por las adjudicaciones irregulares

Álvarez-Cascos se desmarca de los negocios de Aena y Gürtel: "Tenían plena autonomía"

En su estapa al frente de Fomento, Aena dio contratos a Correa por valor de 2 millones, pero él ha argumentado que "jamás había tocado el Gordo en Sort y siendo yo ministro tocó dos veces"

Foto: El exministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos (d), desde el monitor de la sala de prensa durante su comparecencia en la Audiencia Nacional. (EFE)
El exministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos (d), desde el monitor de la sala de prensa durante su comparecencia en la Audiencia Nacional. (EFE)

La Audiencia Nacional ha reanudado este lunes el juicio sobre las presuntas adjudicaciones irregulares de AENA a empresas de Francisco Correa, cabecilla de la trama Gürtel, con la declaración como testigo del exvicepresidente y exministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos. Durante su comparecencia, el político ha valorado la grabación en la que Correa explica que llevó 1.000 millones de pesetas a Bárcenas por adjudicaciones de Fomento cuando él era ministro, asegurando Álvarez-Cascos en este sentido que "es una afirmación falsa".

Preguntado sobre por qué durante su etapa al frente de Fomento se dieron contratos a empresas de Correa por valor de más de 2 millones de euros, situación que no se había producido antes, Álvarez-Cascos ha argumentado con sorna que "jamás había tocado el Gordo en Sort y siendo yo ministro tocó dos veces". El exvicepresidente se ha desmarcado así de la trama y ha defendido que "Aena tenía un presidente, un consejo de administración, una estructura jerárquica y, por tanto, tenía plena autonomía".

El exministro de Fomento ha comparecido como testigo a petición de la acusación ejercida por la Asociación de Abogados Demócratas por Europa, pero en su comparecencia ha insistito en que no tuvo influencia alguna en la adjudicación de contratos. Según ha sostenido, durante su etapa incluso modificó los pliegos de condiciones y el Tribunal de Cuentas reconoció que el nuevo sistema mejoró la concurrencia, la transparencia y el automatismo. "En mi época era inverosímil e imposible dar obras para obtener comisiones porque el sistema lo impedía", ha defendido.

La Fiscalía Antocorrupción, sin embargo, apunta a que Correa obtuvo veintidós contratos de AENA entre 2001 y 2002, dedicados la mayor parte de los mismos a ferias como Fitur y Expo Ocio, en las que no se produjo concurso público alguno. El valor de los mismos asciende a más de 2,3 millones de euros y generaron un beneficio de 283.000 euros al cabecilla de la trama Gürtel. A cambio, el ministerio público sospecha que el exidrector de Comunicación de Aeropuertos Españoles y Navegació, Ángel López de la Mota, y uno de sus trabajadores, José María Gavari, recibieron 95.363 y 166.316 euros respectivamente, por lo que pide entre siete y diez años de prisión para ellos.

En lo que se refiere a kis encuentros de Álvarez-Cascos con Correa, para el que la Fiscalía pide 10 años de prisión en esta pieza, el exvicepresidente ha explicado que se limitó a los servicios que contrató de su agencia de viajes: "Con Correa tuve relación en el PP porque usé su agencia de viajes para mis viajes particulares hasta el año 1995, pero no por ninguna razón especial". Sobre cómo pagó dichos viajes, Álvarez-Cascos ha afirmado que "seguro que sería mediante transferencias de mis cuentas corrientes", versión que, según sus palabras, puede acreditar "si fuera necesario".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios