"Apenas hubo supervivencia"

La joven Laura Luelmo murió antes de cumplirse ocho horas desde la agresión

El informe forense asegura que la joven fue "agredida, golpeada y, sin evolucionar mucho las heridas, se produce el fallecimiento", que se ocurrió solo unas horas después de ser atacada

Foto: Jóvenes del instituto de la localidad onubense de Zalamea la Real colocan carteles realizados por ellos mismos en repulsa por la muerte de la joven zamorana Laura Luelmo. (EFE)
Jóvenes del instituto de la localidad onubense de Zalamea la Real colocan carteles realizados por ellos mismos en repulsa por la muerte de la joven zamorana Laura Luelmo. (EFE)

Un mes después del fallecimiento de Laura Luelmo, la joven zamorana de 26 años asesinada en El Campillo (Huelva), se han revelado los resultados de los análisis forenses que determinan cómo fue su muerte. Si bien en un principio se dio un margen de hasta dos días para datar su fallecimiento entre el día en el que desapareció -el 12 de diciembre- y cuando fue encontrada cinco días después, las pruebas afirman que murió antes de cumplirse ocho horas desde la agresión.

Según publica 'El País', que ha tenido acceso al informe forense, Luelmo apenas sufrió, ya que "los estudios realizados en los tejidos son muy precisos y muestran que apenas hubo supervivencia, murió casi en el acto, desde luego antes de que transcurrieran las primeras ocho horas desde que sufrió la agresión". El informe no deja lugar a dudas de que la joven fue "agredida y golpeada" y que "sin evolucionar mucho las heridas, se produce el fallecimiento".

En los resultados preliminares de la autopsia que se conocieron poco después de ser encontrado el cadáver el 17 de diciembre, se señalaba que pudo haber sufrido una larga agonía y morir entre el segundo y el tercer día después de su desaparición, algo que estos últimos análisis contradicen. "Apenas hubo supervivencia, ya que los tejidos afectados por las lesiones apenas han evolucionado, es decir, no hubo apenas ningún intento de su organismo para reparar las graves heridas hemorrágicas que sufría", explican fuentes próximas a la investigación a 'El País', que remarcan que la agresión fue "muy cercana" al tiempo del fallecimiento.

Estos resultados apuntalan la versión de la Guardia Civil, que siempre mantuvo la tesis de que el asesino confeso, Bernardo Montoya, la golpeó contra el suelo de su casa y que la profesora murió el mismo día de su desaparición y que no pasó la noche del 12 al 13 en esa casa. La principal hipótesis de la Guardia Civil sostiene que, tras el golpe que propinó Montoya a Laura en la cabeza, éste la introdujo en su coche y la llevó al campo, lugar donde se produjo la agresión sexual.

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Valverde del Camino (Huelva) decretó el pasado sábado 2 el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para Bernardo Montoya. La jueza lo investiga, por el momento, por los delitos de asesinato, detención ilegal y agresión sexual.

En todo este tiempo la familia de la joven ha pedido el mayor de los respetos e intimidad para afrontar este trágico acontecimiento de la pérdida irreparable de Laura Luelmo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios