tras garantizar que aceleraría los trámites

El Gobierno reconoce ahora que no puede retirar la medalla pensionada a Billy el Niño

El Ejecutivo sigue buscando fórmulas para poder revertir las prevendas de que goza González Pacheco y, "si fuere preciso, la entrega de condecoraciones y recompensas"

Foto: Vista de extradición en la Audiencia Nacional del exinspector Juan Antonio González Pacheco, 'Billy el Niño', reclamado por Argentina por torturas en el franquismo. (EFE)
Vista de extradición en la Audiencia Nacional del exinspector Juan Antonio González Pacheco, 'Billy el Niño', reclamado por Argentina por torturas en el franquismo. (EFE)

El presidente Pedro Sánchez se comprometió el pasado mes octubre, durante una sesión de control al Gobierno en el Congreso, a retirar la medalla al mérito policial a Antonio González Pacheco, alias 'Billy el Niño', acusado de torturas durante el franquismo. Ante la presión del líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, el jefe del Ejecutivo le respondía en sede parlamentaria que podía "garantizar" que el Ministerio del Interior "está trabajando de manera intensa para poder realizar esos cambios de la manera más pronta posible y con la máxima seguridad jurídica". Una medida que ambos ya habían negociado tras su primer encuentro en la Moncloa para impulsar el acuerdo presupuestario que firmaron posteriormente, incluyendo cambios en la Ley de Memoria Histórica para quitar la medalla y la pensión "al torturador" Billy el Niño. Ahora, desde el Gobierno se reconoce que todavía se están buscando las fórmulas para poder revertir esta situación.

A través de una respuesta escrita a la diputada de Bildu Marian Beitialarrangoitia, fechada este mismo lunes, se reconoce que "actualmente no se han retirado este tipo de condecoraciones a ninguna persona; y de acuerdo con la normativa reguladora de la materia, no está regulada la posibilidad de retirada de las mismas". El Ejecutivo sí se muestra favorable, en cambio, a "buscar las fórmulas legales para poder revertir" las prevendas de las que goza González Pacheco y "si fuere preciso, la entrega de condecoraciones y recompensas", dejando en el aire este último compromiso. Desde la formación independentista vasca han lamentado que el Gobierno no vaya a actuar de oficio ante casos similares y que se resigne afirmando que "no está regulada la posibilidad de retirada".

Estas fórmulas que baraja el Ejecutivo pasarían por introducir enmiendas a la reforma de la Ley de Memoria para regular la retirada de condecoraciones como la medalla y la pensión. Se añadirá así una disposición que "ordene la retirada" de este tipo de condecoraciones cuando el afectado haya incurrido "en conductas manifiestamente incompatibles con la distinción recibida".

El Ejecutivo asegura que se está procediendo a estudiar y analizar "el actual marco normativo regulador de las condecoraciones y recompensas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con el firme propósito de poder alcanzar un consenso en la materia, donde el concepto de ejemplaridad pueda estar expresamente definido y se eviten casos como el que nos ocupa".

No se da cuenta de los trabajos para desarrollar un real decreto que deje las manos libres para retirar estas condecoraciones. De hecho, los supuestos para la retirada que contemplarían los borradores de la nueva ley fueron puestos en entredicho por su ambigüedad y por que se abriese la puerta a que los policías que pierdan su medalla —muchas de las cuales llevan aparejada una pensión— recurran contra la decisión del Gobierno, como publicó este diario.

En el caso de Billy el Niño, además, una de sus cuatro medallas está prácticamente blindada, porque ganó en una sentencia la condecoración y el Gobierno nunca la recurrió. Finalmente, un decreto ley no puede ser para una sola persona, así que tiene una redacción genérica aplicable a multitud de policías que se hayan visto salpicados por escándalos, generando así fuertes suspicacias que ahora habrían llevado al Gobierno a dar marcha atrás.

González Pacheco ostenta una medalla de plata al mérito policial desde julio de 1977. Fue un destacado miembro de la Brigada Político Social de la policía franquista que ha sido acusado en reiteradas ocasiones de llevar a cabo torturas durante los interrogatorios en las comandancias policiales y ha recibido también querellas individuales de víctimas que le señalan por crímenes contra la humanidad en relación con un delito de torturas, como la interpuesta en 2017 por Luis Suárez-Carreño, exmilitante de la Liga Comunista Revolucionaria, o la presentada el pasado noviembre por Felisa Echegoyen Castañedo, que fue archivada por el Juzgado de Instrucción número 39 de Madrid tras considerar que no existía delito de lesa humanidad y que la tortura había prescrito.

El pasado mes de octubre, la Jefatura Superior de Policía de Madrid abrió un expediente disciplinario a José Manuel Mariscal de Gante, jefe de la comisaría de Ciudad Lineal, por considerarlo el responsable de la invitación a González Pacheco al acto del Día de la Policía en la comisaría de este distrito madrileño. Pedro Sánchez había señalado, tras revelarse la foto del expolicía en dichos actos, que se sentía "avergonzado" y que esperaba una sanción "lo más ejemplar posible" para el jefe de la comisaría responsable de su invitación.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios