan los dirigentes, que han de ser neutrales", subraya De la Rocha, lanzando esa carga de profundidad tanto a Ferraz, la sede federal del PSOE, como a Buen Suceso, el cuartel general regional.

De la Rocha no se retira: "Es malo decir que hay que buscar candidatos entre famosos"

"Agradezco a Pepu que dé el paso, pero hay un mensaje que no comparto: la idea de que los mejores candidatos son los independientes. Tenemos un gran candidato a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, que lleva muchos años colaborando con el partido. Este mensaje de que dentro del partido no hay buenos candidatos y que hay que buscarlos entre famosos es malo. Es decir que dentro de los partidos no hay buenos candidatos y que hay que salir fuera, y que la militancia está para pegar carteles", reflexiona. Sin citarlo, señala lo que ocurre en Podemos, por la división entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. "Hay problemas también similares en la izquierda. Primar los proyectos personales o individuales a los de los partidos... Yo sí creo en la política, en los partidos, y por eso creo que ese no es un buen mensaje".

Las bases "tienen autonomía de criterio"

Es cierto que el tique elegido por Sánchez para el 26-M es cuando menos inusual, ya que ninguno de los dos, ni Gabilondo ni Hernández, tiene carné del partido. Y la sorpresa por la elección de un candidato a la alcaldía que nadie esperaba, sin ninguna vinculación previa con el PSOE, sin experiencia de gestión —a diferencia del exministro—, juega a favor de De la Rocha, ya que puede sumar a los descontentos con el proceder de Sánchez. Por eso el dirigente señala que siente ese "apoyo muy insistente y muy amplio" desde que trascendió que el ungido por el líder era el exseleccionador de baloncesto.

Pepu será apadrinado por Sánchez este domingo en el teatro de La Latina. La puesta de largo de De la Rocha será el día 19 en el Círculo de Bellas Artes

El próximo domingo, 3 de febrero, Sánchez presentará a Pepu Hernández en el teatro de La Latina. Le señalará como su candidato. Oficialmente. Justo para convencer a las bases de que es la mejor opción, de que es la alternativa pensada e impulsada por él, por el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE. Esa muestra de poderío, esa exhibición de músculo orgánico, no asusta a De la Rocha: "Yo también voy a presentar mi candidatura: será el 19 de febrero en el Círculo de Bellas Artes. Pepu y yo vamos a confrontar democráticamente, y los militantes decidirán quién es el mejor candidato para Madrid".

De la Rocha no se retira: "Es malo decir que hay que buscar candidatos entre famosos"

¿Y no hará mella en las bases la presión de saber que la apuesta del jefe del Ejecutivo es Pepu, y no él? "Los militantes tienen autonomía de criterio y de opinión. Escucharán a Pedro Sánchez, escucharán otros mensajes y tomarán una decisión libre. Ya pasó en las primarias de 2017: la candidata que tenía el favor de los aparatos [Susana Díaz] no ganó. Dejemos que se pronuncien los militantes de Madrid. Tenemos la decisión en nuestra mano".

Serán 5.000 los afiliados que tengan la palabra. El proceso arranca formalmente el 12 de febrero [aquí el calendario en PDF], cuando los que quieran liderar la lista habrán de presentar su precandidatura. Del 19 al 26 habrán de recoger los avales: se requiere la firma del 5% del censo. Si dos o más aspirantes pasan el corte, se enfrentarán en urnas el 9 de marzo. Si ninguno de ellos obtiene ese día más del 50%, habría una segunda vuelta entre los dos más votados el 16 de marzo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios