apunta pagos masivos en metálico en las plazas

Los Papeles de Bárcenas del toreo: investigan la agenda de Perera con pagos en 'cash'

Una agenda manuscrita es clave en la acusación de Hacienda por fraude fiscal y pagos en B. Los empresarios de las plazas y la defensa niegan los pagos anotados en metálico

Foto: La agenda de Perera con los cobros. (EC)
La agenda de Perera con los cobros. (EC)

Una agenda tiene en vilo desde hace casi seis años al mundo del toreo. Escrita de puño y letra del torero Miguel Ángel Perera, está incorporada a la causa judicial que desde 2013 instruye un juzgado de Villafranca de los Barros (Badajoz) contra el torero por presunto fraude fiscal. Allí el diestro apuntó pagos de sus corridas por las principales plazas de España en 2009 mediante cheque y en efectivo. Hacienda considera que estos últimos son pagos en B. Para la defensa, eran solo "expectativas de cobro", y para aclararlo han declarado decenas de empresarios taurinos. Estos son los papeles de Bárcenas del toreo.

Eran los años dorados de Miguel Ángel Perera. Hace una década, el torero pacense era el número uno en el escalafón. Con menos de 26 años, el diestro toreó 87 corridas en 2009 y el negocio iba viento en popa. El toreo es una industria en la que se gana dinero si estás en lo más alto, y con esos volúmenes de negocio la contabilidad es importante. Perera mantuvo de su puño y letra una agenda con los pagos que recibía de cada corrida.

Son 78 corridas anotadas en tres páginas de una agenda telefónica. Es algo rudimentario, que incluye los típicos rayajos para desatascar la tinta reseca de ese boli que se resiste a escribir. Allí, Miguel Ángel Perera va anotando todo lo que cobra por torear en 2009 —o eso es lo que considera Hacienda—. "Olivenza: pagaré 27.840€ + efectivo 24.000€. Ubrique: cheque 11.600€ + efectivo 8.000€. Valladolid: cheque 41.760€ + 30.000€ efectivo....".

El documento apunta que el mundo del toreo paga sistemáticamente en 'cash' una parte del caché de los toreros. En algunos casos, los pagos en efectivo son mayores que los oficiales, que sí incluyen el IVA. Esta es una de las pruebas principales que maneja el juzgado de instrucción número 1 de Villafranca de los Barros (Badajoz) contra el torero Miguel Ángel Perera, denunciado por delito fiscal. Según Hacienda, defraudó 1,6 millones de euros en 2009 y 2010 usando su sociedad Pertaurus.

La Audiencia de Badajoz destaca "especialmente una agenda donde constan referencias a pagos en efectivo recibidos por el torero"


Cuando la defensa del torero ha pedido archivar la investigación, la Audiencia Provincial de Badajoz ha destacado que este documento es clave para proseguir con la instrucción. Señala, entre las pruebas que se manejan, "especialmente una agenda donde constan referencias a pagos en efectivo recibidos por el torero por las corridas en las que participó en el año 2009". Así lo hizo el pasado mes de octubre. La instrucción está terminada a la espera de que acusen la Fiscalía y la Abogacía del Estado. La defensa ha intentado que el caso vuelva a la vía administrativa.

La agenda, a la que ha tenido acceso El Confidencial, forma parte de las diligencias en el juzgado. Algunas plazas de primera categoría son las únicas en las que no aparecen pagos en efectivo. Una de estas, la de Pamplona, por ejemplo, le pagó 295.580 euros por dos corridas con un cheque. Logroño también paga, siempre según la agenda, con un cheque. Esos son pagos rastreables por Hacienda. En la causa constan "recibos de cobro en efectivo firmados por el apoderado del imputado, con su comisión calculada conforme a los ingresos totales percibidos por Pertaurus (tanto los contabilizados como los cobrados en efectivo)". La causa también incluye, según fuentes jurídicas, numerosa documentación sobre la contabilidad del torero.

Por el juzgado se han sucedido las declaraciones de empresarios que niegan que hicieran esos pagos

Fuentes de la defensa de Perera restan cualquier valor al manuscrito. "No tiene nada de pago en efectivo". "No son apuntes de cosas cobradas sino que son expectativas de lo que se podía cobrar, una planificación de la temporada, y esa es parte de la discusión con Hacienda". Como en los papeles de Bárcenas, los empresarios de las plazas han sido preguntados por el juzgado, lo que explica la instrucción durante años. "Han preguntado a todos los empresarios y dicen que no han pagado eso. La gente que aparece ahí que ha pagado esas cantidades según Hacienda lo ha negado", explican fuentes de la defensa del torero. Banderilleros, picadores, apoderados y otras gentes del mundo del toreo han desfilado por Villafranca de los Barros, un pueblo de Badajoz de 13.000 habitantes en el que el caso ha pasado bajo el radar hasta que lo desveló este diario.

Desde la Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (Anoet) responden que no tienen comentarios que hacer. La asociación engloba las plazas de primera categoría y algunas de segunda. Es cierto que, según la agenda, grandes cosos como Bilbao, San Sebastián, Pamplona, Logroño, Salamanca o Nimes solo pagan con cheque, lo que equivaldría a dinero declarado y con IVA. Por ejemplo, las tres corridas que toreó en Madrid ese año están anotadas con tres cheques (dos de 136.800 euros y uno de 191.520) y tres pagarés (dos de 30.000 euros y uno de 42.000 euros). Es presumible que eso estuviera declarado. Pero en plazas menores, siempre según el documento que investiga el juzgado, el dinero en efectivo corre abundantemente.

Miguel Ángel Perera, el pasado abril en Arlés (Francia). (EFE)
Miguel Ángel Perera, el pasado abril en Arlés (Francia). (EFE)

Hace una década, Hacienda abrió inspecciones a toreros por el uso de sociedades profesionales. Entraban dentro del mismo cajón que presentadores de televisión, actores, abogados y otros profesionales liberales que usaban estas sociedades para tributar por el impuesto de sociedades, que es aproximadamente la mitad que el del IRPF. La Agencia Tributaria consideraba que los toreros que no se pagaban un sueldo al precio de mercado estaban defraudando. El mundo del toro ha defendido su gran contribución a las arcas públicas frente a los ataques de los animalistas.

Perera usó una sociedad para cobrar sus corridas, 160 entre los años 2008 y 2009, una cifra enorme. Esta firma, Pertaurus, facturó 3,32 millones en 2008 y 3,92 millones en 2009, según las cuentas depositadas en el registro. Su actividad es la "organización, contratación y ejecución de corridas de todos y rejones". Hacienda ha sancionado a varios de los diestros más famosos, pero el caso de Perera es singular por estar en vía penal. La explicación está en los papeles de Bárcenas del toreo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios