se disipan las dudas

Sánchez ficha a Pepu Hernández como candidato del PSOE para Madrid

El ex seleccionar nacional de baloncesto es finalmente el nombre que hará tándem con Gabilondo en las elecciones del 26-M. Ambos se conocían de la época del Estudiantes

Foto: El ex seleccionador nacional de baloncesto Pepu Hernández. (EFE)
El ex seleccionador nacional de baloncesto Pepu Hernández. (EFE)

La apuesta de Pedro Sánchez para el Ayuntamiento de Madrid ya tiene nombre. Se llama Pepu Hernández. El ex seleccionador con el que España ganó el campeonato mundial de baloncesto en 2006. Un candidato que en absoluto estaba en las quinielas dentro del partido y que el presidente había guardado con sumo celo. Un hombre de fuera de la política para intentar hacerse con una plaza estratégica y para una carrera que los socialistas inician con los peores presagios, pudiendo quedar últimos.

El nombre de Hernández lo adelantó La Sexta y lo pudo confirmar este diario de fuentes del entorno del presidente. Porque es él quien ha decidido. No José Manuel Franco, el secretario general del PSOE-M. Pero ahora se tendrá que someter al escrutinio de las primarias entre los militantes, y con una federación tan convulsa y complicada como la madrileña, no será un paseo extremadamente sencillo, aunque resulta difícil pensar que las bases enmienden al presidente del Gobierno. Por lo pronto, tendrá un rival asegurado, el exalcalde de Fuenlabrada y exdiputado nacional Manuel de la Rocha Rubí, miembro de Izquierda Socialista.

El fichaje resulta totalmente sorprendente. Pero no lo es tanto para quien conozca la trayectoria vital del jefe del Ejecutivo y su pasado como deportista. Sánchez y Pepu Hernández se conocen del Estudiantes. El presidente fue patrono de la fundación y Hernández también está muy vinculado al club de baloncesto madrileño. Los que tienen contacto con él lo definen como un tipo culto y preocupado por causas sociales. Histórico entrenador del Estudiantes y seleccionador nacional de baloncesto, hizo a España campeona del mundo en Japón.

"Nunca se deja de pertenecer al Estudiantes", dijo Pepu en 2014 al presentar a Sánchez en un desayuno y glosar los valores del club de básket


Hernández, de hecho, presentó a Sánchez en un desayuno informativo en 2014. En la primera vida del madrileño como secretario general. Entonces Pepu resaltó algunas cualidades del recién elegido entonces líder del PSOE: los valores del esfuerzo, la humildad y el trabajo en equipo. Eran las "sensaciones" y las "convicciones" con las que creía que ambos se identifican por sus biografías comunes en el Estudiantes y en el instituto Ramiro de Maeztu. "Nunca se deja de pertenecer al Estudiantes", dijo aquel día, hay un "espíritu" compartido por los que forman parten del club. El ex seleccionador recordaba que no solo tenía valor en su formación el triunfo, sino también otras cualidades como el trabajo en equipo, la solidaridad, la amistad, la seguridad basada en el entrenamiento, la capacidad para tomar decisiones rápidamente. "Ser líderes de nosotros mismos" para luego liderar equipos o un país, señaló.

Mutismo de los últimos días

Esas palabras de 2014 hoy resultan casi proféticas y hacen fácil deducir por qué lo ha elegido Sánchez. El presidente, no obstante, podrá explicar sus razones en la única rueda de prensa prevista en toda la semana, la que mantenga este miércoles en Ciudad de México con el mandatario del país, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador. El momento de la filtración, pues, ha sido cuidadosamente elegido por su equipo más cercano.

La apuesta es totalmente del presidente para una plaza estratégica, y ni siquiera ha estado en el centro de las conversaciones el líder del PSOE-M

El jefe del Ejecutivo ha conducido el último tramo de la búsqueda de candidato para Madrid con sumo sigilo. Hacía algo más de dos semanas que fuentes próximas al secretario general limitaban la lista de nombres a un pequeño puñado: la ministra de Industria, Reyes Maroto; el delegado del Gobierno en la Comunidad, José Manuel Rodríguez Uribes; la exministra de Vivienda Beatriz Corredor, incluso el secretario general de la Presidencia del Gobierno, Félix Bolaños. Pero cuando ya las cartas parecían más marcadas para Maroto, sobrevino el apagón informativo.

Mutismo absoluto. Sánchez, no obstante, sí trasladó a algunos de sus ministros y a miembros de Ferraz que ya tenía cerrada la propuesta y que sería una sorpresa. Entonces ya parecían descartadas Maroto y Corredor. Pero no aparecía el nombre del elegido. Ni siquiera Franco ha estado al tanto del devenir de las conversaciones, aunque sí tuvo constancia, hace dos semanas, de que él era una de las "posibilidades" que manejaba Sánchez. El presidente le había advertido al líder del PSOE-M que le trasladaría el nombre una vez que lo tuviera atado. Y así ha sido. Se lo dijo en la noche del lunes, horas antes de partir de viaje hacia República Dominicana. Lo hizo, además, dos semanas antes de que arranque formalmente el proceso de primarias.

Encuesta de Invymark para Telemadrid de estimación de voto para el Ayuntamiento de Madrid de enero de 2019.
Encuesta de Invymark para Telemadrid de estimación de voto para el Ayuntamiento de Madrid de enero de 2019.

La filtración del nombre llega la víspera de una ejecutiva regional convocada por Franco y apenas horas después de que Telemadrid difundiese una encuesta para el Ayuntamiento que situaba a los socialistas como quinta fuerza, por detrás incluso de Vox. Las elecciones locales del 26-M las ganaría Más Madrid, la formación de la alcaldesa, Manuela Carmena, aunque con un peor resultado respecto a 2015. La segunda posición quedaría para Ciudadanos (22,7%, 11,3 puntos más), la tercera para el PP (21,8%), la cuarta para el partido de ultraderecha (12,8%), que tampoco tiene candidato, y la última para el PSOE, con un 12,6%. Los comicios de 2015 ya fueron malos para los socialistas, ya que, con Antonio Miguel Carmona como cabeza de cartel, obtuvieron un 15,28% de los sufragios, cayendo al tercer escalón del podio.

El exseleccionador tendrá que afrontar unas primarias en las que ya ha anunciado que se presentará el veterano Manolo de la Rocha Rubí

Pepu Hernández, si finalmente pasa el filtro de las primarias, tendría el cometido de vencer en las encuestas y resituar al PSOE en el consistorio. Pero también habría de sumar votos para la Comunidad de Madrid. El candidato regional es Ángel Gabilondo, y con él tendrá que hacer tándem de cara al 26-M. El exministro también fue impuesto por Sánchez en 2015, cuando defenestró a Tomás Gómez, pero era un hombre apreciado en el partido por su gestión en el Gobierno y hoy su autoridad, aun sin carné del PSOE, es incuestionable. Sánchez, no obstante, sí consigue impactar a la federación y a la opinión pública, justo en un momento de depresión de la izquierda por la ruptura de Podemos con Íñigo Errejón.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios