en el barrio de salamanca

Tensión, tarde y en secreto: así transcurrió la reunión de Vox con el PP en pleno Madrid

"Las comisiones negociadoras de Vox y PP siguen negociando al no haber alcanzado aún un acuerdo", se limitaron a señalar desde el partido de Abascal tras seis horas de reunión

Foto: Teodoro García Egea y Javier Ortega Smith. (PP)
Teodoro García Egea y Javier Ortega Smith. (PP)

La reunión entre los representantes de Vox y del PP ayer —en una céntrica ubicación de Madrid que ninguna de las partes reveló— fue seguida con enorme expectación por dirigentes políticos y votantes, que ven en ella el inicio de la nueva línea de gobierno que podría marcar no solo la Junta de Andalucía sino también las próximas elecciones municipales, autonómicas y europeas. En estas últimas citas se verá, de hecho, si la irrupción de la nueva formación política presidida por Santiago Abascal se queda en una anécdota regional o realmente logra implantarse en las instituciones españolas.

Sin embargo, los interesados tendrán que esperar un poco más. Ayer, los negociadores de Vox y PP no consiguieron llegar a ningún acuerdo, a pesar de haberse reunido durante más de seis horas (de las que estuvieron cinco reunidos y el resto en receso). Ambas partes trasladaron que de momento no había pacto alguno y que debían seguir hablando. "Las comisiones negociadoras de Vox y PP siguen negociando al no haber alcanzado aún un acuerdo", se limitaron a señalar desde el partido de Abascal, que mantuvo un intenso hermetismo durante toda la jornada, hasta el punto de no confirmar la hora del encuentro hasta que este hubo empezado.

El secretismo se mantuvo también durante la cita e incluso después, cuando ni siquiera trascendió el lugar exacto en el que se celebró la reunión, que según ha podido saber El Confidencial tuvo lugar en un punto del madrileño barrio de Salamanca cercano a la sede de Vox en la calle Diego de León. El silencio solo fue interrumpido por un comunicado emitido por Vox en el que daba a conocer los 19 puntos que la formación utiliza de base de su programa para negociar y por el tuit que el propio Abascal publicó una vez finalizada la reunión para valorar las proposiciones.

Un pequeño error de cálculo impidió que Vox remitiera a los medios el mencionado escrito con las 19 demandas que el partido verde quería utilizar como punto de partida de sus conversaciones. El documento llegó media hora después de que se iniciara el encuentro, que comenzó pocos minutos antes de las 17:00. Media hora más tarde, todos los diarios se hacían eco de esos 19 apartados, que incluían la colaboración por parte de la Junta de Andalucía para expulsar a 52.000 inmigrantes, la creación de una Consejería de Familia o la supresión de las leyes de Igualdad, de Memoria Histórica o de Violencia de Género, entre otras iniciativas.

​En mitad de la reunión

El escrito de Vox fue inmediata y duramente respondido por el Partido Popular, a pesar de que sus delegados de la negociación —el secretario general, Teodoro García Egea, el vicesecretario de Organización, Javier Maroto, y la vicesecretaria de Comunicación, Marta González— se encontraban ya reunidos en el centro de Madrid con los representantes de la formación de Abascal, que eran su secretario general, Javier Ortega Smith, el miembro del comité ejecutivo nacional Rafael Bardají y el del comité ejecutivo de Sevilla José Francisco Contreras.

Los populares tacharon de "inaceptable" el escrito presentado por Vox como base para empezar a negociar el programa del futuro Gobierno andaluz. "Demuestran que no quieren un acuerdo", valoraron fuentes populares consultadas por El Confidencial, que añadieron que "los puntos son un auténtico despropósito que el PP no puede respaldar". Ninguna de las dos formaciones, sin embargo, se posicionó tras las seis horas de conversaciones, que continuarán hoy.

No son "órdagos"

Fuentes consultadas por El Confidencial confirman que los 19 puntos de Vox fueron preparados por un grupo de dirigentes del partido, entre los que se encontraba Ortega Smith, con el fin de presentar un documento de partida en la reunión. Las mismas fuentes aseguran que hasta prácticamente el último momento los que lo elaboraron estuvieron haciendo modificaciones. Explican que inicialmente había más propuestas, pero que finalmente muchas se cayeron hasta quedar las mencionas 19 iniciativas.

Son propuestas para negociar y no órdagos. Tenemos el derecho y el deber de hacerlas. No pretendemos contentar a todo el mundo

No en vano, el propio Abascal aclaró al finalizar la reunión que los puntos no son condición 'sine qua non' para que su partido apoye al PP, sino un punto de inicio. "Son propuestas para negociar y no órdagos. Tenemos el derecho y el deber de hacerlas. No pretendemos contentar a todo el mundo, pero tampoco engañar a nadie. Y así seguiremos, representando a los 400.000 andaluces que nos han dado su confianza. Sin miedo, y sin pedir permiso", se expresó el líder de Vox.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios